martes, 16 de septiembre de 2008
Ordizia y Filipinas


Vista aérea de Ordizia



La Cofradía del Queso Idiazabal celebró en Ordizia su decimonoveno capítulo, con el nombramiento de los nuevos cofrades.

Tras la ceremonia religiosa oficiada en la iglesia se invistió a los nuevos cofrades, entre los que se encontraban incluidos representantes de Perú, México y Filipinas, con motivo del quinto centenario del nacimiento de Andrés de Urdaneta, insigne navegante del siglo XVI, natural de Ordizia, uno de los impulsores del comercio en el Pacífico.


Ordizia internacional

El acto finalizó con el discurso de la cónsul general de Filipinas, Ana Celia, quien destacó que «la amistad entre Filipinas y el País Vasco ha sido siempre muy intensa», La diplomática habló del navegante Andrés de Urdaneta y de las relaciones comerciales que se establecieron gracias a su presencia en el Pacífico, reconocidas como las primeras a nivel global.

Estos viajes unían Europa, Asia y América, y tenían una base importante en el puerto de Manila. La plata mexicana era trocada por productos orientales. Ana Celia también leyó el comunicado del embajador Joseph Bernardo, quien agradeció la distinción de cofrade honorífico.

Asimismo, Bernardo recordó que existe una ciudad en Filipinas llamada Urdaneta en honor al navegante, una prueba de la relación entre el pueblo de Ordizia y el país oriental. La propia presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal-Arroyo, inauguró el Año Urdaneta.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:43 a. m. | Permalink |


0 Comments: