lunes, 23 de junio de 2008
Filipinas y los rebeldes maoístas han mantenido conversaciones secretas en Oslo


Representantes del Gobierno de Filipinas y del Partido Comunista (PCF) se han reunido en secreto en los últimos días en Noruega para intentar reanudar las negociaciones para un acuerdo de paz que ponga fin a casi cuatro décadas de conflicto armado.

Las conversaciones tuvieron lugar del 13 al 15 de mayo en Oslo, comunicó hoy la Embajada de Noruega en Manila.

A petición de las dos partes, que se comprometieron a verse de nuevo las caras, el Ejecutivo noruego asumió el papel mediador en el diálogo, al que finalmente no asistió un miembro de la influyente Iglesia católica.

El país escandinavo ya acogió en 2005 un encuentro entre el Gobierno y el Frente Democrático Nacional, organización paraguas que acoge a los grupos comunistas, pero las conversaciones de paz permanecen estancadas desde 2006.

Raymond Johansen, secretario de Estado del Ministerio de Exteriores noruego, aseguró que el actual paréntesis en el diálogo ha conducido a un gran sufrimiento al país, pese a que no tiene mucha repercusión en los medios.

'Noruega está dispuesta a garantizar que estos esfuerzos por acabar con 'guerras olvidadas' reciban la suficiente atención por parte de la comunidad internacional', señaló Johansen.

Desde hace casi dos años, las fuerzas de seguridad llevan a cabo una ofensiva contra la guerrilla comunista del Nuevo Ejército (NEP) para cumplir el compromiso de la presidenta, Gloria Macapagal Arroyo, de aplastar la rebelión maoísta antes de que expire su mandato en 2010.

El NEP, brazo armado del ilegal PCF, cuenta con entre 5.700 y 7.200 combatientes regulares y lleva desde 1969 alzado en armas contra las tropas gubernamentales, en un conflicto que causa muertes casi a diario.

Los rebeldes se resisten a aceptar el alto el fuego que les exige Arroyo para reanudar el proceso encaminado a lograr un acuerdo de paz duradero que ponga fin a casi cuatro décadas de guerra en las zonas rurales, las más pobres del país.


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:38 a. m. | Permalink |


0 Comments: