viernes, 10 de diciembre de 2010
Sobre los actuales tiempos de espera...



Gracias al excelente trabajo que está desarrollando la Asociación Batang Masaya, hemos conocido una serie de datos que pueden llamar al desaliento. La noticia publicada básicamente dice 5 cosas:

* Los expedientes pendientes de asignar correspondientes a familias de todo el mundo del año 2008 son 200.

* El número total de expedientes aprobados en el año 2008 provenientes de España es de 174.

* El número total de expedientes aprobados en el año 2009 provenientes de España es de 214.

* De enero a Octubre de 2010 han sido aprobados 105 expedientes provenientes de España.

* De enero a Octubre de 2010 han sido asignadas 47 familias españolas.

Se que la primera impresión una vez leídos estos datos es la desesperación total. Pero no olvidemos que son meros datos y que cabe en ellos muuchas matizaciones que sería largo de explicar. He llegado a leer comentarios que hablan de que a este ritmo se pueden incrementar los tiempos de espera a 8 años o que se tardaría menos por adopción nacional.

Yo por supuesto estoy totalmente en contra de estas posturas. No considero que en el peor escenario se aumente más de 3 años la espera y quiero recordar que esos 3 años es la media de espera (sino más), a día de hoy, en la mayoría de países que aportan "seriedad" al proceso de adopción internacional.

Por otra parte, la media de espera para adopción nacional, salvo excepciones, supera ampliamente los 6 años de espera. Diga quien lo diga, a día de hoy, y referente a los tiempos de espera, no es comparable la adopción nacional con la Internacional.

Actualmente, en Filipinas, los tiempos de espera están en unos 30 meses una vez el expediente es aprobado en Filipinas, pero creo que aunque a corto plazo puedan seguir aumentando algo, a medio plazo los tiempos descenderán.

Nunca debemos olvidar que Filipinas es reconocido internacionalmente como el país que emplea los mejores métodos en materia de adopción internacional (no lo digo yo, lo dijo la ONU este mismo año) y eso les compromete firmemente, entre otras muchas cosas, y como a mi mismo me lo han comunicado alguna vez, a no prolongar excesivamente el tiempo de espera de los padres adoptantes. Para Filipinas, superar los 24 meses de espera, es un profundo fracaso.

Estoy firmemente convencido de que Filipinas interrumpiría inmediatamente la adopción internacional si viera que los tiempos de espera aumentan y aumentan para los padres adoptantes. Ya interrumpió durante casi un año la adopción para familias monoparentales en otro momento de "crisis" hace un par de años.

Por tanto ¡fuera desánimos!

Medidas como las siguientes, indican que el tiempo que pueden dedicar a partir de ahora a la asignación de niños puede aumentar considerablemente:

* La nueva normativa recientemente aprobada (50 expedientes en lista de espera por Organismo).

* La nueva Ley de adopción y otras medidas que intenta tomar el ICAB para dotarles de más recursos económicos.

* La fuerte bajada desde el último tercio del año 2009 de los expedientes enviados a Filipinas.

Por todo ello mucho ánimo, paciencia y confianza. Se que Filipinas está preocupada por este tema y no va a permitir que los tiempos de espera se dilaten indefinidamente como ocurre actualmente en China. Filipinas siempre ha respondido satisfactoriamente a sus familias adoptantes, pero también os digo que nunca olvidéis que tramitáis con un país del tercer mundo, con tiempos de respuesta y formas muy alejadas a las que estamos acostumbrados en Europa.


Un fuerte abrazo a todos,


Enrique




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 3:20 p. m. | Permalink |


0 Comments: