viernes, 13 de marzo de 2009
Erupción del volcán Pinatubo de 1991




El 15 de junio de 1991 tuvo lugar en Filipinas la erupción volcánica más grande y más violenta que el siglo XX haya contemplado. El volcán Pinatubo, situado al norte de Luzón, entró en erupción. Afortunadamente fue una catástrofe que se esperaba y pudo evacuarse a gran parte de la población. Apenas hubo víctimas mortales, pero los daños materiales y la devastación que dejó a su paso son difíciles de olvidar.

Los efectos de la erupción se sintieron en todo el mundo. El volcán envió grandes cantidades de gases hacia la estratósfera, más que cualquier otra erupción si exceptuamos la de Krakatoa en 1883. El nivel de todos los océanos bajó unos cinco milímetros. Pocos años después el mar recuperó la tendencia a la subida de nivel que se observa desde hace algunas décadas, provocada por el calentamiento global. La explicación de este efecto está en la ingente cantidad de partículas que el volcán inyectó en la atmósfera, que hizo de pantalla, más consistente de lo normal, frente a la radiación solar que llega a la Tierra, provocando así un enfriamiento transitorio del planeta. Las temperaturas globales bajaron aproximadamente 0,5 °C y la destrucción de la capa de ozono aumentó de manera considerable. Los gases emitidos produjeron una capa global de ácido sulfúrico durante los meses siguientes.

Un desastre mundial a la que los filipinos están bastante acostumbrados por las contínuas erupciones volcánicas a que están sometidos. El vídeo que os traigo hoy refleja el lado más humano. La destrucción de miles y miles de casas sepultadas por toneladas y metros de cenizas volcánicas.





Etiquetas: ,

 

Enrique Campoamor a las 10:05 a. m. | Permalink |


0 Comments: