martes, 19 de junio de 2012
El Gobierno Vasco eliminará el tope de diferencia de edad para las adopciones


El Ejecutivo modificará el decreto que regula el régimen de adopciones porque vulnera el «derecho a la igualdad». Asuntos Sociales cree que el criterio de que el padre o la madre no pueda ser 45 años mayor que su hijo es «discriminatorio»

Ahora que cada vez vivimos más años y parturientas son menos jóvenes, la condición de que la edad sea un elemento excluyente a la hora de autorizar la adopción de un niño por parte de las autoridades ha quedado obsoleta. Así lo entiende el Gobierno Vasco, que ha decidido flexibilizar los requisitos para eliminar la condición de que entre los padres y el menor no pueda haber más de 44 años de diferencia. El Departamento de Asuntos Sociales trabaja en la modificación del decreto que regula en Euskadi las adopciones para derogar el límite de edad como criterio excluyente, una medida que consideran de «justicia social».

Con la actual reglamentación en la mano, una persona de 45 años nunca podría adoptar a un recién nacido. Para los responsables del departamento que dirige Gemma Zabaleta, esta limitación es «discriminatoria» y contraria al «derecho de igualdad», además de estar alejada de la realidad imperante. «Hoy, personas con más madurez tienen mejores condiciones de tipo económico y de estabilidad emocional para poder adoptar. Y es el pensar en lo mejor para el menor lo que aconseja eliminar este criterio excluyente y considerarlo únicamente como un factor a tener en cuenta», explicó Zabaleta.

La modificación del actual decreto, que entró en vigor en junio de 2008, será efectiva en un plazo aproximado de dos meses, una vez se complete la tramitación legal en el seno del Gobierno y el periodo de alegaciones. El martes, los responsables del departamento informaron de su propuesta al Órgano Interinstitucional de Servicios Sociales, integrado por las diputaciones -encargadas de gestionar los expedientes-, ayuntamientos y el propio Departamento.
El decreto que se va a modificar ahora fue elaborado por el exconsejero Javier Madrazo para regular los aspectos administrativos de las adopciones en desarrollo de la Ley de Atención y Protección a la Infancia y la Adolescencia. El límite de edad se ha venido aplicando desde entonces como criterio general, aunque no se tenía en cuenta cuando la persona o pareja solicitante pretendía adoptar a menores de edad con necesidades especiales. Hasta entonces, la limitación era aún más restrictiva, al rechazarse de entrada a aquellas personas de 50 años o más, aunque el criterio no era taxativo para todos los casos.


Seis años de espera

Con la futura modificación, la edad de los progenitores solo «tendrá como límite el interés superior del menor». Es decir, el futuro decreto no permitirá que, por ejemplo, una persona anciana se haga cargo de un bebé. «Para determinar la idoneidad de una persona, hay que tener en cuenta diversos factores de la vida en cuanto a su capacidad como padre o madre, entre los que la edad debe ser valorada como un criterio más, pero no constituir un elemento previo de exclusión», aclara Zabaleta. Fuentes del Departamento recordaron que la posición del Gobierno está avalada por el Ararteko, mientras que el convenio de la UE sobre adopción también establece la eliminación de la diferencia de edad.

El pasado año, en Euskadi se tramitaron 170 expedientes, la mayoría -en torno al 80%- de menores extranjeros. La crisis y el endurecimiento de los requisitos por parte de los países de origen de los niños ha provocado que las adopciones internacionales caigan en torno al 50%. También ha influido la mejora de las condiciones de vida de regiones de donde tradicionalmente llegaban los menores, como China o Sudamérica. En la actualidad, la lista de espera para traer a un menor del extranjero es de hasta seis años.





Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 11:11 a. m. | Permalink |


0 Comments: