martes, 30 de octubre de 2007
El Gobierno de Filipinas y la guerrilla islámica, acuerdan reanudar un diálogo de paz en noviembre



El Gobierno filipino y el grupo separatista Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI) acordaron reanudar formalmente las negociaciones de paz el mes próximo, tras superar el escollo sobre el apartado de los dominios ancestrales que el año pasado paralizó el proceso


El asesor presidencial del proceso de paz, Jesús Dureza, declaró a la católica 'Radio dx MS' que ambas partes se mostraron de acuerdo en que Malasia siga actuando como mediadora en el diálogo.

'Felicitamos al panel del Gobierno y del FMLI por sus esfuerzos para romper el paréntesis causado por los dominios ancestrales', dijo Dureza.

El oficial no dio detalles sobre el preacuerdo logrado, aunque señaló que los dos interlocutores establecieron un esquema geográfico sobre las tierras ancestrales que deberá ser desarrollado en una fecha sin concretar del mes próximo.

Según Dureza, el acuerdo supone un avance desde el año pasado, cuando las negociaciones se paralizaron debido a las diferencias entre el Gobierno y el FMLI sobre el número de localidades a incluir en los dominios ancestrales.

'Lo positivo es que durante ese tiempo no ha habido escaramuzas ni enfrentamientos armados entre nuestros soldados y las fuerzas del FMLI en Mindanao', añadió Dureza.

Los dominios ancestrales que, según el grupo islámico, forman parte del histórico 'Bangsa Moro' (país musulmán), son una de las claves a la hora de resolver un conflicto separatista de unos 30 años de duración.

Malasia ha mediado en las conversaciones entre el Gobierno filipino y el FMLI desde 2003, y ha enviado varios equipos de observadores a Filipinas para vigilar el cumplimiento de un acuerdo de alto el fuego firmado ese año, y que sigue en vigor a pesar de enfrentamientos ocasionales entre las fuerzas de ambos bandos.

El FMLI, la mayor guerrilla separatista de Filipinas, surgió en 1978 con el objetivo de establecer un Estado islámico en la sureña isla de Mindanao.


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:51 a. m. | Permalink |


0 Comments: