lunes, 14 de noviembre de 2011
Unos 115 millones de niños desempeñan trabajos peligrosos en el mundo



Según un informe oficial estadounidense, la agricultura, la minería y la pornografía son los sectores más sensibles en Latinoamérica


De acuerdo al reporte del departamento de Trabajo de los Estados Unidos, en la región se destacan los casos de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras y Perú. Sin embargo, advierte que los países más comprometidos son India, Bangladesh y Filipinas.

En India, los niños participan en la fabricación de 20 productos, entre los que figuran ladrillos, fuegos pirotécnicos o balones de fútbol. En Bangladesh, el trabajo infantil permitió realizar 14 productos diferentes, como relojes, telas o zapatos. Y en Filipinas, los más jóvenes están implicados en la elaboración de 12 tipos de productos, como tabaco o accesorios de moda.

"Estos informes dan una visión de los esfuerzos internacionales que se están haciendo para proteger a los niños de trabajos peligrosos e identifican las debilidades políticas y de ejecución que los hacen más vulnerables", observó la secretaria de Trabajo de Estados Unidos, Hilda Solís, al comentar los resultados del informe titulado Worst forms of child labor (Las peores formas de trabajo infantil), que contiene perfiles pormenorizados sobre 140 países donde los niños practican trabajos peligrosos.

En cuanto a los trabajos peligrosos, la tercera parte del informe destaca los casos de la fabricación de ladrillos en Afganistán y la extracción de casiterita y coltán en la República Democrática del Congo.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que unos 12,3 millones de personas practican trabajos forzados en todo el mundo y que 215 millones de niños son trabajadores, de los cuales 115 millones lo son en condiciones de riesgo, informó el Departamento de Trabajo. Para combatir esta lacra, el Gobierno estadounidense financiará tres proyectos distintos, mediante varias subvenciones que ascienden a 32,5 millones de dólares.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:55 a. m. | Permalink |


0 Comments: