martes, 13 de octubre de 2009
La ONU quiere reunir 74 millones de dólares para la población afectada por los tifones



La ONU llamó a la comunidad internacional de donantes a reunir 74 millones de dólares para asistir a la población afectada por los dos ciclones que azotaron a Filipinas la semana pasada. Los fondos se usarán para ayudar a un millón de personas, señaló la portavoz en Ginebra de la Oficina de la ONU para Asuntos Humanitarios (OCHA), Elizabeth Byrs.

'En estos momentos, es muy difícil dar el número exacto de los hogares destruidos y de las personas que necesitan ayuda, pero estimamos que hay unos 400.000 evacuados que se encuentran en refugios en los alrededores de Manila', dijo la portavoz. Indicó que las prioridades son la nutrición, el agua potable y la higiene de la población.

El titular de OCHA, John Holmes, anunció ayer un desembolso de siete millones de dólares del Fondo Central de Respuesta de Emergencia (CERF) para ayuda inmediata a los más necesitados.

Según cifras oficiales, 295 personas han muerto, 3,9 millones han sido afectadas y al menos 335.700 se encuentran refugiados en 559 albergues de evacuación.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) asiste a los centenares de miles de damnificados por las inundaciones en Filipinas llevando víveres a las zonas más afectadas en helicópteros, botes inflables y vehículos terrestres.

Las dos tormentas tropicales que pasaron por el país la semana pasada dejaron aislados algunos puntos remotos del archipiélago donde la gente precisa de ayuda urgente, lo que complica la logística del operativo humanitario, explicó el PMA.

El director del organismo de la ONU en Filipinas, Stephen Anderson, señaló que muchos siniestrados viven en áreas que continúan siendo inaccesibles dados los torrentes.

'Sin los botes y helicópteros, los trabajos de asistencia liderados por el gobierno no podrían llegar hasta las personas más desesperadas por ayuda, algunas de ellas se encuentran con el agua hasta el cuello', explicó.

El PMA llevó los botes, al igual que los suministros humanitarios, en un avión fletado desde su Centro de Respuesta a Emergencias, en Brindisi, Italia.

Los helicópteros llegaron de Turquía y junto con los botes, forma parte de la operación de 26 millones de dólares del PMA para responder al desastre en Filipinas.






Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:25 a. m. | Permalink |


0 Comments: