lunes, 3 de diciembre de 2007
Olas gigantes de seis metros causan el pánico en el sur de Filipinas


Olas gigantes de hasta seis metros de altura generadas por la cola de la depresión tropical "Hagibis" arrasaron cientos de casas en 15 ciudades costeras del extremo sur de Filipinas, dijeron hoy testigos y fuentes oficiales


Por el momento no se han registrado víctimas, pero unas 5.000 personas han sido evacuadas en la región de Zamboanga, casi 900 kilómetros al sur de la capital, a centros de acogida en escuelas y polideportivos, según los residentes.

Las áreas afectadas ya han sido declaradas zonas de calamidad y se han suspendido las clases en todos los colegios, anunciaron las administraciones locales.

Trece muertos por riadas
"Hagibis", que hace dos semanas causó trece muertos por riadas en el norte de Mindanao y las Visayas, amenaza ahora de nuevo el sur de Luzón con vientos sostenidos de hasta 55 kilómetros por hora cerca del epicentro, según los meteorólogos.

Según el último pronóstico, se mueve en dirección este-noreste hacia la región de Bicol a una velocidad de 22 kilómetros por hora.

Aunque ha visto ya rebajado su categoría de tifón a zona de baja presión tropical y pasará más lejos de áreas habitadas como hizo la primera vez que visitó Filipinas, unas veinte regiones y provincias están en alerta, entre ellas Metro Manila.

Las autoridades advirtieron previamente del riesgo de olas gigantes e instaron a los residentes de lugares propensos a sufrir riadas a que extremen las medidas de precaución.

Por su parte, "Mitag", que dejó 17 fallecidos a su paso por el país durante el fin de semana, se aleja y se encuentra ya a unos 200 kilómetros de las Islas Batantes, en el norte del archipiélago.

Durante la temporada de lluvias, Filipinas sufre cada año inundaciones y corrimientos de tierra que dejan decenas de muertos.

A finales de 2006, cuatro tormentas de inusual intensidad anegaron varias zonas del sur de Luzón y provocaron fuertes riadas que se saldaron con más de 1.300 fallecidos, casi tres millones de afectados y medio millón de casas destruidas.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:34 a. m. | Permalink |


0 Comments: