lunes, 8 de agosto de 2011
Las adopciones de niños caen en picado por la crisis



Países emisores de niños endurecen las condiciones de adopción al convertirse en naciones emergentes.En siete años ha habido 100 solicitudes menos para asumir la paternidad de menores en exclusión social.

En caída libre. El boom de las adopciones de niños en la provincia de Castellón, que se inició a finales de la década e los 90 y se mantuvo constante en los primeros años del nuevo siglo ha entrado en una fase de declive.

Dos razones fundamentales avalan una realidad que se hace palpable a tenor de los datos oficiales que maneja la Conselleria de Bienestar Social sobre el número de filiaciones de niños en las comarcas castellonenses desde el año 2005 hasta ahora: la crisis económica y que países tradicionalmente emisores de menores se han convertido en naciones emergentes económicamente hablando y que “han endurecido” requisitos y el tiempo de espera para optar a un menor procedentes de estos países. Si en 2005, las solicitudes de adopciones fueron 183 y las concedidas, 56, en el año 2010 bajaron a 82, de las cuales solo concedieron 32, en una gráfica descendente.


LARGOS PROCESOS

El secretario autonómico de Familia y Coordinación Social de la Generalitat valenciana, David Calatayud, argumenta qué es lo que ha pasado con las adopciones, un proceso de mediación familiar que está sufriendo un descenso considerable. “Por supuesto, la crisis económica está frenando a muchas parejas la posibilidad de tener un niño adoptado, pero también las propias crisis de pareja, ya que personas casadas que tenían intención de filiar a un menor, al final desisten porque se ha roto el vínculo matrimonial; y también el hecho de que muchos países emisores de niños se han convertido en naciones emergentes en el ámbito económico y han endurecido las condiciones para facilitar un menor, lo que está retrayendo a muchas parejas para adoptar a un niño”.

En este sentido, Calatayud asegura que “estos países consideran que ya no tienen tantos menores en riesgo de exclusión social ni abandonados por sus padres, por lo que ya no ofrecen la posibilidad de que estos sean adoptados”. Unas naciones que, “incluso, quieren lavar su imagen ante el resto del mundo y alargan a propósito los trámites para poder adoptar un menor desde el extranjero y dar una imagen positiva ante la opinión pública”.


MÁS NIVEL DE VIDA

En términos similares se pronuncia Luisa Anguix, presidenta de ACI, una de las entidades de mediación de adopción internacional acreditadas por la Generalitat (ECAI), quien concreta que, “por supuesto, la crisis económica ha provocado un descenso considerable de adopciones, unido a las dificultades que ponen ahora los países emisores de niños para adoptar”. Anguix resalta que “consideran que ha aumentado el nivel de vida de estos nacionales y ya no necesitan que se adopten niños”. Destaca el caso de China, “un país que dice que hay ahora menos niños abandonados por su actual nivel de desarrollo económico”, apunta la presidenta de ACI, aunque reconoce que “esa no es verdaderamente la realidad; nos quieren vender otra cosa”

Vicente Cornelles
ElPeriodicomediterraneo.com




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:07 a. m. | Permalink |


0 Comments: