viernes, 15 de agosto de 2008
¡Nos vamos de vacaciones!




Tulay se toma unos días de descanso, hasta el 10 de septiembre, con los que esperamos recuperar fuerzas y sobre todo disfrutar mucho de nuestra recién estrenada paternidad. Seguiré, si es posible, actualizando contenidos pero no con la regularidad con que os tengo acostumbrados. En cualquier caso el correo sigue activo para lo que queráis.

A toda la gran familia Tulay os deseo unas felices vacaciones y especialmente a las familias que esperan a su hijo, porque cuando os llegue el gran día os aseguro que vuestra vida cambiará mucho mucho y para siempre.

Un fuerte abrazo,

Enrique



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 12:00 p. m. | Permalink | 0 Comentarios

Problemas con el servidor



Como muchos de vosotros me estáis indicando desde hace unos días, no podéis descargar algunos documentos de la página de Tulay. El problema radica en el servidor donde están alojados dichos documentos (EE.UU.) que está aprovechando estas fechas para actualizar su web. Estoy seguro que en unos días estará solucionado. Os pido un poco de paciencia y si os corre mucha prisa escribir directamente al correo de Tulay (contacto@comunidadtulay.com).

Un abrazo y disculpad las molestias que os pueda estar ocasionando.










Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:00 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

Guerra de agua


Llega el verano y tenemos que ofrecer vídeos un poco más "refrescantes". En este que os traigo hoy podréis ver como se divierten 25 huérfanos de un orfanato de Manila. Se les ve completamente felices... aunque solo sea por unos minutos.







Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:00 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

jueves, 14 de agosto de 2008
El primer abrazo





Son las 7:30 de la mañana. Hace apenas una hora que estamos despiertos. En contra de lo que pensé, he dormido fenomenal, a pierna suelta, como un día cualquiera. Creo que uno de los motivos de esta aparente tranquilidad ha sido iniciar esta aventura acompañados. Mis padres han venido con nosotros y el destino también ha querido que unos cuantos familiares de mi mujer vivan exactamente aquí, en Legazpi. La capital de la región donde nació nuestro hijo. El día no parece acompañar demasiado. Nuboso y con riesgo evidente de lluvia, lo que acentúa aún más el calor sofocante de Filipinas. Estamos a 18 grados, pero en unas horas llegaremos a los 30. Estamos desayunando todos juntos en la cafetería del hotel.




Entre charla y charla me fijo en una mujer que está de pie en la recepción del Hotel. Nada más verla mi corazón se aceleró. Tiene que ser ella. La representante del Orfanato que viene a buscarnos. Poco después sabríamos que es la directora del Centro. Tiene una mirada seria, distante. La misma mirada que nos acompañaría durante los 4 días que estuvimos en Legazpi y durante los cuales no nos dejó a sol ni a sombra. Quería comprobar que su “niño” estaría bien cuidado. Los filipinos aman y quieren a sus hijos más de lo que imaginamos.

Nuestra gran aventura estaba a punto de comenzar. Una aventura soñada desde hacía mucho tiempo que por fin se hacía realidad. Por fin conoceríamos a nuestro hijo. Atrás quedan angustias, lloros, incertidumbres y muchos nervios contenidos. Todo eso ya carece de importancia. Está totalmente olvidado.

La directora nos informa que un coche nos espera en la puerta. Instintivamente nos miramos mi mujer y yo, dibujamos una sonrisa en nuestras caras y por arte de magia el ritmo de vida que hasta entonces había transcurrido lento y sosegado, comenzó a acelerarse y ya nunca más se ha frenado hasta el momento. Volvemos corriendo a la habitación, repasamos todo lo que pensábamos llevar al orfanato (caramelos, ropa para nuestro hijo, dinero para los trámites, los papeles legales, etc.) y volvemos a la recepción.

En ese momento llegaron al hotel los familiares de mi mujer que también nos van a acompañar. Mientras que en España el hecho de adoptar un niño es algo bastante frecuente, en Filipinas es extraño. La gran mayoría de niños son adoptados por extranjeros y muy pocos permanecen en familias filipinas. Quieren saber como es un orfanato y como se encuentran todos esos niños privilegiados que han sido rescatados del abandono y del olvido. Intentan disimularlo, pero se que están tan nerviosos o más que nosotros.

Son las 8 de la mañana y la “comitiva” está preparada. Tres coches todoterreno. En uno viajamos nosotros con mis padres y la directora del orfanato y en los otros dos el resto de familiares. Sonrío al pensar lo afortunados que somos al estar en este momento tan arropados, al otro lado del mundo. Sé que no todas las familias opinan igual, que prefieren que éste sea un momento íntimo y personal, pero yo al menos lo prefiero así. Estamos disfrutando plenamente del viaje y las “nuevas tareas” son aprendidas gracias a los sabios consejos de las personas que nos criaron a nosotros. Exactamente igual que si se tratara de un embarazo.




Salimos del hotel y justo delante de nosotros vemos el volcán Mayón. Apenas me separan 10 kilómetros de su imponente y oscura figura, de 2400 metros de altura, que cada año añade nuevas víctimas a su triste historial de volcán activo. Pocos días antes de que nuestro hijo naciera entró en erupción y mató a 300 personas. Es el señor de la vida y muerte de esta región y su chimenea escupe permanentemente una nube blanca de humo, visible desde cientos de kilómetros, que recuerda a todos los habitantes de la zona que, a diferencia de occidente, allí la vida no es fácil y quien manda es la naturaleza y no el hombre. Nuestro hijo como tantos niños adoptados son verdaderos supervivientes en el sentido más amplio de la palabra.




Enfilamos la calle principal de Legazpi y salimos a la carretera que une de norte a sur, a lo largo casi 1000 kilómetros, la isla de Luzón, la más grande de las más de 7100 islas que componen Filipinas. La carretera, de la que por su importancia se esperaría que fuese ancha y estuviera bien asfaltada, no deja de ser una mera vía secundaria de las españolas. En coche se tarda unas 16 horas en recorrer los escasos 350 kilómetros que separan a Legazpi de la capital del país, Manila.




Una hora, sólo queda una hora de coche para poder conocer a nuestro hijo. El tiempo avanza lentamente y lo empleamos en hacer fotos de todo lo que vemos a nuestro paso. Lo que nos rodea es un monótono aunque fascinante paisaje de inmensos campos de arroz, plantaciones de cocoteros y aldeas raquíticas que se alinean a ambos lados de la carretera. Queremos que nuestro hijo tenga una visión completa de todo lo que fue su lugar de nacimiento.

No paramos de hacerle preguntas a la directora sobre nuestro hijo y sobre el orfanato. Así nos enteramos que actualmente tienen a 60 niños de entre 0 y 5 años. La mayoría de ellos comprendidos entre 0 y 3 años. El flujo de entrada y salida de niños es constante. Cada semana 2-3 familias vienen a recoger a un niño y en igual número van entrando niños fruto del abandono, del hambre, del maltrato y en definitiva, de familias desestructuradas. Disponen de unas 16 personas para hacer funcionar el centro cada día y apenas 68.000 euros al año para hacer frente a TODOS los gastos.




Diez minutos antes de llegar al orfanato la carretera desaparece a los pies de un río. El tifón del año pasado se llevó por delante el único puente de la zona y no han tenido tiempo ni dinero para repararlo. Hay que vadear el río dando un rodeo de más de veinte minutos, que acaba con la escasa tranquilidad que todavía conservábamos.




Sin apenas darnos cuenta el coche va frenando lentamente y la voz de la directora nos indica que hemos llegado. Delante de nosotros aparece un complejo de tres grandes edificios en forma de “U” y un amplísimo terreno cubierto de vegetación que como en todos los jardines tropicales filipinos tiene un aparente aire de descuido. El edificio de la izquierda aparece sin techo y sin cristales en las ventanas. El último tifón lo destruyó y no hay dinero para reconstruirlo. Los niños se salvaron gracias a que desalojaron el edificio a tiempo… entre ellos estaba mi hijo.




En la puerta del edificio principal nos espera el personal del orfanato. Caras sonrientes, amables, sinceras nos conducen al interior del edificio principal. Un cartel con nuestros nombres nos da la bienvenida. En la entrada nos hacen descalzarnos y cambiar nuestros zapatos occidentales por unas simples chancletas en un vano intento de mantener la asepsia del edificio. Ya estamos allí, en medio de un amplio y limpio vestíbulo, sin saber que hacer, nerviosos y sonriendo a todo el mundo.




La directora comenta que va a preparar a nuestro hijo y que baja en seguida. Estoy a punto de seguirla al piso de arriba, donde están los niños pequeños. Hemos esperado demasiado tiempo como para tener paciencia a estas alturas de la aventura. Sin embargo y por respetar las formas, me contengo. Decidimos consumir la espera explorando la planta baja, donde un largo pasillo divide a izquierda y derecha las oficinas del personal de los cuartos de los niños mayores. Todo, dentro de la modestia del lugar, se ve limpio, ordenado y lleno de vida. Nos acercamos a uno de esas habitaciones y lo que vemos nos emociona. Veinte niños de 3-4 años jugando y clavando sus ojos, sus risas y sus manos en un enorme cristal que separa su mundo del nuestro. Están contentos, alegres, se les ve felices. Verles así me entusiasma.

Mi madre no puede mirarlos. Su cara está llena de lágrimas. Son como pequeños peces en un acuario de cristal en busca de familia. Nos llevaríamos a todos. Pero eso es imposible. Cuarto tras cuarto se sucede la misma escena. No paro de hacer fotos de cada rincón de la casa de mi hijo. Quiero que sepa que estuvo bien cuidado y que su hogar era un lugar de alegría y no de tristeza como muchas veces pensamos.




De repente escucho los pasos de una persona que baja del piso de arriba. Fui el primero en verlo. El resto de la familia seguía concentrada en los otros niños que nos acosaban con sus gracias.

Estaba en brazos de la directora. Era pequeño, mucho más de lo que imaginaba, delgado y de tez pálida. Posteriormente me enteraría que apenas los sacan del edificio hasta que son mayores. Cualquier catarro, cualquier enfermedad, supone médicos y tratamientos difíciles de sufragar con los escasos recursos de que disponen. Mi hijo se parecía poco a la última de las fotos que nos habían enviado y que nos sabíamos de memoria de tanto mirarla. Se agarraba a la directora con todas sus fuerzas y su cabeza reposaba en su hombro en busca de protección. Era su forma de demostrar su nerviosismo, su tensión y su impotencia ante lo desconocido.

Avisé a mi mujer y nos acercamos. Los ojos de ambos estaban vidriosos, pero todavía no había lágrimas. Nos quedamos a 40 cm de su cuerpo, sin tocarlo. Solo mirándolo. Reconociendo cada palmo de su cuerpo que ya era parte del nuestro. Él nos observaba con miedo, indefenso, con una mirada que nos traspasaba y se perdía en el infinito. No había en su cara sonrisas, ni lágrimas, sino simple indiferencia.

En aquel momento querría decirle que era papá, que todo había acabado y que le esperaba una vida llena de amor. Pero era demasiado pronto. Permaneció impasible a todo estímulo nuestro durante 4-5 días. Luego, poco a poco, entró en el mundo de los humanos y ya nunca abandonaría su sonrisa contagiosa, que nos acompaña desde entonces cada día.




Permanecimos mirándonos cuatro o cinco minutos. Los intentos por parte de mi mujer de cogerle en brazos fueron inútiles. Se agarraba a la directora con todas sus fuerzas y cada roce de nuestras manos era respondido por un mudo temblor de su cuerpo, sin emitir el más mínimo sonido. Por fin, pasados unos minutos interminables, mi mujer pudo abrazarlo. Fue entonces cuando no pude más y rompí a llorar. Por fin la veía como siempre la imaginé, con un niño en sus brazos y sintiéndose la mujer más feliz del universo. Lo mismo le ocurrió a ella cuando al fin pude sostenerle entre mis brazos.





El nudo invisible que le había unido hasta entonces al orfanato, a su hogar, se empezaba a deshacer. Cambió su punto de apoyo, pero su actitud era la misma. Se agarraba a nosotros igual de fuerte que a la directora. Nos miraba de reojo con una expresión triste y melancólica pero sin expresar apenas ninguna emoción más. Para él seguíamos siendo unos meros cuidadores que hablaban y se comportaban de forma extraña.




En aquel primer abrazo que nos dimos y en aquellas primeras lágrimas que derramé no había amor. Sólo el desahogo propio de haber puesto fin al primer capítulo de la aventura de convertirme en padre. Éramos perfectos desconocidos que no sabíamos como comportarnos. Todavía no éramos padre e hijo. Ese sentimiento llega con el tiempo, con el roce, con los enfados y con las alegrías. No sabría decir cuando empecé a considerar realmente a mi hijo como tal. Una semana, un mes, dos meses, tres, no lo se. En cualquier caso eso… es ya otra historia.


Enrique


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:16 a. m. | Permalink | 2 Comentarios

miércoles, 13 de agosto de 2008
Los desplazados por el conflicto en el sur de Filipinas ascienden a 165.000




Los intensos combates librados entre el Ejército filipino y los rebeldes del Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI), en el sur del país, han causado al menos 28 muertos y desplazado a unas 165.000 personas, indicaron hoy fuentes oficiales.

Los combates entre el Ejército filipino y los rebeldes del Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI), en el sur del país, han causado al menos 28
Los desplazados por el conflicto en el sur de
Cerca de 160.000 civiles se han visto obligados a huir de sus casas en la provincia de Cotabato del Norte, donde han muerto siete rebeldes, un soldado y un civil, desde que el pasado fin de semana estallaron los combates.

En la vecina isla de Basilan, los desplazados suman 5.000, mientras que 15 guerrilleros, tres civiles y un soldado han perdido la vida.

La mayoría de los desplazados de Cotabato del Norte han sido alojados en centros de evacuación temporales o en casas de sus familiares, según el Consejo Nacional de Coordinación de Desastres.

Además, el programa de Programa de Alimentos de la ONU ha arrojado desde el aire un total de 400 toneladas de arroz sobre las comunidades de Cotabato afectadas por la violencia, con el objetivo de atajar la crisis humanitaria.

Hace un mes, las fuerzas del FMLI comenzaron a ocupar localidades de Cotabato y de la isla de Basilan, de mayoría cristiana, forzando a los granjeros de la zona a dejar sus hogares.

El Gobierno filipino dio un ultimátum a los rebeldes para que se retiraran antes del viernes.

Desde entonces, el Ejército combate las posiciones de la guerrilla con fuego de artillería y helicópteros.

Hasta ahora, el Gobierno ha recuperado el control de dos localidades en Cotabato y de otra en Basilan.

Al menos, otros 13 pueblos siguen en manos de los rebeldes, aunque fuentes de la Policía Nacional Filipina aseguran que la guerrilla ha comenzado a replegar sus fuerzas desde el Norte de Cotabato a la cercana Maguindanao, que sí pertenece a la Región Autónoma del Mindanao Musulmán (ARMM).

'Continuaremos con las operaciones hasta que el MLF no acepte retirarse de forma pacífica', dijo el jefe del Ejército, Gen Alexander Yano.

Los enfrentamientos ocurren cuando el proceso de paz entre el Gobierno y el FMLI está atascado, después de que el Tribunal Supremo bloquease el pacto territorial que abría el cauce hacia la solución de un conflicto que empezó hace casi 40 años, que ha provocado dos millones de desplazados y ha causado 120.000 muertos.

El acuerdo incluye la convocatoria de un plebiscito en 712 municipios del sur para decidir si se integran en la ARMM, poblada actualmente por una mayoría cristiana, pero musulmana en el pasado.

Fundado en 1984, el FMLI es la mayor organización separatista del archipiélago con más de 12.000 militantes, muchos de los cuales siguen combatiendo al Ejército pese al alto el fuego vigente desde 2003.

El sur de Mindanao es una de las áreas más pobres de Filipinas, donde nueve millones de católicos mantienen una difícil convivencia con cuatro millones de musulmanes.

Cotabato del Norte, una provincia rural con una población de más de un millón de personas, no se ha recuperado aún de los efectos del tifón Fung-Wong, que hace un mes destrozó las precarias granjas de los habitantes.

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 1:27 p. m. | Permalink | 0 Comentarios

Familia multiracial



Una familias nos remite el esquema de esta interesantísima conferencia de Beatriz San Román, sobre la familia cultural. Aunque son meros esquemas, nos dan una idea de lo que la autora quería decir. Espero que os guste.



Los rasgos físicos heredados genéticamente remiten a una de las ramas genéticas de la especie humana.


Primeros años

- Enfasis en la vinculación.
- Primeros síntomas de ceguera.
- El orgullo de la diferencia.
- Primeros incidentes raciales en la escuela.
- “Lo cultural”.


A medida que crecen (final primaria, inicio secundaria)

- No gusta ser diferentes.
- Problemas de autoestima.


Adultos (según van creciendo los niños)

- Mayor conciencia de la realidad.
- Futuro incierto.
-¿Cómo prepararles?
- El desconcierto de ser víctimas de los prejuicios.


Testimonio jóvenes adultos adoptados

- Algo no encaja.
- La mirada ajena.
- Entre dos mundos.
- ¿La raza si importa?


En las relaciones con el entorno

- Visión positiva más mitos y estereotipos.
- Educar, sensibilizar, marcar límites.


El dolor del diferente

- Reconocer su sufrimiento.
- Permitirle hablar de ello y acompañarle en su dolor.
-Abrir la puerta de la imaginación(tienen que ver que entendemos lo que le está pasando).


En la crianza y educación de nuestros hijos

- Identidad y autoestima.
- Repensando en concepto de identidad: identidades divididas- identidades acumulativas.
- “Ojalá seamos capaces de transmitir a nuestros hijos que uno no es más rico cuanto más tiene, sino cuanto más es “ (Justo Vasco).


Bases De La Autoestima

- La primera saberse querido, valorado y apreciado por lo que uno es.
- Para hacer frente al rechazo, necesitan asimilar ideas cómo:
- Nadie es mejor, ni peor (piel-ojos).
- A veces nos gustaría modificar algunas partes de nuestro cuerpo.
- Si tiene prejuicios alguien no sabrá apreciar lo que valemos. El problema será suyo no nuestro.
- Por no ser Claudio………. No soy mejor, ni peor


Conclusiones

- La adopción internacional: una experiencia enriquecedora.

- Familias multirraciales: retos específicos.

Necesitamos informarnos y formarnos para comprender, ayudar y entender a nuestros hijos.




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:41 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

martes, 12 de agosto de 2008
Muertos y desplazados por combates en Filipinas




Fuentes militares filipinas confirmaron hoy la cifra de 13 muertos y unos 130 mil desplazados por enfrentamientos entre tropas gubernamentales y separatistas musulmanes, mientras el Ejército bombardeaba posiciones rebeldes en el sur por segundo día consecutivo.

Según precisó el teniente coronel Cardozo Luna, entre los fallecidos hay al menos un civil.

Los enfrentamientos estallaron por el retraso en la retirada de cientos de rebeldes que desde el mes pasado tomaron por la fuerza localidades de la provincia.

Por otra parte, la semana pasada la Corte Suprema paralizó la firma de un controvertido acuerdo entre el gobierno y el Frente Moro de Liberación Islámica para extender una región musulmana autónoma en el sur del país.

En tanto, la Cruz Roja informó que envia alimentos, agua y medicamentos para los que huyen.


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 1:06 p. m. | Permalink | 0 Comentarios

Empresas de Filipinas y España explorarán crudo y gas en el Mar de Sulú


Una compañía filipina de petróleo se ha asociado con un productor español de gas para explorar las reservas energéticas en torno a la Isla de Balabac, hacia el suroeste de la provincia de Palawan, según han informado el martes los medios de comunicación locales.

La Burgundy Global Exploration Corp. (BGEC, siglas en inglés), una empresa filipina privada de petróleo, ha establecido un acuerdo con la española Unión Fenosa S.A., cuya oficina central está en Madrid, para explorar petróleo y gas natural bajo el mar de Sulu, comunicó la televisión nacional GMA News.

La cadena ha comunicado que la localización que estas dos compañías han determinado guarda billones de pies cúbicos de gas metano y posiblemente crudo, una cantidad similar a la existente en las zonas en Sabah y Brunei.

"A pesar de que la zona esté en aguas profundas y es calificada como frontera debido a los escasos datos disponibles, presenta un gran potencial para el hallazgo de una buena cantidad de hidrocarburos," señaló el BGEC en su página web.

"La asociación BGEC con UFG contribuirá de manera obvia a la aceleración de las actividades de exploración de petróleo en Filipinas," explicó Michael Louis H. Sia, vicepresidente de BGEC.

Filipinas importa más del 90 por ciento de la energía que necesita a otros países. En los últimos años, este país asiático se ha esforzado por seguir explorando las reservas potenciales de crudo en su territorio a través de la colaboración con varios países que también muestran interés por explorar nuevos recursos energéticos en la región


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:39 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

Filipinas anhela un turismo de calidad compatible con la preservación natural


El ministro de Asuntos Exteriores de Filipinas, Alberto Romulo (2i), y el ministro de Turismo filipino, Joseph Durano (d), junto al comisario de la muestra, Emilio Fernández Castaño (2d), son atendidos por una representante del Pabellón de Filipinas en la Expo de Zaragoza 2008



Filipinas, un archipiélago formado por más de 7.000 islas, quiere lograr un equilibrio entre su desarrollo turístico y la preservación de sus recursos naturales, según ha afirmado hoy su ministro de Turismo, Joseph Durano, quien además ha defendido la educación como única vía para erradicar la faceta sexual del sector.

El ministro de Asuntos Exteriores de Filipinas, Alberto Romulo, y el ministro de Turismo filipino, Joseph Durano, junto al comisario de la muestra, Emilio Fernández Castaño, son atendidos por una representante del Pabellón de Filipinas en la Expo de Zaragoza 2008 donde el pasado día 30 de junio se celebró el Día de Filipinas.

Así lo ha asegurado Durano con motivo de la celebración del Día de Filipinas en la Exposición Internacional Zaragoza 2008, en coincidencia además con la conmemoración del Día de la Amistad de su país con España.

Filipinas, ha añadido, no promueve el turismo sexual frente a otros países que están abiertos a él, de hecho lo prohíbe, pero la realidad es que muchas de las mujeres que practican la prostitución lo hacen de forma individual y el Gobierno "no puede saber qué ocurre en cada habitación".

La labor del Gobierno, ha enfatizado, pasa por la educación para mostrar a los menores que existe una alternativa de vida. "Es la única manera de erradicar ese estilo de vida, que además para Filipinas, que es aún una nación católica, está considerado inmoral".

A diferencia de otros destinos de su entorno con los que compite, Filipinas cuenta con uno de los más ricos ecosistemas marinos y es una de las localizaciones favoritas para los submarinistas, ha subrayado Dorano, quien ha comentado que la meta del país es alcanzar cinco millones de turistas extranjeros en 2010 y un gasto en el país de 5.000 millones de dólares.

En ese aspecto, ha precisado que actualmente el 60 por ciento de los turistas que viajan al país proceden del norte de Asia (Japón, Taiwán, Corea y China), el 20 por ciento de norteamérica, el 10 por ciento de Malasia o Vietnam y otro tanto de Europa.

Los turistas extranjeros en 2003 fueron 1,7 millones y el año pasado llegaron a 3,1 millones y el sector ha pasado en ese periodo de representar el 3 por ciento del Producto Interior Bruto al 10 por ciento, ha precisado, pero el objetivo del país no es tanto acelerar el crecimiento de turistas sino la sostenibilidad de sus destinos turísticos.

No obstante, ha apuntado que siempre hay un "tira y afloja" entre quienes persiguen un incremento del turismo sin control frente a quienes defienden la preservación del medio ambiente.

Filipinas persigue, en aspecto, fomentar un turismo de calidad y, en ese sentido, ha contrapuesto el desarrollo turístico masivo de Boracay, en el que los hábitats naturales se han sido destruido, y el de Palawan, donde cada isla tiene un número limitado de complejos turísticos.




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:38 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

lunes, 11 de agosto de 2008
El Supremo filipino bloquea el pacto entre el Gobierno y los musulmanes



Protestas contra el acuerdo del Gobierno


El acuerdo, que busca acabar con 40 años de guerra, da más territorio a los rebeldes


El Tribunal Supremo de Filipinas bloqueó el histórico acuerdo entre el Gobierno y el Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI) que iba a ser firmado hoy. La "restricción temporal" de los jueces responde a la negativa de algunos gobernadores católicos de las provincias del sur a convertirse en parte de las autonomías musulmanas del país, mediante referéndum. El pacto busca acabar con un conflicto que ha durado casi 40 años, ha provocado dos millones de desplazados y se ha cobrado la vida de 120.000 personas.

"No construyamos un Muro de Berlín que divida a los pueblos de [la isla de] Mindanao", exclamó ayer el alcalde de Zamboanga, Celso Llobregat, ante unos 10.000 cristianos que se manifestaron para celebrar la decisión del Supremo. Su ciudad es una de las 712 que, si se aprueba el acuerdo, decidirían en plebiscito si se integran en la Región Autónoma del Mindanao Musulmán (ARMM). Estos territorios, creados en 1990, disfrutan de sistemas propios de justicia, educación y control de los recursos mineros. Si el pacto termina firmándose, se prevé un considerable aumento de la influencia islámica en Mindanao, donde conviven cuatro millones de musulmanes y nueve de católicos.

Hasta ahora, la ARMM integra las provincias de Lanao del Sur y Maguindanao, las islas de Jolo y Tawi-Tawi y la ciudad de Marawi. La premisa de la comunidad islámica es la recuperación total de los llamados territorios ancestrales. Bajo esta causa, y por la defensa de los derechos de los musulmanes, se fundó en 1978 el FMLI. Con el tiempo se convirtió en una organización separatista armada con más de 12.000 militantes, que sigue enfrentándose al Ejército, pese al alto el fuego proclamado en 2003.

Emmanuel Piñol, gobernador de la provincia de Cotabato y autor de la petición dirigida al alto tribunal, critica que el pacto territorial incluya a ciudades de mayoría católica. Mientras, el Gobierno anunció que acata la demora del acuerdo, pero aseguró que éste podría llevar la paz definitiva al sur de Filipinas.

Ambas partes podrán presentar sus alegaciones hasta el próximo día 15, cuando el Tribunal Supremo analizará de nuevo el pacto. Algunos juristas sostienen que la Constitución del país no permite un referéndum que conlleve un cambio de gobierno, por lo que debería ser enmendada.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:39 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

La presidenta de Filipinas destaca el progreso económico de su gestión



La presidenta de Filipinas, Gloria Macapal Arroyo, afirmó, en su discurso sobre el estado de la nación, que su gestión, salpicada por escándalos de corrupción, ha llevado al país hacia la mejor etapa de progreso de las últimas décadas


Macapagal Arroyo, quien según los sondeos de opinión es la jefa de Estado filipina más impopular desde que se instauró la democracia hace 22 años, enumeró casi uno a uno los proyectos de irrigación, hospitales, caminos, y puentes que su Gobierno ha inaugurado.

"Es un momento crucial de nuestra historia. Unos pocos meses atrás concluimos 2007 con el mayor crecimiento económico en una generación", señaló la presidenta en un discurso televisado, que fue interrumpido, en ocasiones, por los cortes de la señal debido a una tormenta tropical.

En su intervención, la presidenta, a quien le quedan por delante menos de dos años de mandato, intentó demostrar que sus acciones al frente del Gobierno han aliviado la pobreza y a superar la subida de los precios de los alimentos y combustibles,

"Gracias a las duras decisiones, la crisis global no nos ha atrapado faltos de preparación e indefensos", dijo la mandataria, ahora bajo presión social para que reduzca los impuestos.

En marzo, el Gobierno admitió que pese a las medidas económicas, la cifra de personas que viven por debajo del umbral de la pobreza ha crecido hasta los 27,6 millones -30 por ciento de la población-, desde los 23,6 millones que había en 2003.

Filipinas, rica en yacimientos minerales y con casi 90 millones de habitantes, era vista hace tres décadas como una de la economías de Asia con mayor potencial, pero hoy su nivel de progreso es menor que el de países de la región como Malasia, Singapur, o Tailandia.

Los economistas estiman que en 2008 la economía de Filipinas, país donde la clase política tiene vastos intereses empresariales, crecerá en torno a un 5,1 por ciento, por debajo del 7,3 por ciento del año pasado.

En 2007, la inversión directa extranjera en Filipinas alcanzó los 2.930 millones de dólares, cantidad muy por debajo a la que captó Vietnam y que se aproximó a los 20.000 millones de dólares.

Macapagal Arroyo admitió que el mayor reto de su Gobierno es asegurar que la economía de Filipinas registre un crecimiento sostenible ayudada por la inversión domestica y extranjera.

La apreciación del peso y el aumento de los ingresos mediante una intensa campaña de identificación de contribuyentes, han permitido al Gobierno de Macapagal Arroyo reducir la deuda exterior, equilibrar el presupuesto y aumentar el gasto público.

Arroyo, ex profesora de economía, apuntó que Filipinas, que importa la mayor parte del petróleo que consume y es a su vez el mayor importador mundial de arroz, debe convertirse en un país autosuficiente y depender menos de la energía.

"Nuestras agencias gubernamentales ya han recortado en un 10 por ciento su factura de energía", dijo la mandataria.

Desde que asumió la jefatura del Estado tras la caída en 2001 del ex presidente Joseph Estrada, Macapagal Arroyo ha salido airosa de tres intentos de destitución, y ha sorteado crisis abiertas por la renuncia de ministros, motines militares, intentonas golpistas y la constante presión de las manifestaciones multitudinarias que se celebran para exigir su dimisión.

Los escándalos por corrupción, el último a raíz de un contrato multimillonario entre la administración y una compañía china de telecomunicaciones, erosionó aún más la imagen de la presidenta al conocerse la implicación de su marido, José Miguel Arroyo.

Un sondeo de opinión efectuado por la firma "Pulse Asia" y publicado el pasado marzo, reflejó que el 57 por ciento del total de casi los 90 millones de filipinos, desconfiaban de la presidenta Macapagal Arroyo.

A pesar de que las reformas económicas han sido impopulares, sobre todo la aplicación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) a un mayor abanico de bienes de consumo, la presidenta mantiene que eran necesarias.

"Por un lado, el resultado ha sido cosecharme mayor impopularidad", reconoció Macapagal Arroyo durante su discurso.




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:38 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

Filipinas despliega mas tropas en Mindanao para contener la ofensiva comunista



El gobierno filipino desplegó mas tropas en el sudeste de la isla de Mindanao, que en las últimas semanas sufre una escalada de ataques de rebeldes comunistas del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP) contra objetivos civiles.

El portavoz militar de la región, mayor Armand Rico, anunció hoy el despliegue de unos 500 soldados, tanques y unidades de artillería para 'poner fin a estos actos criminales y terroristas', a petición de alcaldes y gobernadores provinciales.

Cuatro divisiones de Infantería, casi la mitad del Ejército filipino, están destacadas en estos momentos en la segunda mayor isla del país, donde combaten a la insurgencia comunista en la mitad oriental y a los rebeldes islámicos en el oeste.

Desde que comenzó el año, la guerrilla ha atacado en esta zona del archipiélago minas, antenas de telecomunicaciones y plantaciones de plátano e intentado sin éxito sacar a sus presos de dos cárceles.

Además, ha aumentado sus esfuerzos para cobrar a todas las empresas y algunos particulares el 'impuesto revolucionario'.

El pasado fin de semana, presuntos miembros del NEP prendieron fuego a unas instalaciones de la compañía minera suiza Xstrata cerca de Compostela Valley, 950 kilómetros al sur de la capital, dejando heridos a dos soldados.

Rico advirtió además del riesgo de que el NEP vuelva a cometer atentados en los barrios pobres de grandes ciudades, como ocurrió durante los años 80, hasta que a finales de la década llegó a la alcaldía de Davao el ex gángster Rodrigo Duterte, quien financió a grupos vigilantes para que neutralizaran a los comunistas.

La guerrilla opera casi exclusivamente en las áreas rurales del país y sólo en contadas ocasiones ha cometido atentados en núcleos urbanos, siguiendo su estrategia maoísta de 'rendir las ciudades desde el campo'.

El brazo armado del ilegal Partido Comunista de Filipinas agrupa entre 5.700 y 7.200 combatientes regulares y lleva desde 1969 alzado en armas contra el Gobierno, en un conflicto que causa muertes casi a diario.

Pese a las últimas reuniones secretas en Noruega, los rebeldes se resisten a aceptar el alto el fuego que se les exige para reanudar el proceso encaminado a lograr un acuerdo de paz duradero que ponga fin a casi cuatro décadas de enfrentamientos en las zonas más pobres del archipiélago.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:34 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

viernes, 8 de agosto de 2008
Niños filipinos de la calle (II)


Más de lo mismo de la semana pasada...










Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:03 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

jueves, 7 de agosto de 2008
13 de julio de 2007




Hola a todos:

Esta última semana (6-13 de julio de 2008) está siendo muy especial para esta familia y lo queremos compartir con todos vosotros.

El día del chupinazo de San Fermines, 6 de Julio, hizo un año que recibimos una llamada muy especial de la Diputación de Gipuzkoa. ¡¡¡¡Teníamos asignación!!!! Tan solo nos dijeron que se llamaba Ashley y que tenía 11 meses pero en esos momentos no necesitábamos saber nada más. Filipinas, ese país al que tanto queremos, nos daba la oportunidad de volver a ser padres. Recuerdo aquellos días como si estuviésemos en una nube: nerviosos, felices, con los pies en Ordizia pero el corazón en algún lugar de Filipinas, el "monotema" más presente que nunca, llamadas de teléfono....

Fue una semana muy larga pensando cómo sería nuestra princesita (tanto en la Dipu como en Madrid nos hablaban de una niña), si estaría bien, cuando podríamos ir abrazarla.....

Y por fin llegó el día 13 de Julio, 11:30 de la mañana, Diputación de Gipuzkoa. Ahí si que estábamos nerviosos. Estábamos a punto de poner cara a ese "deseo" de muchos años y saber algo más de su historia. Puf, que recuerdos... Nos enamoramos de la foto nada más verla , pero que niña tan potolita y simpática teníamos. Pero las sorpresas no habían terminado. Cuando llegamos a casa y empezamos a traducir el informe, supimos que Ashley ¡era un niño! Hay que ver el lío que tenía nuestro hijo Ander. Recuerdo que me dijo: "Bueno ama, ¿es una niña o un niño?". Aita Josu se llevó un pequeño disgusto pues prefería una niña pero hoy es el día que dice que Ashley es una niña sin coletas pues es super super cariñoso, le encanta tocar la piel, abrazar....

Me despido dando mucho ánimo a todos los que estáis esperando y no olvidéis que ¡¡¡ALGO BUENO VIENE QUE TARDA!!!!!

OLATZ



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 1:31 p. m. | Permalink | 0 Comentarios

miércoles, 6 de agosto de 2008
Adopción: un nuevo reto para la escuela



Son como esponjas; aprenden el idioma enseguida; están acostumbrados a estar con otros niños en los orfanatos y por tanto necesitan ir cuanto antes a la guardería o al colegio”. Son algunos de los tópicos que se pueden escuchar acerca de los niños procedentes de la adopción internacional. Y, sin embargo, los expertos alertan sobre los matices que todos ellos encierran. Beatriz San Román, periodista especializada en temas sociales y madre de una niña adoptada en Haití, acaba de publicar un libro titulado Adopción y escuela. Guía para educadores y familias, en el que intenta dar pautas para evitar las difi cultades que estos niños pueden encontrarse en las distintas etapas escolares. “Aquí tuvimos un gran boom de la adopción a partir de los años 90 –explica San Román–.

Pasamos de no existir en las estadísticas internacionales a colocarnos como segundo país del mundo en adopción internacional por detrás de Estados Unidos, y en el primero si tenemos en cuenta el número de habitantes”. La periodista asegura que hemos ido aprendiendo sobre la marcha y que tanto las familias como los educadores necesitan entender “los retos que estos niños plantean”, en su opinión no se trata de casos especiales sino de “niños normales que han tenido unas vivencias muy distintas a las de la mayoría de sus compañeros”. Un reciente estudio del Hospital Carlos III revela que la gran mayoría simplemente llega con problemas en ciertas vacunas y en su nutrición, de los que un alto porcentaje se recupera en los primeros meses. Pero los déficits emocionales son otro cantar. “Una de las primeras cosas que hacemos cuando llegamos con nuestros hijos es ir al pediatra, para poner remedio a cualquier carencia sanitaria que tengan, pero ese pasado también ha influido en su desarrollo cognitivo y emocional. Por eso es mejor que estemos abiertos a detectar los posibles problemas cuanto antes”, afirma Beatriz San Román.

En la misma dirección apunta Lila Parrondo, directora de Adoptantis, uno de los dos servicios de apoyo postadoptivo de la Comunidad de Madrid: “Por su historia con su familia biológica y de institucionalización traen grandes carencias, sobre todo afectivas y de estimulación, que son mucho más complejas de superar que las alimenticias o sanitarias”. Las familias llegan a Adoptantis normalmente después de que el colegio alerte de alguna dificultad en el aprendizaje o en la conducta y muchas veces en ambos al mismo tiempo. “Es verdad que estos niños son como esponjas y que aprenden enseguida –dice Parrondo– pero es por pura supervivencia. Lo cierto es que el lenguaje cotidiano se aprende con mucha facilidad, pero el más abstracto y de contenidos más complejos se pierde y a veces no entienden lo que está pasando”.

¿Adaptación rápida?

Esther Herranz, psicóloga de la Asociación para el Cuidado de la Infancia (ACI), una Entidad Colaboradora en Adopción Internacional (ECAI), donde además se imparten cursos de postadopción, sostiene que hay cierta obsesión por que estos niños se adapten enseguida. “En los que tienen más dificultades, todas las orientaciones van dirigidas a que el niño alcance el nivel que se espera de él, en lugar de a recuperar las etapas que ha perdido. Si no te paras a pensarlo, parece que lo lógico es que un niño de 3 años juegue o haga lo que hacen los niños de su edad y no, por ejemplo, que se ponga a gatear como un bebé de seis meses. Pero quizá lo que necesita es gatear porque no tuvo oportunidad de hacerlo cuando le correspondía”.

Esther Herranz, como el resto de expertos consultados, se queja de que el criterio para escolarizar a los niños sea casi exclusivamente la edad, sin tener en cuenta las circunstancias previas, ni la capacidad evolutiva de cada uno.

“Tenemos un sistema educativo muy rígido –argumenta Beatriz San Román– y hasta hace no mucho tiempo se nos animaba a los padres a llevar al niño al colegio cuanto antes. Hoy los especialistas en adopción tienen claro que eso es un error, porque el niño necesita encontrar primero su sitio en la familia y a partir de ahí afrontar el nuevo reto de la escuela. Cualquier pedagogo sabe que la capacidad de aprender de un niño está íntimamente relacionada con su seguridad emocional”.

“Nadie puede aprender si no se siente seguro –indica Lila Parrondo– y para muchos de estos niños el cole es lo más parecido que puede haber al orfanato, es decir, muchos niños y un adulto que los cuida. Hay cierto mito de que como han estado con otros niños, lo mejor es el cole. Muchas familias no esperan ni las dieciséis semanas de baja y a los quince días el niño está cumpliendo jornada completa, en un idioma que no entiende y separado de sus padres un montón de horas. Eso no juega a favor de una buena adaptación escolar. La idea es: cuanto más tiempo en casa, mejor. La incorporación a la guardería o al colegio deben hacerse de manera gradual”.

Ana y Pablo son los padres de Juan, un niño que adoptaron en Rusia cuando tenía 2 años y que hoy tiene 7. Ana cuenta cómo empezó a llevar a su hijo a la guardería durante el último mes de la baja maternal. “Los primeros días sólo iba por la mañana, tal como establecía la pauta de la guardería para el resto de los niños”. Juan llegó con un retraso en el lenguaje que se evidenció también en el aprendizaje del nuevo idioma. “Tuvimos que llevarle a un logopeda”, explica Ana. Con el paso al colegio, Ana y Pablo notaron que para Juan ponerse al nivel de sus compañeros suponía un sobreesfuerzo. “Todavía lo es –indica la madre–, va al mismo ritmo que sus compañeros pero con mucho refuerzo fuera del colegio por nuestra parte”.

Orientación pedagógica

A los padres de Juan no les importaría que estuviera escolarizado por debajo de su edad. Para tomar esta decisión, según explica Lila Parrondo, son los equipos de orientación pedagógica y escolar los que lo tienen que recomendar. En otras ocasiones los niños pueden estar en el curso que les corresponde por su edad pero con profesores de apoyo que les dediquen una atención especial. Para Parrondo, el hecho de que los niños sientan que sólo son reconocidos y valorados por sus éxitos escolares complica aún más las cosas. “Algunos de los problemas de conducta tienen su raíz en esto. Si no pueden llegar al nivel de los demás, intentan otros caminos para que les reconozcan: a veces en su desesperación garabatean el trabajo de los otros, hacen payasadas para que los demás les rían las gracias o rompen el material escolar, como una forma de manejar su angustia”.

Diana Marre, doctora en Antropología y especialista en adopción e inmigración, dirige un proyecto de investigación sobre la integración familiar y social de los menores adoptados internacionalmente, uno de los pocos que se está elaborando, a pesar del espectacular crecimiento de las cifras en los últimos años. Se trata de un proyecto multidisciplinar que intenta recoger la información de los organismos que realizan los seguimientos tras las adopciones. Ya han consensuado un modelo con las entidades que trabajan en Cataluña y en Madrid. “Queremos ver cómo se está produciendo la integración familiar del niño y qué dificultades están surgiendo en su incorporación a los espacios sociales, básicamente a la escuela –dice Marre–. Se trata de aprovechar las buenas experiencias y socializarlas para que sirvan a todos y ver qué se puede hacer con las malas, que también las hay”.

Marre resalta que no existe una formación específica sobre estos temas ni para los docentes ni para otro tipo de profesionales. En su opinión hay cosas que se piden a los niños en los colegios y que se consideran “normales” pero que no lo son en el caso de los niños adoptados. Como ejemplo, Marre utiliza las referencias a lo biológico en los currículos escolares. A veces ése es el momento que se usa para hacer un árbol genealógico y se pide a los niños que traigan una foto de cuando nacieron. “Todo eso necesita una revisión –afirma–, conozco a madres de niños adoptados que van mil veces al colegio a recordar: ‘No le pidas determinadas cosas, recuerda que la niña es adoptada, y si lo vas a hacer, por favor, explica que hay otras maneras de llegar a una familia”.

Por otro lado, hay una tendencia creciente a catalogar a estos niños con determinados síndromes como el Trastorno del Déficit de Atención (TDA). Marre aconseja a los padres evitar colocar estas etiquetas. “A veces niños que no han salido nunca del orfanato, se suben al avión, llegan a una ciudad y los padres les llevan al zoo, a Port Aventura... es como ponerles en un parque de atracciones de manera permanente y, claro, los chicos llevan un subidón de adrenalina que no hay manera de bajarlo. Es necesario mandar un mensaje de tranquilidad”, concluye Marre.

Fuencisla Muñoz




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:41 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

martes, 5 de agosto de 2008
Cataluña busca familias de acogida temporal para 450 niños



Existe un tipo de familias, 452 en la actualidad en Catalunya, que acogen en casa a niños cuyos padres biológicos tienen graves problemas para tenerlos con ellos pero que no han decidido cederlos en adopción. En esta circunstancia se encuentran 644 niños. Esas familias sustitutas ofrecen a los pequeños techo, ropa, comida, afecto y todos los cuidados que se da a los hijos, durante un tiempo no definido, que puede prolongarse muchos años. Los niños, que vivían en una institución pública, acceden a la estabilidad afectiva, económica y educativa de una familia, pero ambas partes saben que ese vínculo, extraordinariamente fuerte en muchos casos, puede interrumpirse de pronto, sin que legalmente existan certificados de parentesco que defiendan su relación.

El modelo de familia suplente, poco conocido en España pero muy difundido en otros países europeos, podría beneficiar a muchos más niños si las familias catalanas estuvieran informadas de la opción. Así lo cree la consellera de Acció Social i Ciutadania, Carme Capdevila, cuyo departamento inició ayer una campaña dirigida a encontrar familias temporales para los 450 menores de 18 años que viven en centros tutelados por la Generalitat.

La acogida infantil puede ser de tres tipos: urgente y corta --de un máximo de seis meses--, para menores de 6 años cuyo padre o madre atraviesan unas circunstancias de evolución incierta; de plazo mediano --la idea es que el pequeño no pase más de dos años en el domicilio de acogida--; o de larga duración, es decir, que puede prolongarse hasta que el pequeño sea mayor de edad.


SEIS AÑOS JUNTOS

Esta última opción es la que eligió Lluís Vallès, vecino de Sant Celoni (Vallès Oriental), que acoge desde hace seis años a dos niños que ahora tienen 11 y 13 años. Esos pequeños, explicó ayer Vallès, no han tenido la opción de ser adoptados, posiblemente, porque sus padres nunca han querido cortar por completo la relación con ellos. De hecho, los niños visitan, --"a veces"--, a sus padres. El enlace con la familia biológica es uno de los requisitos de esta modalidad de relación.

"El vínculo que mantenemos con ellos es muy potente, y creo que durará hasta que sean mayores de edad --aseguró Vallès--. Sé que pueden irse un día, es inevitable, pero, en cualquier caso, siempre se llevarán todo lo que les hemos dado. Cuando acoges a un niño ya sabes que esto forma parte del trato".

La diferencia entre una adopción y una acogida, prosiguió Vallès, es que en esta segunda opción nunca se sabe cuál será el final de la relación. "Sabes que les ofreces muchísimo, que les das una familia, y no te importa tanto el hecho de que no sean hijos legalmente tuyos", señaló. La familia que acoge a uno o varios niños recibe una aportación económica mensual de la Generalitat y cuenta con el apoyo de las asociaciones de personas que les han precedido en esa decisión.

Àngels Gallardo
ElPeriodico.com


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:30 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

Las precarias infraestructuras frenan los objetivos turísticos de Filipinas




Filipinas no logrará su objetivo de atraer a cinco millones de turistas extranjeros antes de 2010 por sus deficientes infraestructuras y obsoletos aeropuertos, admitió hoy el secretario de Turismo filipino, Joseph Durano.

Pese a la cantidad y calidad de muchos de sus playas, como la de la paradisíaca isla de Boracay, y el dominio del inglés entre la población, Durano expresó su frustración por que el difícil acceso a la mayoría de los lugares.

Esta circunstancia, afirmó, impide a Filipinas despegar como destino turístico al nivel de Tailandia o Vietnam, dos de sus países vecinos, o Indonesia, también un vasto archipiélago.

"Tenemos que mejorar nuestras capacidades si queremos competir de verdad con nuestros rivales", explicó el ministro en una nota.

Un ejemplo de los deficientes recursos es la nueva terminal del aeropuerto internacional de Manila, cuya inauguración estaba prevista para finales de 2002, pero permanece inutilizada por una disputa legal entre el Gobierno y el consorcio alemán que lo construyó.

Con capacidad para trece millones de pasajeros anuales, la tercera terminal internacional iba a sustituir al vetusto recinto desde el que actualmente operan todos los vuelos, excepto los de la compañía Philippine Airlines.

Pero cuatro años después, las instalaciones sufren desperfectos y problemas estructurales a causa de la inutilización, y recientemente se desplomó parte del techo.

Algo más de tres millones de turistas visitaron Filipinas en 2007, un aumento del 8,7 por ciento respecto al año anterior, y el Gobierno espera llegar en 2008 a los 3,3 millones.

Los visitantes procedieron en su mayor parte de Corea del Sur, Estados Unidos y Japón.

El turismo dejó ingresos en 2007 por valor de 4.890 millones de dólares, lo que supuso un alza del 41 por ciento respecto a 2006.


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:28 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

lunes, 4 de agosto de 2008
El Banco Central de Filipinas admite que los inversores extranjeros se están marchando del país



Las empresas extranjeras están retirando gradualmente sus inversiones en proyectos en Filipinas, preocupadas por la ralentización del crecimiento económico y la escalada de la inflación, reconoció hoy la autoridad monetaria central del país.

En mayo y por tercer mes consecutivo, un total de 158 millones de dólares en capital extranjero salieron de Filipinas, que llevaron la cifra total de desinversión en lo que va de año a casi 272 millones de dólares, según datos del Bangco Sentral ng Pilipinas (BSP).

La cifra contrasta con los 1.680 millones de dólares que entraron en el país en los primeros cinco meses de 2007.

El gobernador del BSP, Amando Tetangco, atribuyó la crisis a los crecientes precios del petróleo y de muchos artículos básicos, los malos resultados trimestrales de varias grandes empresas locales y el debilitamiento del peso frente al dólar.

Pese a esta situación, miembros del Senado instaron la semana pasada a las empresas extranjeras a marcharse de Filipinas si no les gusta como el Gobierno administra la economía.

Algunos senadores llegaron a increpar a los representantes de las cámaras de comercio de Estados Unidos, Europa y Japón, entre otras, por haber recomendado a las autoridades locales la privatización del sector energético a fin de mejorar la competitividad del país.

Filipinas, una de las economías menos desarrolladas del Sudeste Asiático, atrajo el pasado año inversiones de capital extranjero por valor de unos 2.500 millones de dólares, mientras Vietnam logró más de 15.000 millones.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:00 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

España envía a las Cortes un acuerdo que reconoce el carné de conducir de Filipinas




El Gobierno de España aprobó el acuerdo que permite el reconocimiento recíproco con Filipinas de los permisos de conducir expedidos por las autoridades de cada país.

Para el efecto, el Consejo de Ministros acordó enviar a las Cortes Generales el llamado Canje de Notas (intercambio de documentos firmados por las partes) que constituye el acuerdo.

Este supondrá el reconocimiento recíproco de los permisos y las licencias de conducción nacionales expedidos por las autoridades de España y de Filipinas a quienes tuvieran su residencia legal en los mismos, siempre que se encuentren en vigor.

Asimismo, se permite conducir temporalmente en el territorio del otro país durante el tiempo que determine la legislación nacional del Estado donde se pretenda hacer valer esa autorización.

Una vez transcurrido ese lapso, y establecida su residencia legal en el otro Estado, el titular podrá obtener un permiso o licencia de conducción equivalente al del Estado de residencia.

El acuerdo regula los supuestos en los que los titulares de permisos y licencias de conducción filipinos y españoles tienen que realizar exámenes teóricos o prácticos cuando soliciten el canje de permisos de conducción por los equivalentes del otro país.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:58 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

viernes, 1 de agosto de 2008
Niño filipinos de la calle (I)


El lado más amargo de la infancia filipina. Se calcula que más de dos millones de niños viven sin familia, sin protección y sin cuidados en Filipinas. Son los más desfavorecidos entre los desfavorecidos.








Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:47 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

Álbum de Jaime
Jaime (James), hijo de Mercedes y Juan Carlos. Tramitado por ECAI (ACI). Familia con parientes filipinos (probable causa de su escaso tiempo de espera). Sus datos:

* Apertura de Expediente: año 2006
* Aprobación del expediente en Filipinas: 09/05/2007
* Nacimiento de Jaime: 18/12/2007
* Asignación de Jaime: 21/07/2008
* Orfanato de Jaime: Norfil Foundation
* Viaje a Filipinas:



Foto de asignación de Jaime, tomada el día 25 de junio de 2008 y pesando 8 kilos.




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:00 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

Fundación Norfil




1. Descripción:



2. Dirección de contacto:

María Teresa R. Nuqui (directora), NORFIL Foundation, Inc. #16 Mother Ignacia Ave., corner Roces Avenue, Quezon City, Philippines 1103


3. Teléfonos de contacto:

00 632 372 3577, 00 632 372 3578 y 00 632 372-3579


4. Fax:

00 632 233 2236


5. Correo electrónico:

norfilfoundation@yahoo.com


6. Página Web:

http://www.norfil.com.ph


7. Niños venidos del orfanato:

JaimeJohn MarkMónica.


8. Fotos de Orfanato:



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:00 a. m. | Permalink | 0 Comentarios