martes, 28 de junio de 2011
Dos condenados a cadena perpetua en Filipinas por negocio de cibersexo



Dos hombres suecos han sido condenados a cadena perpetua en Filipinas por incumplir las leyes sobre tráfico de personas al dirigir un negocio de cibersexo en una ciudad del sur del país asiático que ofrecía servicios a extranjeros.

Lalae García, miembro de Tubaga, un grupo que defiende los derechos de las mujeres y los niños y niñas en la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas, ha afirmado que ésta es la primera victoria legal que se consigue en la lucha contra las tiendas de cibersexo dirigidas por extranjeros en el país.

"Desde luego, es una gran victoria para las mujeres que han sufrido abusos y explotación", ha declarado a los medios de comunicación después de que un tribunal de la ciudad de Cagayán de Oro dictara sentencia contra los dos suecos y tres cómplices filipinos.

En el fallo, emitido el pasado 6 de mayo, el tribunal también obliga a los dos suecos, Emil Andreas Solemo y Bo Stefan Sederholm, a pagar cada uno una multa de 2 millones de pesos (casi 32.500 euros). Los tres filipinos han sido sentenciados a 20 años de cárcel y deberán pagar una multa de 1 millón de pesos (más de 16.000 euros) cada uno.

"La falta de respeto hacia las mujeres filipinas y el incumplimiento de nuestras leyes merece la condena más firme por parte de este tribunal", dice el texto de la resolución judicial, que consta de 25 páginas. El director regional de la Oficina Nacional de Investigación, Justo Yap, ha dicho que las autoridades rescataron a 18 mujeres de entre 19 y 24 años cuando registraron la tienda de cibersexo en abril de 2009.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:48 a. m. | Permalink |


0 Comments: