martes, 2 de agosto de 2011
El desnudo masculino prohibido en la publicidad filipina



El desnudo masculino en la publicidad revoluciona Filipinas. Pero no cualquier desnudo. Mientras los carteles publicitarios con modelos femeninos en ropa interior o atuendos sugerentes inundan toda la ciudad, como en cualquier parte del mundo, 4 grandes vallas publicitarias que exhibían a jugadores de rugby luciendo los slips de la marca patrocinadora, han enfrentado a los filipinos en una lucha sobre la moralidad.

El caso es que el consistorio ha retirado estas vallas, que habían sido colocadas junto a la carretera y frente de un seminario católico, según manifestaciones del alcalde, en respuesta a las cuantiosas quejas de los vecinos.

Benjamín Abalos, el alcalde de esta zona de Manila, dice que decidió que los carteles fueran retirados después de que se lo pidiera otro cargo del ayuntamiento.

"Me contó que tenía que taparles los ojos a sus sobrinas cuando pasaba por el lugar", dice para justificarse. "Así que me vi en la obligación de ir yo mismo y hacer algo para responder a estas quejas".

Muchos residentes decían que eran "vulgares e insolentes", incluso un Blogger inició una beligerante campaña en contra de los anuncios argumentando que ponían en peligro el tráfico.

Pero ahora que han sido retiradas, es cuando han empezado los verdaderos problemas para el alcalde.

La televisión local ha servido de plataforma para inferir todo tipo de calificativos a esta decisión consistorial.

Medios y vecinos inquieren a su edil a que explique por qué a las autoridades locales les perturba ver a hombres semidesnudos en los anuncios callejeros pero no vallas con mujeres ligeras de ropa, que desde hace tiempo han sido una constante en el paisaje de Manila.

Las críticas han sido tan intensas que las autoridades locales han decidido crear un comité especial que en adelante regulará el contenido de los anuncios.




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:52 a. m. | Permalink |


1 Comments:


At 12:14 p. m., Anonymous Anónimo

MUY pero que muy bien...espero que ese debate, sea fructífero y nos dejemos de tanta hipocresía y (o se dejen).