martes, 12 de junio de 2012
CORA suscribe la Carta Abierta de ATLAS a las víctimas de los bebés robados


Desde Tulay, suscribo plenamente el siguiente comunicado de CORA (Coordinadora de Asociaciones en Defensa de la Adopció y el Acogimiento):



Dadas las constantes intervenciones en prensa y television sobre este tema, desde CORA creemos necesario recordar el comunicado de ATLAS al respecto del pasado mes de enero y asumirlo como propio.

Pamplona a 7 de mayo de 2012

    Estimados amigos,

    Nos ponemos en contacto con vosotros con intención de llamar vuestra atención mostrando nuestra inquietud sobre noticias y declaraciones en prensa que pudieran llevar a erróneas interpretaciones.

    Damos por supuesto que conocéis la trayectoria de la de la Coordinadora de Asociaciones en Defensa de la Adopción y el Acogimiento, CORA, y de las asociaciones que la componen; somos padres y madres adoptivos y personas adoptadas que luchamos, desde hace 12 años, por que nuestra opción de paternidad sea simplemente una opción. Aprendemos cada día de nuestras propias experiencias y todo nuestro interés es el mejor desarrollo de nuestros hijos e hijas. No es preciso extenderse mucho más.

    En CORA, y específicamente en las asociaciones que la componen, procuramos informarnos y formarnos entendiendo las necesidades de nuestros hijos e hijas y apoyándolos siempre. Fomentamos la actuación de profesionales especializados que nos ayuden en la especificidad del hecho adoptivo. Reivindicamos ante las administraciones públicas las mejoras necesarias para que los menores adoptados cuenten con las herramientas apropiadas para una óptima integración en la familia, en la escuela y en la sociedad.

    El fenómeno de la adopción (entendida como hoy la entendemos) es relativamente reciente en nuestro país. Consecuencia de ello es que es ahora cuando comienzan los menores a plantear “la búsqueda de sus orígenes”. Nosotros debemos estar ahí para acompañar, aconsejar y entender que muchos necesitan saber más. Las asociaciones de familias nos estamos aplicando organizando charlas y talleres sobre el asunto para estar mejor capacitados para esa búsqueda.

    La relación que nosotros mantenemos con nuestros hijos e hijas adoptivos es una relación paterno-filial como cualquier otra, con la característica del sufrimiento y las carencias que nuestros hijos han padecido en otro momento de su vida. Nosotros somos sus padres y madres; no hay más.

    Consideramos escandalosos los casos de robos y secuestros de bebés denunciados y entendemos perfectamente la angustia de de quienes han de vivir semejantes circunstancias. Alabamos la lucha que vuestras asociaciones están llevando a cabo por destapar a quienes de manera mafiosa truncaron familias secuestrando personas. Y reconocemos la ayuda que proporcionáis a cuantos puedan necesitarlo.

    Últimamente hemos detectado que nuestros pequeños se ponen muy inquietos no sabiendo cómo reaccionar cuando escuchan en los medios de comunicación noticias que vinculan incorrectamente adopción con robo de bebés. Queremos pensar que la preparación de sus padres sería suficiente para detectar esa señal e intervenir explicando inmediatamente que las adopciones de los niños/as actualmente nada tiene que ver con esos lamentables casos. Pero sabemos que no siempre se dispone de esa preparación y los menores dudan y sufren por una nueva incógnita en su vida.

    Cuando los medios de comunicación relacionan el robo de bebés con adopciones, algunos de nuestros hijos llegan a “identificar” su adopción con el rapto de bebés y consecuentemente la incertidumbre y angustia sobre si su adopción lo fue realmente.  Pero la adopción no es un robo. Ni el secuestro de un menor termina nunca en adopción; tan solo es tráfico de personas, engaños y sufrimiento.

    O cuando se habla de “la búsqueda de nuestros padres”, lo que pueden entender los menores es ¿a quién he de buscar yo?, ¿no tengo padres?, ¿Quiénes son, entonces, mis padres verdaderos?. La búsqueda de orígenes, lo sabéis bien, es una necesidad que algunos experimentan y nosotros, como padres y madres, reitero, queremos pensar que podemos ayudar a encontrar respuestas sin traumas.

    Afortunadamente, en la actualidad, las cosas son distintas a lo que padecisteis. Nos esforzamos en explicar la adopción y la diversidad familiar a todos los ámbitos de la sociedad. Por eso pensamos que entendéis la conveniencia de llamar a las cosas por su nombre, a separar el concepto de la adopción de cualquier acción delictiva.

    Nuestra petición seguramente encuentre una dificultad: sabemos que el lenguaje periodístico gusta de buscar notoriedad cuando no sensacionalismo. Por eso os sugerimos que nos ayudéis con nuestro propósito de explicar lo que es la adopción, la verdadera adopción, desligándola de compra-venta de personas, secuestros o robos y difundáis según vuestras posibilidades esta sugerencia en los ámbitos que corresponda.

    Reitero nuestro apoyo en vuestra batalla, para llevar a los culpables de semejantes delitos ante los tribunales, pero también os solicitamos ayuda en la protección de la imagen de nuestras familias, y la evitación de daños innecesarios a nuestros hijos.

    En el ánimo de haber explicado nuestra inquietud y confiando en vuestra comprensión, recibid un afectuoso saludo.

Fdo. Adolfo García Garaikoetxea. Coordinador General de CORA







Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 11:14 a. m. | Permalink |


0 Comments: