martes, 17 de marzo de 2009
La Presidenta de Filipinas aprueba el nuevo proyecto de ley de Adopción


La presidenta, tras la firma de la nueva Ley

Tal y como informamos hace más de un mes, sólo quedaba la firma de la Presidenta Gloria Macapagal-Arroyo para que la nueva Ley de Adopción entrara en vigor. Dicha firma se ha producido la semana pasada así que solo queda que empiecen a aplicarla.

Las novedades se pueden resumir en varios puntos:
  1. El proceso de declaración de abandono pasa de ser un proceso judicial (podía tardar más de 3 años) a administrativo (en un mes el niño puede ser declarado como legalmente abandonado).
  2. Desde que el niño es abandonado, hasta que puede ser dado en adopción, no pueden pasar más de tres meses.
  3. En las adopciones en las que el niño es voluntariamente entregado por sus padres, una vez que dichos padres firman el consentimiento de entrega voluntaria, el niño podrá ser dado en adopción en tres meses (antes era en seis meses). Dicho período de reflexión de tres meses, es el que establece la ley filipina para que el niño pueda ser devuelto a sus padres biológicos si éstos se arrepienten de su decisión.
En cualquier caso hay que ser muy cautos con todas estas modificaciones y esperar unos cuantos meses para ver que es lo que sucede "realmente". Nunca olvidéis que estamos tramitando con un país del tercer mundo, con ritmos y tiempos de trabajo muy diferentes al nuestro. Como comenté en la anterior noticia, no creo que a corto plazo se produzcan cambios significativos. Más bien considero que los cambios se irán produciendo poco a poco y de forma paulatina. Ojalá me equivoque y desde mañana se apliquen estas medidas en su totalidad.

En cualquier caso si su aplicación fuera inmediata significaría que los niños entregados voluntariamente por sus padres biológicos llegarían a nuestras manos al menos con tres meses menos de edad y los niños abandonados con edades mucho más pequeñas.

Quiero recordar que sólo en el área metropolitana de Manila se estima que pueden vivir un millón de niños sin la protección de una familia. A partir de ahora con que un trabajador social decida que uno sólo de esos niños debe ser protegido, en tan sólo 90 días podría ser declarado abandonado y susceptible de ser adoptado. Por supuesto estoy soñando en voz alta.

En cualquier caso, es una excepcional noticia para los niños de filipinas.


Resumen de lo que dice la prensa filipina de la nueva Ley:


La Presidenta Gloria Macapagal-Arroyo firmó el jueves pasado una ley que hace quel proceso de adopción internacional de un niño filipino sea más corto y más simple.

La Ley de la República 9523, requiere a partir de ahora la certificación del Departamento de Bienestar Social y Desarrollo (DSWD) para declarar a un niño legalmente disponibles para su adopción, siendo un requisito indispensable para los trámites de adopción. Esta nueva Ley simplificará los procedimientos mediante la transferencia de la declaración de abandono de los niños de los tribunales al DSWD.

El DSWD explicó que con el sistema actual, los tribunales necesitan alrededor de uno a tres años, después de los seis meses de período de gracia, antes de que la declaración de abandono pueda ser emitida.

El período de gracia es el tiempo previsto por la ley para localizar a los padres del niño. Dicho tiempo se ha reducido con la nueva ley de seis a tres meses.

La Secretaria de Bienestar Social, Esperanza Cabral, señaló que la naturaleza del procedimiento también se ha cambiado de jurídica a administrativa.

En el marco del procedimiento administrativo, la declaración de un niño como legalmente libre para su adopción llevará 24 días a partir de la fecha de presentación de la petición al DSWD.

La Senadora Ana Consuelo Madrigal, uno de los principales autores del proyecto de ley, dio la bienvenida a la nueva ley, diciendo que es un paso para ayudar a mejorar la vida de los niños abandonados o descuidados por sus padres.


Etiquetas: ,

 

Enrique Campoamor a las 10:03 a. m. | Permalink |


0 Comments: