lunes, 22 de septiembre de 2008
La carencia de alimentos provoca en Filipinas el auge en el consumo de carne de perro




El Departamento de Agricultura ha redoblado sus esfuerzos por poner freno al comercio de los canes y multará a aquellos restaurantes que ofrezcan carne de perro en sus menús

Las autoridades de varias provincias del norte de Filipinas alertaron de que los crecientes precios de los alimentos están llevando a un incremento de las ventas de carne de perro, pese a que su consumo es ilegal en el país.

"Animal Kingdom Foundation", un grupo defensor de los derechos de los animales, denuncia que la carne de perro se está vendiendo en el mercado negro a 120 pesos (unos 2.67 dólares), frente a los 180 pesos (cuatro dólares) que cuesta un kilo de cerdo o ternera.

La presencia en la zona de turistas de Corea del Sur, donde es habitual comer perro, también contribuye a aumentar la demanda.

El Departamento de Agricultura ha redoblado sus esfuerzos por poner freno al comercio de los canes y multará a aquellos restaurantes que ofrezcan carne de perro en sus menús, según el doctor Jerry Balian.

Balian, no obstante, admitió que es muy difícil luchar contra un negocio en que un perro se puede comprar por tan sólo 50 pesos (algo más de un dólar) pero su carne puede venderse por más de 450 pesos (diez dólares).

Quienes sean hallados culpables de comerciar con carne de perro en Filipinas pueden ser condenados a un máximo de cuatro años de prisión y a pagar una multa de 5.000 pesos (unos 100 dólares) por cada animal.




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:31 a. m. | Permalink |


0 Comments: