lunes, 6 de febrero de 2012
Las adopciones internacionales caen a registros de hace 10 años



El número de menores adoptados es el más bajo desde 2002 · Los expedientes se equiparan a los de 1998 . Las trabas administrativas y la crisis explican la bajada

El boom iniciado a mediados de la década de los 90 es hoy un recuerdo. Sin que se haya agilizado la adopción nacional, las parejas andaluzas que deseen adoptar a un menor extranjero padecen las trabas burocráticas en los países de origen, al tiempo que menguan los recursos económicos disponibles para la epopeya en la que se en demasiadas ocasiones se convierte el proceso.

En 2011, según los resultados aportados a esta redacción por la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, los registros de adopción internacional en Andalucía descienden a números sin parangón en la última década.

Las familias andaluzas adoptaron el pasado año a 375 menores, un 22% menos que los 481 de 2010, y lejos de los 811 recibidos en 2004, cuando del fantasma de la crisis no se oía ni un arrastre de cadenas.

La tendencia amenaza con ir en picado: el año pasado, a 20 de diciembre, sólo se habían iniciado 255 expedientes administrativos, un 40% menos que en 2010 y la cifra más baja en tramitación de adopción internacional desde 1998.
Las familias andaluzas comienzan a abandonar sus esperanzas en los países que, tradicionalmente, han sido los originarios de la adopción internacional e irrumpen con fuerza los países africanos.

China, de donde llegaron a Andalucía en 2011 el mayor número de menores adoptados por delante de Rusia (106), Etiopía (35), Colombia (26), Kazajstán (17) y Ucrania (16), desciende sin embargo en cuanto a los expedientes tramitados, sólo 13.

El Gobierno chino no ha dejado de endurecer los requisitos desde 2006, cuando restringió el proceso a divorciados, transplantados u obesos (índice de masa corporal igual o superior al 40%).

El número de menores para adopción internacional en China ha disminuido considerablemente por la mejora en las condiciones económicas del país y el aumento de la adopción nacional, lo que, sumado al elevado número de expedientes enviados, produce un tapón y un alargamiento excesivo del tiempo de espera para la asignación de un menor. Actualmente este tiempo de espera medio está en cuatro años y siete meses y parece que seguirá aumentando.

Así las cosas con China, los andaluces volvieron otro año más a depositar su confianza en Rusia, donde se remitieron 66 expedientes. Todos tuvieron que ser a través de entidades colaboradoras, ya que la Junta mantiene congelada la denominada vía libre tras detectar a finales de 2008 unas posibles irregularidades relacionadas con falsificaciones de documentos.

Los nuevos destinos a los que se aferran las familias andaluzas son Colombia (46 expedientes), Malí (33), Etiopía (20) o Filipinas (14), al estar en retroceso también la opción emergente de Vietnam, que en septiembre informó de que no se admitirán solicitudes nuevas para menores sanos. Las restantes solicitudes son casi anecdóticas: Ucrania recibió once expedientes; Honduras, siete; India, República Dominicana y Bulgaria, cinco; Brasil, Nicaragua, Perú y Polonia, tres; Panamá, Senegal y Territorios Palestinos, dos; Costa Rica, Ecuador, Chile, México y Túnez, sólo una.

Por provincias, Sevilla fue con 59 la que más expedientes tramitó. Le siguieron Granada, con 53 y Córdoba con 41 expedientes cada una de ellas, Málaga con 40, Cádiz con 36, Jaén y Almería con 13 y, finalmente, Huelva con diez expedientes tramitados para adopción internacional el pasado año.

El descenso en la tramitación es una situación generalizada, no sólo de Andalucía, sino en el resto de España y en los países que realizan adopciones en el mundo.

A. Fuentes
DiariodeCordoba.es





Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:42 a. m. | Permalink |


0 Comments: