lunes, 3 de septiembre de 2012
Las adopciones internacionales caen un 30% en Cataluña




Las adopciones internacionales por parte de familias catalanas han caído un 30% en los últimos cinco años, pasando de 880 en 2007 a 614 en 2011.

El Govern achaca esta caída al endurecimiento de condiciones de los países de origen y a la crisis económica.

Según ha explicado la directora del Instituto Catalán de Adopción y Acogida (ICAA), Nuria Canal, la tendencia bajista de adopciones internacionales se ha mantenido en la primera mitad de este 2012.

Además de endurecer los requisitos adoptivos, muchos de los países de origen de los pequeños están mejorando sus sistemas nacionales de atención y protección de la infancia, lo que hace "que la adopción internacional sea cada vez menos necesaria", ha añadido Canal.

Catalunya también anunció un endurecimiento de condiciones después de que se hayan registrado 72 abandonos de niños adoptados en diez años, según avanzó a Europa Press el conseller de Bienestar Social y Familia de la Generalitat, Josep Lluís Cleries.

A los nuevos requisitos tanto en los países de origen como en Catalunya se suma la crisis económica que ha provocado una disminución de las solicitudes, que han registrado una caída del 55% desde 2007, pasando de 1.858 a 827 en 2011.

De hecho, según ha avanzado Canal, la crisis ha hecho que algunas familias catalanas pidan cerrar sus procesos de adopción ya iniciados debido a un empeoramiento de las condiciones familiares. 

Todos estos factores han provocado "retardos importantes" en la tramitación de las adopciones internacionales, por lo que el tiempo de espera se ha alargado mucho, ha añadido Canal.


SUBEN LAS NACIONALES

En cambio, las adopciones nacionales han aumentado un 14% en el último año, pese a que sigue vigente la suspensión transitoria de los procesos de valoración para la adopción de menores en Catalunya.

Además, las solicitudes de este tipo de adopciones han aumentado un 28% desde 2007, una tendencia que podría atribuirse al hecho de que los padres no deben costearse viajes lejanos.

Fue precisamente el incremento de solicitudes de adopciones nacionales las que llevaron al Govern a paralizarlas, al alcanzar una lista de espera de 921 familias a finales de 2011.






Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:57 a. m. | Permalink |


1 Comments:


At 4:33 p. m., Anonymous Anónimo

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.