martes, 7 de agosto de 2007
Programa de apoyo para niños de Adopción Internacional


Colegio Santa teresa, Valencia


El colegio Santa Teresa de Valencia elabora un proyecto para que la conselleria atienda sus necesidades educativas con los escolares que proceden de la adopción internacional

La atención individualiza es necesaria para 45 alumnos de los 196 que tiene matriculados el colegio público Santa Teresa de Valencia, uno de los pocos centros que en la ciudad ofrecen la enseñanza de Primaria en línea en valenciano.

Los recursos humanos se quedan insuficientes frente unas demandas peculiares motivadas por los niños con necesidades educativas especiales (25) y por el elevado número de alumnos de este centro que proceden de la adopción internacional (20 escolares).

El equipo directivo y el profesorado del Santa Teresa ha resuelto afrontar con decisión la situación para mejorarla por lo que ha presentado a la Conselleria de Educación una amplia propuesta en su Programa Singular de Compensatoria para el curso próximo. Su preocupación es que esta necesidad sea atendida ante el elevado número de solicitudes de otros centros presentadas al departamento autonómico, comentó la jefa de estudios, Maria Isabel Tomàs. «Muchos de estos alumnos son de incorporación tardía por lo que arrastran un retraso escolar. Muestran unas carencias enormes que la escuela que no tenga recursos no pueden atender de ninguna forma. Los problemas más comunes son el déficit de atención y de concentración, psicológicos y afectivos, así como de conducta» explicó a Levante-EMV la jefa de estudios.

Tal como relata, «son personas que rompen con todos los vínculos y que vuelven a crear otros vínculos familiares aquí. Necesitan la seguridad de que no serán devueltos; están muy asustados. En algunos casos, además, desconocen la lengua y se tienen que acoplar a una institución que les suele causar un rechazo que llevan dentro. Todo esto genera estados de ansiedad y unas necesidades educativas que han aparecido ahora» .

El programa presentado a Educación, en su introducción, especifica que la mayoría de estos niños adoptados «no han estado escolarizados en sus países de origen, provienen de orfanatos y no saben lo que es tener un padre o una madre» .

Además, en la escuela, «aumenta su inquietud y les es más difícil la adaptación e integración de las normas o hábitos como podemos comprobar a diario en nuestro colegio. Lo cual repercute negativamente en la marcha de las clases y más, como es nuestro caso, cuando coinciden en el aula con tres o incluso cinco niños procedentes de la adopción internacional» . El proyecto, totalmente novedoso y que supone un «reto educativo» para el colegio, implica a las consellerias de Bienestar Social y de Educación, así como la de Hacienda ya que el coste económico para poder desarrollar el programa está calculado en 1.590 euros.

Los recursos que necesitan son tanto materiales como humanos, aunque ya cuentan con el apoyo del gabinete psicopedagógico de Educación y el asesoramiento técnico de Bienestar Social. Pero, específicamente, requieren para la atención más individualizada a estos alumnos o en grupos pequeños de materiales complementarios así como de talleres.

De los recursos humanos, junto a los 14 profesores en plantilla, les urge una maestra extraplantilla de compensatoria a tiempo completo y la ampliación horaria tanto de la educadora con la que ya cuenta el colegio como de la psicopedagoga.

Maite Ducajú
Levante.com


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:21 a. m. | Permalink |


0 Comments: