viernes, 6 de febrero de 2009
Nueva ley sobre adopción en Filipinas


Normalmente los viernes os suelo poner un vídeo para que paséis unos minutos "viviendo" en Filipinas. Sin embargo esta semana no va a ser así. Creo que la noticia que voy a daros os va a hacer muchísima más ilusión que cualquier vídeo.

Desde hace ya un par de años, venimos informando que Filipinas era consciente de los errores que tenían sus propias leyes en materia de adopción. Pues bien, parece ser que el Gobierno está poniendo remedio a esta situación con la aprobación de una nueva ley en materia de adopción.

Aparte de tipificar y aclarar normativas antiguas, considero que la principal novedad de esta nueva ley alude a la modificación en la tramitación a seguir en los caso de abandono de un niño. Hasta ahora podían pasar unos cuantos años desde que un niño era abandonado por sus padres biológicos hasta que era declarado apto para su adopción.

Para que un niño sea declarado "abandonado o expósito" deben publicarse anuncios en radio, prensa o televisión a nivel local y nacional, además de realizar un informe en donde conste todo lo que se ha hecho por localizar a los padres biológicos del niño. Si todo esto falla, el expediente del niño pasa a un tribunal que es el que dictamina legalmente que un niño ha sido abandonado y por tanto puede ser adoptado.

Este trámite judicial es el verdadero cuello de botella del proceso. Si nos quejamos de la justicia española por su lentitud os podéis imaginar lo que se tarda en llevar a cabo un juicio en Filipinas para un asunto "menor" como el declarar a un niño legalmente expósito. Conozco casos de niños abandonados con 3 años y estar legalmente disponibles para su adopción 4 años más tarde. Mientras tanto los niños permanecen en orfanatos sin posibilidad de tener una familia estable. Evidentemente no hay muchas familias dispuestas a adoptar niños de 7 años y sin embargo hay muchas dispuestas a adoptar niños de 3 años.

La nueva ley tiende a agilizar este paso, ya que desde su aprobación, la declaración de abandono será un mero trámite administrativo (similar al que se hace cuando un niño es entregado voluntariamente por sus padres biológicos para que sea adoptado), con el consiguiente ahorro de tiempo. De hecho y según la nueva ley un niño abandonado puede estar disponible para su adopción en apenas 3 meses desde que ha sido abandonado por sus padres.

Igualmente si hasta ahora el tiempo de reflexión que se le concedía a una familia biológica, que había entregado voluntariamente a su hijo, para anular el acta por el que perdían la custodia de su hijo, estaba establecido en seis meses, a partir de esta nueva ley se rebaja igualmente a 3 meses. Hasta ahora, por ejemplo, un niño recién nacido entregado voluntariamente por sus padres para que fuera adoptado, no podía ser dado en adopción, como mínimo, hasta los 6 meses de edad del menor. Desde ahora podrá ser dado en adopción con tan solo 3 meses de edad.

Por supuesto todo lo que cuento es pura teoría y siempre suponiendo que toda la "maquinaria administrativa" funcione a la perfección. Habrá que esperar a su puesta en práctica para comprobar las mejoras reales en el proceso.

Hace apenas unos días la Ley fue aprobada en el Senado filipino y sólo queda la firma de la presidenta Gloria Macapagal-Arroyo para su entrada en vigor. No creo que se retrase más allá de un par de meses.

¿Cómo nos afecta esta medida? Seguramente el número de niños disponibles a medio plazo sea mucho mayor y descenderá considerablemente la edad de los niños susceptibles de ser adoptados.

Si queréis leer el documento original en inglés de esta nueva ley la podéis descargar desde el siguiente enlace que permanecerá visible permanentemente en nuestra sección de "Documentación":

Proyecto de Ley de Filipinas 2391

Desde Tulay felicitamos a Filipinas y al ICAB por darnos esta extraordinaria noticia que redunda indiscutiblemente en beneficio de los niños filipinos sin hogar.




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:49 a. m. | Permalink |


0 Comments: