lunes, 20 de junio de 2011
La UE quiere aumentar el uso de anticonceptivos en Filipinas



La Unión Europea (UE) instó a Filipinas a adoptar una política de salud reproductiva, una medida altamente resistida por la poderosa Iglesia Católica, al argumentar que el menor crecimiento poblacional mejoraría la salud y reduciría la pobreza.

La UE brindará 35 millones de euros (50 millones de dólares) durante cuatro años para respaldar reformas en el sistema de salud, incluido un aumento en el uso de anticonceptivos en las comunidades rurales de bajos ingresos.

"Siempre fuimos muy claros en la defensa de los derechos en salud reproductiva", dijo el viernes en conferencia de prensa Nicholas Taylor, jefe de operaciones de la delegación de la Unión Europea en Manila.

"Es importante para los gobiernos dar la posibilidad de planificación familiar. Y eso no se está haciendo con eficiencia (en Filipinas). Se realizará con más efectividad si el proyecto de salud reproductiva se aprueba, ya que brinda un marco legal para manejarlo mucho más efectivamente", añadió.

Hace dos semanas, una delegación de Naciones Unidas también pidió a Filipinas que introduzca una política de salud reproductiva para reducir su elevada tasa de muerte materna, ya que en el país mueren un promedio de 11 mujeres por día mientras dan a luz.

Los esfuerzos por poner en vigencia una ley que promovería el acceso a educación sexual y contracepción han sido bloqueados desde la década de 1990 por la Iglesia. Alrededor del 80 por ciento de los filipinos son católicos.

La Iglesia considera que combatir la corrupción lograría reducir más la pobreza que desacelerar el crecimiento de una población que es de casi 100 millones de personas.

Taylor indicó que el ex presidente Fidel Ramos, el único líder protestante del país, tenía una política fuerte de planificación familiar, pero sus sucesores no promovieron el uso de anticonceptivos.

El presidente Benigno Aquino había manifestado respaldo al proyecto, lo que aumentó la esperanza de que pudiera ser aprobado, pero la medida no apareció en una lista de proyectos prioritarios enviada al Congreso.

Taylor dijo que la financiación del bloque europeo de 27 naciones entre el 2011 y el 2014 sería empleada por unidades del Gobierno local para comprar equipos y suministros, como medicinas y anticonceptivos.

La meta es aumentar la tasa de prevalencia de contracepción -el porcentaje de mujeres de 15 a 49 años que usan o cuya pareja usa un método de anticoncepción moderno- al 54,4 por ciento para el 2013.

En el 2009, el uso de contraceptivos en Filipinas se ubicó en un 38,5 por ciento. La finalidad es llevarlo al 80 por ciento en el 2015, según los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:32 a. m. | Permalink |


0 Comments: