lunes, 13 de diciembre de 2010
Filipinas eliminará el derecho a matar al cónyugue adúltero sorprendido en pleno acto sexual




El Congreso de Filipinas votará una propuesta de ley que derogue el derecho a asesinar al cónyuge adúltero en caso de que haya sido sorprendido en pleno acto sexual con otra persona.

La propuesta de ley, promovida por el diputado de izquierdas Neri Colmenares, también quiere eliminar el derecho de los padres a matar a sus hijas menores de 18 años y a su pareja si son descubiertas in fraganti practicando sexo.

También quiere eliminar el artículo 247 del código penal que establece que cualquier persona legalmente casada que haya sorprendido a su cónyuge en el acto de intercambio sexual con otra persona y mate a cualquiera de ellos o a los dos en el acto o inmediatamente después o les inflija lesiones físicas graves sufrirá una pena de destierro.

En caso de que les produzca otro tipo de lesiones físicas o de otro tipo, quedará exento de castigo, añade el texto.

La ley indica asimismo que estas normas serán aplicables, bajo las mismas circunstancias, a los padres respecto a sus hijas menores de 18 años y al hombre que las seduzca mientras ellas vivan en el hogar familiar.

Colmenares declaró que es incomprensible que esta legislación permanezca en vigor con el actual código penal cuando la pena de muerte ya ha sido abolida, porque en la práctica condena a muerte a cónyuges e hijas por practicar sexo.

Algunos pueden alegar la pasión, la ofuscación y el insulto sufrido por los padres o cónyuges afectados, pero esos motivos nunca deben otorgar el derecho a matar, afirmó.

El congresista subrayó que este artículo del código penal es una pena de muerte de facto patrocinada por el Estado contra los infieles o desobedientes.

Colmenares criticó que la norma perpetúa el uso del poder estatal a través de leyes penales para definir las relaciones humanas y aseguró que no quiere promover la infidelidad sino evitar asesinatos.

El adulterio está castigado con penas de cárcel en Filipinas, el gran bastión del catolicismo en Asia y único país del mundo junto a Malta donde el divorcio está prohibido.




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:57 a. m. | Permalink |


0 Comments: