martes, 14 de diciembre de 2010
El Presidente de Filipinas acusa al Supremo de contribuir a perpetuar la corrupción


El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, acusó hoy al Tribunal Supremo de contribuir a perpetuar la corrupción después de que bloqueara su plan de despedir a funcionarios vinculados a presuntos casos de corrupción.

Aquino arremetió contra los 15 magistrados que ayer decidieron suspender temporalmente el cese de varios trabajadores acusados de corruptos y aliados de su la anterior presidenta, Gloria Macapagal Arroyo.

El presidente filipino afirmó que la orden del Supremo puede hacer descarrilar o anular los esfuerzos para destapar y evitar "acuerdos de medianoche", mejorar la burocracia e implementar reformas para recuperar un buen manejo de las instituciones.

Subrayó que desde que llegó a la presidencia el pasado 30 de junio ha despedido a cientos de aliados de Arroyo en puestos clave de su Gobierno.

"Les sustituimos por personas que comparten nuestros objetivos y eso nos permitió descubrir negocios dudosos que detuvimos de inmediato", dijo Aquino.

Según explicó, los funcionarios de su nuevo Gobierno han destapado contratos anómalos por valor de cerca de mil millones de pesos (16,44 millones de euros ó 23 millones de dólares) que ya han sido cancelados.

El mandatario exigió al Tribunal Supremo que tenga en cuenta las implicaciones de su decisión que, a su juicio, puede ocasionar una pérdida de confianza en la economía y le advirtió de que no busque un enfrentamiento con su gabinete.

Gloria Macapagal Arroyo, quien gobernó Filipinas de 2001 a 2010, nombró a su aliado Renato Corona presidente del Supremo apenas unas semanas antes de dejar el cargo, lo que motivó duras críticas por parte de Aquino.

Desde que ganó las elecciones el pasado 10 de mayo, el nuevo presidente ha reiterado su compromiso por erradicar la corrupción de la administración pública y ha creado una 'comisión de la verdad' para investigar los posibles casos de irregularidades vinculados a su antecesora.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:42 a. m. | Permalink |


0 Comments: