jueves, 29 de enero de 2009
Recipientes hallados en Filipinas pertenecerían a una tribu perdida



Cuando la policía filipina confiscó 22 bolsas de vasijas dañadas a unos ladrones de antigüedades cerca de un área donde operaban rebeldes musulmanes, los oficiales no sabían que posiblemente descubrieron los restos de una tribu perdida hace mucho tiempo.

Ahora, los expertos del Museo Nacional en la capital, Manila, estudian las urnas funerarias de una tribu que vivió en Filipinas 2.000 años atrás, en lo que podría ser un importante descubrimiento arqueológico.

"Las vasijas tienen rostros humanos que muestran emociones", explicó Eusebio Dizon, director de la unidad de arqueología del museo.

Dizon dijo que las imágenes de personas en los fragmentos podría significar que la tribu que usaba los recipientes tenía orígenes diferentes de los grupos indígenas conocidos en Filipinas.

"Las tribus Manobos, Tirurays y B'laans que sobrevivieron con el tiempo no entierran a sus muertos en vasijas con pinturas antropomórficas (formas humanas). Por lo que no tenemos idea qué tipo de personas realizaron estas urnas", explicó el director.

Dizon, que estudió en Estados Unidos, pasó varios años de la década de 1990 excavando en una cueva de la provincia de Sarangani, en Mindanao, luego de obtener la información de cazadores de tesoros de que en el área habían recipientes con raras formas antropomórficas.


Los análisis de carbono mostraron que las vasijas son del año 5 a.C.

Dizon dijo que la fecha podría ser anterior debido al rudimentario método utilizado en las vasijas y por las formas humanas que aparecen en ellas. Pero se necesitan más estudios para establecer el origen real del descubrimiento, añadió.

"No tenemos idea de dónde provienen estos artefactos porque las personas que intentaban sacarlos del área no supieron decirnos dónde los habían encontrado. Pero, estoy seguro que no son falsas", comentó.

Rene Miguel Dominguez, gobernador de Sarangani, afirmó que se dijo que los artefactos fueron hallados cerca del pueblo de Palembang, un área costera en la adyacente provincia Sultan Kudarat, donde los rebeldes musulmanes están activos.


RAROS Y UNICOS

Los arqueólogos han descubierto armas de finales de la edad de piedra, recipientes y otros artefactos en excavaciones en la región.

"Pero recipientes antropomórficos se ven raramente en esta parte del mundo", comentó Dizon.

Angel Bautista, jefe de la división de propiedad cultural del museo, dijo que el Gobierno quería que el nuevo descubrimiento fuera declarado "tesoro nacional", pero se necesitaban más investigaciones para establecer la procedencia.

Dizon dijo que era importante para los arqueólogos inspeccionar los lugares donde fueron hallados los artefactos y examinar los "datos básicos" que quizá revelarían información valiosa sobre lo que podría ser uno de los asentamientos humanos más antiguos en el país.

Sin embargo, al museo le faltan recursos para embarcarse en una exploración mayor del área donde se han dado esporádicos enfrentamientos entre soldados y el grupo rebelde islámico más grande en la nación.

Dominguez dijo que algunas áreas donde se sospechaba que habían sido halladas las vasijas eran controladas por los rebeldes que demandan grandes sumas de dinero para permitir otros trabajos arqueológicos.

"Estas piezas son parte de nuestra historia prehistórica y el Gobierno debe hacer todo lo necesario para proteger el lugar donde estos artefactos fueron hallados", añadió.

Además de los rebeldes y grupos anárquicos en las zonas, los arqueólogos deben luchar contra traficantes de antigüedades y cazadores de tesoros ya que los hallazgos pueden valer millones de pesos en el mercado negro.

"Podríamos aprender más sobre nuestro pasado con estos recipientes, pero primero necesitamos preservarlos y proteger las área en donde fueron encontrados", agregó.

Manny Mogato


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:17 a. m. | Permalink |


0 Comments: