jueves, 26 de junio de 2008
El Gobierno Vasco da prioridad a la adopción de niños con «necesidades especiales»


No podrán tramitarse solicitudes en varios países de forma simultánea


Las parejas vascas que deseen adoptar a un menor «con necesidades especiales» tendrán prioridad en la tramitación de su solicitud, según el decreto aprobado ayer por el Gobierno vasco y que unificará a partir de ahora las condiciones de acceso a estos procesos exigidas por las tres diputaciones forales, que son las que gestionan los acogimientos. La norma respaldada por el Ejecutivo encuadra en estas circunstancias a los niños con algún tipo de discapacidad o con problemas de salud especiales; a los mayores de 7 años; a los que presentan antecedentes clínicos hereditarios de riesgo y a los grupos de hermanos cuya adopción sea conjunta. Eso sí, en ningún caso los interesados podrán tramitar solicitudes en varios países a la vez.

Tras un prolongado periodo de elaboración, la nueva regulación vasca viene a unificar los requisitos y las condiciones exigidas ahora por las diputaciones, que tramitan con éxito cerca de 300 adopciones anuales en la comunidad, el 90% de carácter internacional. En Euskadi, según los datos ofrecidos ayer por el consejero de Vivienda y Asuntos Sociales, Javier Madrazo, residen 3.400 menores en el seno de 3.000 familias distintas a la suya biológica. «Supone establecer un marco común», enfatizó Madrazo, «que no existía hasta ahora».

El decreto gubernamental que regula este asunto tan sensible elimina, además, el límite de edad que se venía aplicando para poder tramitar una solicitud de adopción. «Cualquier persona puede adoptar», recalcó el consejero, aunque existen dos cuestiones que si bien «no son excluyentes» sí «condicionan» el éxito del proceso. De un lado, se levanta el veto para los mayores de 50 años, que ahora podrán reclamar un menor en adopción, «aunque su caso será examinado de forma individualizada», explicó Madrazo. De otro, se establece como criterio general que la diferencia de edad entre el miembro más joven de la pareja y el menor no supere los 44 años -en la actualidad son 42-. El objetivo es garantizar que los menores tengan al menos 18 años años cuando sus progenitores alcancen la edad de jubilación.


Valores de igualdad

Las diputaciones seguirán revisando con lupa las solicitudes de las parejas vascas para garantizar la «idoneidad» de las adopciones. Será necesario, como hasta ahora, que las parejas participen en las «sesiones preparatorias» de carácter obligatorio y deberán someterse a las entrevistas personales que concertarán los servicios de infancia de las diputaciones. Se revisará su situación socio-económica, personal, de salud, sus motivaciones y sus «valores relacionados con la igualdad entre los sexos y entre las personas en general», apunta el decreto. La declaración de idoneidad que se obtenga tras este proceso tendrá una vigencia máxima de tres años.

El decreto gubernamental recoge, asimismo, la carta de derechos de los menores adoptados. Los niños tendrán derecho, entre otras cuestiones, a que se les informe «sobre su condición de adoptados», así como a conservar las relaciones personales con sus hermanos y a ser consultados acerca de las decisiones que se tomen de acuerdo con «su edad y su estado de madurez». En el caso de los mayores de 12 años, deberán dar su consentimiento expreso.

Aitor Alonso
ElCorreoDigital.com




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 6:35 p. m. | Permalink |


0 Comments: