viernes, 29 de diciembre de 2006
Un seísmo en Taiwan deja incomunicada Asia


La rotura de cables submarinos interrumpe las conexiones telefónicas y de Internet

Una buena parte de Asia amaneció ayer incomunicada del resto del mundo debido al terremoto que sacudió, en la noche del martes, la costa sur de Taiwan, donde dejó dos muertos. El seísmo, de una magnitud de 6,7 grados, y las réplicas que lo siguieron dañaron varios cables submarinos y provocaron la interrupción de las líneas de teléfono e Internet en Taiwan, China, Japón, Corea del Sur y el sureste asiático. Las reparaciones podrían tardar varias semanas.

Bancos, empresas y usuarios particulares a lo largo de Asia se encontraron ayer bloqueados: las conexiones telefónicas y de Internet no funcionaban o eran extremadamente lentas. El motivo se halla en las profundidades marinas: una parte importante de la red de cables de fibra óptica está situada a unos 15 kilómetros al sur de Taiwan, justo en el epicentro del terremoto de la víspera, que apenas causó daños materiales en la isla. Tampoco se produjo el temido maremoto del que había alertado la Agencia Meteorológica de Japón.

Las consecuencias del seísmo, sin embargo, se dejaron sentir, y severamente, en las telecomunicaciones, ya que seis de los cables quedaron cortados.

La principal compañía telefónica taiwanesa, Chunghwa Telecom, dijo que los daños en uno de esos cables habían interrumpido el 98% de las comunicaciones de la isla con Malaisia, Singapur, Tailandia y Hong Kong, y el 60% de las conexiones con EE UU.

Su equivalente chino, la China Telecommunications Group, anunció daños en sus cables con Estados Unidos y Europa: "Las conexiones de Internet han quedado muy afectadas, y las líneas de teléfonos lo están en diverso grado". De hecho, gran parte de las comunicaciones entre China continental, Taiwan, Estados Unidos y Europa están cortadas.

Desde China, el acceso al extranjero es prácticamente imposible desde un teléfono fijo. Con los móviles no hay problema, gracias a la comunicación vía satélite. PCCW, el principal proveedor de línea telefónica de Hong Kong, señaló que la mitad de los servicios de transferencia de datos están averiados.

En Corea del Sur, la empresa proveedora de banda ancha KT Corp interrumpió el servicio a sus clientes, bancos incluidos. "Estamos haciendo nuestros mayores esfuerzos para restaurar el servicio", dijo un portavoz de la compañía. Las operaciones de comercio exterior y el mercado de divisas quedaron prácticamente interrumpidos, según explicaron varios agentes bancarios surcoreanos.

Los efectos del terremoto también se han notado en las comunicaciones del sureste asiático, especialmente en Filipinas, Tailandia, Indonesia y Singapur.

Las cuatro principales empresas filipinas de telecomunicaciones han visto interrumpidos o mermados sus servicios de teléfono e Internet. Algo similar ocurre en Tailandia con Internet, donde el principal operador de telefonía móvil ha visto afectado su servicio internacional y ha recurrido a un sistema alternativo para mantener sus prestaciones. En Singapur hay problemas sobre todo con el acceso a Internet.

Aunque ya se han iniciado los trabajos de reparación de los cables, los técnicos calculan que los servicios no estarán totalmente restablecidos antes de tres semanas. Mientras tanto, en Taiwan, los equipos de salvamento rescataban ayer a ocho personas, incluidos cuatro niños, atrapadas entre los escombros de una fábrica de muebles en la ciudad meridional de Hengchun, la más afectada por el terremoto. Ese mismo derrumbe ocasionó las dos víctimas mortales.

El temblor, ocurrido a las 20.26, hora local (mediodía en España), coincidió con el segundo aniversario del tsunami que asoló el sureste asiático y se cobró 250.000 muertos.

El País, 28/12/2006

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:49 a. m. | Permalink |


0 Comments: