lunes, 16 de julio de 2007
Filipinas y la explotación infantil




Joann Ranoy de las Filipinas, 17 años de edad, trabajó durante cinco años como trabajadora doméstica infantil.

Joann representó a los niños trabajadores de Asia en la Conferencia de la OIT en Ginebra, en junio de 1999. Lo que sigue es un extracto de su declaración en la citada Conferencia:

"La mayoría de los niños trabajadores de Asia se encuentra en el sector informal –sumamente oculto e invisible-. La mayoría de estos niños están involucrados en trabajos agrícolas y plantaciones de las casas, en las áreas rurales. Por consiguiente, es importante que la nueva Convención se dirija a esta área crítica donde se encuentran algunas de las peores formas de explotación laboral de la región. Los planes de acción nacionales que tracen los gobiernos para combatir las peores formas de trabajo infantil deben poner especial énfasis en el sector informal y el trabajo agrícola".

"Los niños en Asia merecen un sistema educacional centrado en los niños, que sea relevante y accesible a los pobres. La educación debe contribuir con el desarrollo integral del niño y promover su educación para convertirse en ciudadanos activos y responsables del país. Este es uno de los mayores intereses de los niños tal como está definido en la Convención sobre los Derechos del Niño. Sólo esa clase de educación será una alternativa viable para los niños que trabajan. Además, los gobiernos tienen que prestar especial atención al desarrollo de la educación y especialmente al fortalecimiento de la educación y el aprendizaje básicos para los niños como una alternativa para su remoción de las condiciones de trabajo peligrosas y de esclavitud en los países de Asia".

"Nosotros, como niños trabajadores, así como nuestros padres y comunidades, sabemos mejor lo que es bueno y relevante para nosotros. En muchos países de Asia, estamos siendo activamente apoyados y asistidos por ONGs, organizaciones de la comunidad y la sociedad civil que han promovido nuestros mejores intereses y nos han protegido del abuso y la explotación. En consecuencia, es imperativo que los mismos niños trabajadores, sus familias y comunidades, las ONGs y las organizaciones civiles de la sociedad sean vistos como socios activos y colaboradores en los planes de acción nacionales en la nueva Convención”.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:09 a. m. | Permalink |


0 Comments: