miércoles, 24 de octubre de 2007
La Policía se retracta de la hipótesis del atentado bomba en Glorieta



La Policía Nacional de Filipinas presentó hoy en una reunión del Consejo Nacional de Seguridad un enfoque completamente distinto al expuesto el viernes pasado y afirmó que la explosión que entonces mató a once personas e hirió a 128 en el centro comercial Glorieta de Manila no fue una bomba.

'Existe una certeza muy alta de que la explosión se debió a un accidente causado por la presencia de ciertas estructuras subterráneas', explicó el secretario del Interior, Ronaldo Puno.

Bajo el lugar, en una de las entradas de Glorieta, había un tanque de 4.000 litros de diesel con la estructura defectuosa, según la investigación, y se especula con un posible escape de gas del alcantarillado que combinado con el combustible hubiese causado la potente explosión.

Puno señaló que el hallazgo en el lugar de restos de RDX, las siglas en inglés de Royal Demolitiono Explosive, un potente explosivos también conocido por 'exógeno' o 'ciclonita', no descarta la posibilidad de un accidente porque este componente también tiene usos comerciales.

El propio director de la Policía Nacional, Avelino Razon, quien el viernes pasado aseguró a la prensa que la explosión 'fue una bomba', hoy admitía que la hipótesis del accidente había cobrado fuerza.

'Era difícil mantener la teoría de la bomba porque nuestras investigaciones no hallaron fragmentos de ninguna', manifestó el jefe de la Policía de Manila, Geary Barias.

Antes de entrar en la reunión del Consejo de Seguridad Nacional, la presidenta filipina, Gloria Macapagal Arroyo, aseguró en un discurso que el pueblo no se rendirá ante los 'enemigos del Estado' que creen que pueden ganar con el caos y el miedo, y anunció que aumentará las medidas de seguridad en todos los posibles objetivos de ataques terroristas.

'Bien sea un atentado deliberado por terroristas en el interior o fuera del Gobierno, o un accidente, como los investigadores se inclinan a creer ahora, una cosa es segura: la explosión ha borrado el escándalo de 'payola' de los titulares', decía hoy el editorial del diario 'Philippine Daily Inquirer', el de mayor tirada del país.

El escándalo de 'payola' se refiere a los supuestos sobornos entregados por funcionarios del Gobierno a congresistas y gobernadores este mes tras una reunión en el Palacio de Malacañang (sede de la Presidencia), como denunciaron varios de los que recibieron una bolsa con 500.000 pesos (11.338 dólares o 7.935 euros) en fajos de billetes.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 12:12 p. m. | Permalink |


0 Comments: