martes, 17 de mayo de 2011
El 18 por ciento de los filipinos carece aún de agua corriente




El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, con motivo de la celebración del Día Mundial del Agua, reconoció que en torno al 18 por ciento de los 90,3 millones de habitantes del país, unos 16 millones de personas, carecen aún de agua corriente, lo que amenaza al desarrollo de la nación.

El mandatario señaló que las deficiencias en la cantidad y calidad de las infraestructuras hídricas, incluidas las instalaciones de saneamiento, suponen un obstáculo al crecimiento económico y a las medidas para luchar contra la pobreza. También reconoció que a pesar de aumentar los fondos asignados para mejorar la distribución de agua, se ha registrado un aumento en el número de municipios fuera de la región capitalina que carecen de agua corriente.

El ministro de Interior y de Gobiernos Locales (DILG), Jesse Robredo, que también participó en el evento, aseguró que para 2013 la totalidad de la población contará con agua corriente. Según el ministro, los servicios de distribución de agua llegarán a los 238 municipios donde actualmente menos del 50 por ciento de los habitantes tienen fácil acceso a agua potable.

Pnoy, como se conoce popularmente al presidente, también criticó durante su discurso en

instalaciones del centro comercial Mall of Asia, en las riberas de la Bahía de Manila, la costumbre de los grandes centros urbanos de arrojar basuras o verter aguas residuales en los ríos o lagos, que contaminan los recursos hídricos y facilita el contagio de enfermedades.

Los esfuerzos por llevar el agua a la totalidad de la población también forman parte de los objetivos de desarrollo del milenio, agregó Aquino, quien manifestó que las agencias gubernamentales locales y funcionarios claves de su Gabinete contarán con la formación necesaria para desarrollar, operar y gestionar los servicios de agua potable.

Los trabajos para llevar agua a la población también tendrán en cuenta la protección y la regulación de los recursos hídricos para las generaciones futuras, por lo que se ha creado el programa para la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos (IWRM), añadió el mandatario filipino, que dijo que todas las actividades relacionadas con la distribución y protección del agua serán prioritarias durante su mandato, que concluye en 2016.

Newel Carlet
e-dyario.com


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:55 a. m. | Permalink |


0 Comments: