viernes, 13 de julio de 2007
SOS Málaga: se buscan padres temporales para recién nacidos


La Junta implantará en Málaga la figura de las familias de acogida urgente ante el incremento de abandonos de bebés en los hospitales de la región

El progresivo aumento de los embarazos precoces y los abandonos de recién nacidos en los hospitales, entre diez y doce cada dos meses, ha llevado a la Junta a replantearse su política de acogida y buscar figuras al margen de los centros tradicionales. Una de ellas, acaso la más importante, es la familia de urgencia, que ha mostrado su solvencia en Cádiz y Sevilla y que en los próximos meses se ampliará a Málaga, según anunció ayer la consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro.

El objetivo de este sistema, basado en la solidaridad, estriba en procurar al bebé un hogar inmediato, donde permanece hasta que la administración resuelve el problema de su familia natural o busca una adopción estable. Un periodo que puede oscilar entre un trimestre o varios años y que permite que el niño no sea privado de la vida familiar y enviado a un orfanato.

Navarro insiste en que esta figura es diametralmente diferente a la de la adopción y se fundamenta en la colaboración desinteresada de los voluntarios, que casi nunca se convierten en los padres permanentes del recién nacido. "Casi siempre aparece finalmente un familiar y se ocupa del niño", indica Carmen Belinchón, directora general de Infancia y Familia.

Más allá de estos casos, casi siempre relacionados con los embarazos durante la adolescencia, las familias de acogida ya funcionan en Málaga. De acuerdo con los datos de la Junta, más de 1.200 menores están afincados en hogares provisionales y solidarios de la provincia. La mayoría, en casas pertenecientes a algún pariente, abuelos y tíos, fundamentalmente.

En la actualidad, existen 5.600 menores acogidos en Andalucía, aunque la Consejería ha lanzado una campaña para multiplicar la cifra de familias colaboradoras. La iniciativa, que cuenta con un presupuesto de 160.000 euros, gravita en torno al lema `Mírame´ y recuerda que en la comunidad hay más de 2.000 niños que requieren de la atención de una familia.

Navarro puntualiza que entre el 25 y el 30 por ciento de los menores acogidos regresan con sus familias biológicas. No obstante, cuando la situación de los padres se torna irreversible, el niño no retorna con ellos y puede ser dado en adopción en un proceso nuevo que no necesariamente acaba por la integración definitiva en la familia acogedora.

Por otro lado, resalta que tanto las familias como los menores acogidos de forma provisional cuentan con la orientación y apoyo de los profesionales de este programa, integrado por trabajadores sociales, psicólogos y pedagogos. Además, se puede solicitar una ayuda de hasta 600 euros para hacer frente a los gastos derivados de la manutención, aclaran fuentes de la Junta.

L.Martín
LaOpiniondeMalaga.es



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 1:09 p. m. | Permalink |


2 Comments:


At 6:05 p. m., Anonymous Anónimo

A mí me encantaría, pero el ser soltera ¿me deja fuera de la lista?. Sé que podría darles y hacer mucho por ellos.

 

At 1:19 p. m., Blogger Danii Gonzalez Giron

lo mismo digo, soy soltero, pero me gustaria participar.. y si fuera posible adoptar con el tiempo..