martes, 13 de octubre de 2009
Más de 200.000 filipinos, atrapados en campamentos de refugiados



Amnistía Internacional (AI) afirmó que más de 200.000 civiles de Mindanao Central (Filipinas) se encuentran en situación de vulnerabilidad en campamentos o refugios improvisados, a pesar del reciente alto el fuego entre el ejército filipino y los rebeldes del Frente Moro Islámico de Liberación (FMLI).

En su informe "Filipinas: Vidas destrozadas, más allá del conflicto armado de Mindanao 2008-2009", Amnistía asegura que estas personas viven hacinadas en campamentos y rodeadas de una fuerte presencia policial y con acceso limitado a alimentos y medios de subsistencia,

Además, destaca que muchas de estas personas desplazadas siguen sin poder regresar a sus hogares después del alto el fuego del pasado 29 de julio.

El informe, basado en una misión realizada por Amnistía Internacional en Mindanao y en actualizaciones sobre el terreno, pone de manifiesto la situación desesperada de los civiles, que viven hacinados en los campamentos, y recoge violaciones de derechos humanos cometidas por el ejército y el FMLI.

Entre estos abusos, AI cuenta detenciones arbitrarias y palizas recibidas por el ejército filipino, o el MILF o las milicias locales en la provincia de Maguindanao.

La directora adjunta de AI en Asia y Oceanía, Donna Guest, recalcó que las futuras conversaciones de paz entre el Gobierno y el FMLI deben incluir como prioridad los derechos humanos de estas personas desarraigadas. "Décadas de conflicto han herido a los civiles, que siguen viviendo con el miedo, sin saber lo que les espera en el día de mañana", añadió.

Guest señaló que el Gobierno está obligado, en virtud del derecho internacional, a brindar protección a los desplazados y acceso adecuado a alimentos, agua y asistencia médica.

Además, indicó que el Ejecutivo filipino debería iniciar una investigación rápida e imparcial de las denuncias de violaciones de derechos humanos y hacer públicos los resultados, y el FMLI debería cooperar en estos trabajos.

Para Amnistía, el Gobierno tiene que aplicar un plan para el retorno seguro y voluntario de los desplazados a sus pueblos, que facilite alimentación, vivienda y medios de reasentamiento adecuados.




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:24 a. m. | Permalink |


0 Comments: