jueves, 29 de noviembre de 2007
Nuevo intento de Golpe de Estado en Filipinas



La Policía ordena a los militares amotinados que abandonen el hotel donde han establecido su centro de operaciones. Los militares abandonaron el juicio al que se enfrentaban por estar implicados en un intento de golpe de estado contra la presidenta del país, Gloria Macapagal Arroyo, y volvieron a desafiarla asaltando un hotel cercano al tribunal y exigiendo su dimisión.

Además, la Policía ha advertido a los ciudadanos de que no se acerquen al hotel. Por su parte, la presidenta convocó un gabinete de emergencia.

Escoltados por la Policía militar, que al parecer no les evitó abandonar el Tribunal en Makati, el distrito financiero de Manila, los militares se dirigieron hacia el exclusivo hotel Península de Manila y empujaron a los vigilantes de la entrada.

Entre los militares estaba el también militar y senador, Antonio Trillanes, que declaró a la agencia AP: "Queremos un cambio". También estaba el general Danilo Lim, sospechoso de participar en otro intento de golpe de estado el año pasado, que hizo una declaración instando a Arroyo a dimitir y pidiendo a las fuerzas armadas que le retiren su apoyo.

En la declaración, leída por televisión, Lim llamó a la formación de un nuevo Gobierno. "Arroyo robó la presidencia a Estrada, y después manipuló los resultados de las elecciones de 2004", denunció Lim.

Los seguidores de Joseph Estrada claman que el ex presidente fue apartado del poder en 2002 con un golpe de Estado urdido por la elite empresarial, la influyente Iglesia católica y los militares.

"Nosotros intentamos restaurar la legitimidad, pero ella utiliza el poder para frustrarnos", dijo Lim. "Debemos utilizar todo lo que podamos para evitar volver a la corrupción. Nosotros estamos retirando el apoyo a este Gobierno y otras unidades lo harán también".

El ex vicepresidente, Teofisto Guingona, líder opositor, y otros líderes de la izquierda se han unido al levantamiento militar, que ha establecido su centro de operaciones en una habitación de la segunda planta del hotel.

Los militares que estaban en el juicio eran los 300 soldados que en 2003 tomaron el hotel ritzy Oakwood y un centro comercial cercano en julio de 2003, sembrando la zona de bombas y exigiendo la dimisión de Arroyo.

Europa Press

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:37 a. m. | Permalink |


1 Comments:


At 2:47 p. m., Blogger Tocke

Buenos días. Escribo de Argentina. Realmente amanecimos en mi país con los noticieros y radios que en Filipinas hubo un intento de Golpe. Veo que aqui en mi país son las 11 de la mañana y en Filipinas las 10, en este instante mismo.
Realmente increible lo sucedido con estos "militares" si realmente se los puede llamar así. Increible que Trillanes sea Senador elegido por la gente, y realice un Golpe, increible!! No entiendo cómo éstos militares todavía pertenecen al Ejercito filipino. ¿Aun después de semejante delitos no son condenados ni por la justicia civil, ni por la justicia militar? Como mínimo deben ser expulsados del ejercito.
Peor aun con los antecedentes de Trillanes que en el 2003 intentó realizar un golpe e instaurar una dictadura. Increible que pleno siglo XXI todavía se escuchen y sucedan estas cosas. Tengo apenas 2 años y me da asco que ocurran cosas así, sea el país que sea. Ojala que estos psicopatas "militares" tengan el juicio y la condena que se merecen, por traidores a la patria y por atentar contra el pueblo filipino.
Que Dios bendiga Filipinas.
Saludos, suerte.