viernes, 26 de mayo de 2006
Diario de un encuentro, Concha, madre de Kyle

Los milagros existen, los milagros existen, me repetía mientras escuchaba en el contestador:

“...le llamamos de la Gerencia de Asuntos Sociales de Valladolid para comunicarle que tiene la asignación de un niño filipino...”

Tenía que ser un milagro,era el 24 de Noviembre del 2004 y mi expediente habia sido aprobado por el ICAB con fecha de 13 de Agosto , sólo tres meses de espera y siendo monoparental... tenía que ser un milagro.

Al día siguiente, camino de Valladolid, llamé a la Gerencia, era un niño nacido en Febrero del 2001 y no me podían decir nada mas por telefono, media hora después entraba en la Gerencia.

Yo siempre digo que “parí” a Kyle una fría mañana de niebla en Valladolid, allí estaba el informe, que elaboró con todo su cariño Alice Tan, la social worker del Asilo de la Milagrosa.

Dos folios explicando las condiciones de su nacimiento, lo que pesó, cómo era cuando llegó al Asilo con dos dias, cómo fue creciendo, ...Kyle es exactamente como lo describía ese informe, y yo no pude más que enamorarme de él, entre lágrimas llegué a la parte del informe que describía su "background".

¿ Cómo una historia tan triste puede tener como resultado un niño tan maravilloso?????

Mi parto fue como muchos, lleno de miedo, dolor y de una alegría inmensa al saber QUIEN era ese hijo tan deseado. Yo llevaba conmigo la aceptación de la asignación en ingles, y aunque en la foto que me enseñaron no se le veía la cara, sabía que para mi iba a ser el niño más guapo del mundo, la aceptación salió para Manila ese mismo día y yo le vi la cara diez dias despues.

Desde que presenté mi solicitud el 17 de Noviembre del 2003, estoy en contacto con familias adoptantes en Filipinas, con las familias españolas en filipinas@infoadopta.net , con familia europeas, canadienses y australianas en adopt-philippines-internacional@yahoogroups.com y con las familias americanas en adopt-philippines-usa@yahoogroups.com.

Gracias a una familia Australiana que había viajado unos meses antes por su hijo al Asilo, supe que el Asilo de la Milagrosa estaba cuidando bien de mi hijo y que tenía la posibilidad de alojarme en el Asilo cuando tuviera la invitación del ICAB para poder viajar.

Dos meses después, el 28 de Enero del 2005, viajaba acompañada de una amiga a Filipinas.

Llegamos el sábado 29 de Enero por la tarde a Manila, en el aeropuerto estaba Jimmy, un taxista que conocieron la familia de Barcelona que viajó antes que yo, fue nuestro guía y ahora un buen amigo .

Nos llevó al New World Resistence, un hotel en Makati donde estaríamos hasta el lunes. Alli conocimos a Roel Mendoza, un empleado del hotel que gracias a un monton de “causalidades” es ahora tito Roel para nosotros.

El domingo 30, Jimmy nos llevó a conocer Manila, visitamos Intramuros, fuimos a un mercado a comprar pescado y nos llevó a un restaurante donde nos prepararon la sopa de pescado (“sinigan”) más sabrosa que he comido nunca.

Nos fuimos pronto a dormir, al día siguiente teníamos un vuelo a las 9 de la mañana que nos llevaría a Cebú. La directora del Asilo nos esperaba en el aeropuerto con Madam Alice (así la llama Kyle), según la invitación del ICAB.

Lunes 31, llegamos a Cebú y allí no habia nadie,.. unos minutos de nervios y Alice entra corriendo con Sister Lourdes detrás, me dicen que Kyle quería venir con ellas a buscarme. El viaje hasta el Asilo estuvo lleno de emoción, de risas y lágrimas, conociendo a esas dos fantásticas mujeres ya no tenia duda de que Kyle habia tenido una maravillosa familia. Llegamos y dejamos el equipaje en las habitaciones que tienen para los invitados, cuatro habitaciones con baño y una sala común, muy, muy humildes. Una cooperante francesa tambien se alojaba alli, ella trabaja desde hace dos años con niños que viven en la calle en Cebu City.

Subimos al piso superior donde está la "nursery" y la sala de los "toddlers", y allí estaba Kyle. No olvidaré en mi vida el primer abrazo de mi hijo, sus risas y cómo se aferró con brazos y piernas a mi cuerpo.

Fuimos con Alice a un centro comercial cercano y compramos ropa y comida, Kyle dormiría desde esa noche conmigo en lo que el llama “la casa de mami en el Asilo”, no fue una noche fácil, pero si muy especial.

Martes 1 de Febrero. La vida en el Asilo comienza a las 5 de la mañana, las campanas llaman a las Sisters a la oración y los niños empiezan a despertar, risas y lloros y el sonido del agua de las duchas, (fría y sólo durante unas horas al día). A las 6 de la mañana toda la familia del Asilo está en misa, después los peques a jugar y los mayores al cole.

Le pedimos a Sister Lourdes poder grabar en la "nursery", Kyle no quería subir y se negó a quitarse los zapatos cuando entramos en la sala de juegos. Allí pregunté quien les cortaba el pelo a los peques, Arlye, me dijeron, un niño de 12 años que lleva toda su vida allí. Después de jugar con los más pequeños, fuimos al centro comercial, compré una máquina, unas tijeras, peines y todo lo necesario para montar una peluquería ambulante, creo que no os lo he contado, pero soy peluquera. En un curso acelerado, enseñé a Arlye diferentes maneras de cortar el pelo, la verdad es que lo hace muy bien, ja, ja.

Entre los dos le cortamos el pelo a toda la "nursery", una excusa para poder vivir un poco de la vida de esos peques. Esa noche fue mucho mejor y pudimos dormir algo.

Miércoles 2 de Febrero. El Asilo nos tiene preparado un tour por Cebú, en la furgoneta del Asilo recorremos Lapu-Lapu, visitamos la basílica del Santo Niño donde encendemos unas candelas, un templo Taoísta, comemos y vamos a una playa fantástica donde descubro que es la primera vez que Kyle ve el mar.

Cansados llegamos al Asilo, en unas horas será la fiesta de despedida. Aprovecho para entregarles a las Sisters una maleta que llevamos con material escolar y globos y chuches para la fiesta.

La fiesta incluía varias coreografías de los niños del Asilo y la entrega simbólica a las familias de los niños que dejaban ese dia el Asilo, Kyle de 4 años, Genelyn de 6, que se iba a Australia y una niña de 11 que habia pasado un verano con una familia americana, padres de una niña china de 12, que la habían adoptado. A todos nos entregaron un álbum de fotos, yo tengo fotos de Kyle desde que tenía dos dias, allí está su primera sonrisa, su primer biberón, sus primeros pasos, sus amiguitos, sus cuatro añitos reunidos con mucho cariño por su familia del Asilo, al final del álbum una poesía que habla de sus dos madres, fui incapaz de leerlo hasta que estuvimos en casa. La sister más joven me pidió que fuera al dia siguiente, cumpleaños de Kyle, a la misa.

Jueves 3 de Febrero. A las 6 de la mañana, entro en la Iglesia de la Milagrosa de la mano de la Sister, no soy una persona de lágrima fácil, pero las lágrimas no dejaron de brotar durante todo el oficio mientras la Sister sujetaba mi mano.

La Milagrosa sabe que yo no me olvidaré nunca del Asilo y trataré que mi hijo se sienta muy orgulloso de la familia que lo cuidó y quiso durante sus primeros cuatro años.

Cuando llegué a la habitación, todos los niños de la "nursery", los "toddlers" y los cuidadores le estaban cantando "happy birthday" a Kyle, parte de ellos nos acompañaría al aeropuerto.

La salida de un niño del Asilo, es una alegría inmensa para las Sisters y Alice. Ellas cuidan de muchos niños que no serán nunca adoptados porque sus familias biológicas esperan un día poder ir a recogerlos, pero eso es algo que ellas saben que no ocurre muy amenudo.

A las 9 de la mañana dejamos el Asilo, abrazos, lágrimas y risas, ese dia un amiguito de Kyle habia conseguido sus papeles, podía ser adoptado pero ya tenía 6 añitos y la familia del Asilo sabía que no iba ser fácil encontrar la familia adecuada para el. Con su mirada en mi corazón, como representante de todos los demás, dejamos atrás el Asilo, con la promesa de volver un día para ver a la que es nuestra familia en Filipinas.

Cuando llegamos a Manila, Jimmy nos llevó a la Embajada, alli estaba Gina Escalante, la "social worker" que por esas fechas llevaba los exp. españoles en el ICAB... Solucionamos el papeleo y quedamos con ella para el día siguiente que visitaríamos el ICAB.

Cuando llegamos al hotel, teníamos una nota del tito Roel, él y su mujer querían conocer a Kyle y cenamos juntos, hablamos de Filipinas, de la vida, de cómo las personas podemos estar tan lejos y tan cerca a la vez.

Viernes 4 de Febrero. Vamos al ICAB, la directora está de viaje pero podemos hablar más de una hora con Gina.

A la pregunta ¿Cómo fue tan rápida mi asignación? la respuesta fue:

- "Concha, tú solicitabas un niño de los que SI tenemos".

Hablamos mucho sobre el Check-list, de monoparentales y cuando me confirmo que Kyle era la segunda asignación, me dijo que hacia unos días habían mandado la tercera asignación para una familia de Girona, la familia que presentó el primer exp. en Filipinas en Noviembre del 2003. Nada mas salir del ICAB y sin pensar en la hora que era en España, llamé a la familia de Girona, en Mayo de ese año fueron a buscar al benjamín de la familia a Manila y ahora tiene papá, mamá y una hermana nacida en India y otra nacida en China.

Por la tarde Jimmy y Ada, la amiga que viajo conmigo pero que se quedaba unas semanas mas de vacaciones, nos fueron e despedir al aeropuerto.

Llegamos el domingo 6 de Febrero a Madrid, donde nos esperaba parte de la familia y amigos, nos quedaban más de tres horas hasta El Bierzo, donde está nuestra casa.

Ha pasado mas de un año, Kyle a pasado los tres seguimientos, ya no es filipino y estamos esperando la Sentencia española para poder inscribirlo en el Juzgado con sus nuevos apellidos.

Ahora empieza a colocar las piezas del puzle de su vida, sabe que su mamá filipina, la que lo llevó en su barriga estaba muy malita y lo llevo al Asilo para que Madam Alice encontrara una mamá que sí lo pudiera cuidar.

Un día me dijo que a él le hubiera gustado estar en mi barriga, le he explicado que aunque no ha sido así, yo soy su mamá y lo querré y cuidare SIEMPRE.

Me dice muy amenudo: ¡soy tan feliz! Se siente seguro y toda la famlia está encantada con él.

Su profesora lo describe como un niño inteligente, con actitudes más adultas que el resto de sus compañeros, protector con sus compañeros más débiles y un niño muy estimulado afectivamente.

Tengo que agradecer a un montón de familias en todo el mundo por compartir sus experiencias, como no puedo nombrarlas a todas , ahí van las primeras de la lista.

SALAMAT,GRACIAS a :

Cristina y Justo, padres de una preciosa niña nacida en Haiti, gracias a vuestra ayuda encontré Filipinas.

Mónica y familia, primer exp. y alma del foro filipinas@infoadopta.net, sin tu generosidad al compartir toda la informacion de la que disponías, no lo hubiera conseguido.

Berta y Damas, padres de TESS, la princesa de la isla de las flores (Zamboanga), la primera niña que llegó a España en Octubre del 2004, gracias por compartir vuestra experiencia, vuestra hija fue un rayo de luz para todos los que ya creíamos que nuestros hijos estaban en Filipinas.

Ana Tapia y al equipo de ACI, gracias a vosotros sé que el amiguito de Kyle SI lo ha conseguido y poder oír su risa y saber que su familia también es muy feliz de tenerlo como hijo, ha sido un maravilloso regalo para nosotros.

Llevo desde Noviembre del 2003 aprendiendo del programa de adopciones filipino, y todas las familias con las que estoy en contacto están de acuerdo en que el ICAB realmente busca la familia adecuada para cada uno de sus niños.

Tarde lo que tarde, cuando llegue ese maravilloso día en que sepáis quien es vuestro niñ@ será ese y no otro el que tenía que ser.

¡MUCHA SUERTE ¡ Y no olvidéis que los milagros existen, de eso sabe mucho toda la gente que colabora con el ICAB cuidando de sus niños.

Fotos de Kyle

Fotos del Asilo La Milagrosa


Concha Suarez , monoparental.

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 11:17 p. m. | Permalink |


0 Comments: