viernes, 12 de noviembre de 2010
En Aragón las adopciones nacionales superan por primera vez a las internacionales


El año pasado, en Aragón, se cursaron un total de 315 solicitudes de adopción, de la cuales 161 eran nacionales y 154 internacionales, un cambio de tendencia que se da por primera vez desde la historia de la adopción en España.

Las adopciones nacionales en Aragón han superado a las internacionales en los primeros seis meses de 2010, una tendencia que empezó a cambiar el año pasado y se ha confirmado con los primeros datos de este año.

El responsable del servicio de prevención y protección a la infancia y la adolescencia del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), José Manuel Casión, ha recalcado que este cambio de tendencia "se da por primera vez desde la historia de la adopción en España", señala el Ejecutivo autonómico en un comunicado.

En los países de origen de las adopciones internacionales cada vez se establecen requisitos y criterios más estrictos, "lo que hace que los procesos sean lentos, se alarguen mucho en el tiempo y generen un coste económico a las familias importante", añade Casión.

Estas, entre otras razones, han llevado a las familias aragonesas y del resto del país a cambiar la tendencia y buscar una adopción nacional, "un hecho importante" teniendo en cuenta que "lo que más preocupa al área de protección de menores de cada Comunidad es la situación en la que se encuentran los niños y por tanto poder darles más opciones y más salida en el programa de adopción".

El año pasado, en Aragón, se cursaron un total de 315 solicitudes de adopción, de la cuales 161 eran nacionales y 154 internacionales, una tendencia que se sigue manteniendo en el primer semestre de este año, ya que desde el pasado 1 de enero y hasta finales del mes de julio ha habido 168 peticiones en la Comunidad, 81 para internacional y 87 para nacional.

"De momento, tanto el año pasado como éste la diferencia no es muy grande pero sí que marca un cambio importante en el perfil de las familias", ha apuntado Casión.

Hace 20 años el perfil de los padres adoptantes eran parejas sin hijos, pero en la última década ha cambiado sustancialmente, porque la mayor parte de los solicitantes son familias ya formadas, con hijos, que quieren ayudar.

"Una adopción es un paso irreversible, es para siempre, y por eso somos muy rigurosos en buscar la idoneidad de las familias. No queremos que las peticiones estén basadas exclusivamente en la solidaridad, ante todo tiene que haber un deseo de ser padres".




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:10 a. m. | Permalink |


0 Comments: