lunes, 2 de noviembre de 2009
Joseph Estrada anuncia que volverá a aspirar al cargo de presidente en las próximas elecciones




El ex presidente filipino Joseph Estrada, depuesto en 2001 y luego indultado tras su condena a cadena perpetua por corrupción en 2007, anunció que volverá a aspirar al cargo en las elecciones previstas para mayo del próximo año.

Tras meses de rumores, "Erap", como es popularmente conocido, confirmó a los medios locales que se presentará a los comicios con 72 años y sin tener todavía claro si los tribunales darán el visto bueno a su candidatura, pues la Constitución limita a un solo mandato al jefe del Estado.

Estrada ha elegido como vicepresidente a Jejomar Binay, alcalde del moderno distrito financiero capitalino de Makati, quien aplazó sus planes de optar a la presidencia.

"Erap" se enfrentará en las urnas a Gilberto Teodoro, ministro de Defensa y apuesta oficialista; Benigno "Noynoy" Aquino, senador e hijo de la fallecida ex presidenta Corazón Aquino; y los también senadores "Manny" Villar y Francisco "Chiz" Escudero".

Por ahora, el favorito indiscutible para ocupar el sillón presidencial es Aquino, con un 60 por ciento de la intención de voto, seguido de Villar con un 37, "Erap" con un 18, Escudero con un 15 y Teodoro con apenas un 4 por ciento de apoyos, según el último sondeo.

Estrada, un antiguo actor metido a político, ha hecho coincidir su candidatura con su regreso al cine, pues el próximo mes estrenará una nueva película en la que interpreta a un veterano padre de familia que se opone que su hija se case con un filipino de origen estadounidense.

Tras vencer en las elecciones de 1998, fue desalojado del poder por una revuelta popular en 2001 y hace dos años fue sentenciado a cadena perpetua por corrupción, pero a los pocos días le indultó su sucesora y actual rival, Gloria Macapagal Arroyo.

"Erap" sigue siendo un auténtico ídolo para la mayoría de filipinos pobres, que le siguen viendo como el tipo duro pero con corazón que solía encarnar en el cine y le perdonan su fama de bebedor y mujeriego.

Toda su carrera política se ha centrado en la defensa de los derechos de las capas menos favorecidas, y así pasó de alcalde de San Juan a senador y vicepresidente y finalmente presidente.

La caída de Estrada fue auspiciada por miembros de las familias políticas tradicionales, la jerarquía eclesiástica católica y empresarios de clanes rivales descontentos con su pérdida de poder en el ámbito económico.

Siempre con su bigote, gafas oscuras, tupé y muñequera de colores, el rechoncho ex presidente es uno de los personajes más pintorescos y uno de los actores más prolíficos de la historia de Filipinas, donde ha actuado en más de cien largometrajes, casi siempre como protagonista.

Los aspirantes a la presidencia del país disponen hasta el próximo 30 de noviembre para formalizar sus candidaturas, y la campaña electoral comenzará a mediados de febrero de 2010.




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:14 a. m. | Permalink |


0 Comments: