martes, 7 de agosto de 2007
Unos 2.000 niños andaluces necesitan una familia de acogida



Unos 5.600 menores viven hoy en Andalucía apartados de sus padres biológicos por atravesar éstos dificultades y residen en las llamadas familias de acogidas, en las que pasarán una parte de su infancia. La Junta de Andalucía estima, sin embargo, que son necesarias unas 2.000 familias más para ayudar a los niños que atiende en sus centros de internamiento y que pueden encontrar el entorno ideal para su desarrollo en un hogar. Ante esto se ha lanzado a la búsqueda de más padres temporales con una nueva campaña de concienciación que presentó ayer la consejera para la Igualdad y el Bienestar Social, Micaela Navarro, que aportó cifras sobre la magnitud que tiene la acogida temporal en los servicios sociales andaluces: en apenas seis meses se ha incrementado en 800 el número de chicos que han pasado a este sistema.

"Alto índice de solidaridad, deseosas de colaborar y con aptitudes educativas", éste es el perfil ideal de las familias -en las distintas variables que tiene este concepto hoy- a las que Navarro se dirigió ayer para animarlas a incorporarse al sistema de acogida, que no de pre-adopción, ya que ambas situaciones son incompatibles.

Los menores pueden pasar en sus nuevos hogares desde meses a años, pero en cualquier caso se trata de una situación temporal, "de ahí que tenga aún más valor el esfuerzo que hacen de colaborar con la normalización y el desarrollo de estos niños en el mejor entorno posible", recalcó la consejera para la Igualdad.

El modelo social mediterráneo ayuda a que en el 80 por ciento de los casos los chicos acaben viviendo con un miembro de la llamada familia extensa, abuelos o tíos en la mayoría de las situaciones, lo que facilita que puedan mantener un contacto más fluido con sus padres biológicos. Y es que el objetivo último es que el menor regrese con ellos, lo que sólo se consigue en poco más del 25 por ciento de los casos. Cuando el deterioro de la situación familiar hace, sin embargo, que sea irreversible la marcha del niño se inicia entonces un proceso de adopción, aunque no necesariamente éste acaba con la familia de acogida.

El sistema de protección de menores cuenta con un presupuesto de casi 11 millones de euros al año y las familias acogedoras, dependiendo de su situación económica, pueden recibir ayudas de 600 euros mensuales.

Más información: 902 102 227

M. Ramos
EuropaSur.com



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:11 a. m. | Permalink |


0 Comments: