lunes, 20 de octubre de 2008
Murcia, pionera de Europa en agilizar la adopción internacional


El proyecto "Apostilla de La Haya" es un trámite de legalización única que consiste en colocar sobre el propio documento público una apostilla o anotación, que certificará su autenticidad y eficacia jurídica en otros países firmantes del Convenio de la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado

Murcia se puede convertir en la primera comunidad autónoma europea en cumplir íntegramente los requisitos del proyecto 'Apostilla de La Haya', que agiliza el proceso de adopción internacional, según explicaron el consejero de Política Social, Mujer e Inmigración, Joaquín Bascuñana, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJ), Juan Martínez Moya.

Bascuñana y Martínez Moya estuvieron acompañados por la directora general de Familia y Menor, Laura Muñoz y por el secretario del Gobierno del TSJ, Javier Parra.

Este trámite de legalización única consiste en colocar sobre el propio documento público una apostilla o anotación, que certificará su autenticidad y eficacia jurídica en otros países firmantes del Convenio de la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado (5-10-1961).

Por su parte, el presidente del TSJ de Murcia aseguró que "este proyecto es un instrumento que ofrece más agilidad, seguridad y calidad a la Justicia en el proceso de adopción".

La 'Apostilla de La Haya' suprime, pues, el requisito de legalización diplomática y consular de los documentos públicos que se originen en un país del convenio y que se pretendan utilizar en otro.

Por tanto, los documentos emitidos en un país que hayan sido certificados por una apostilla deberán ser reconocidos en cualquier otro sin necesidad de más autenticación.

En la Región, según las Memorias del TSJ, la mayoría de las apostillas y legalizaciones que se realizan están destinadas a documentar adopciones internacionales o matrimonios mixtos. Este nuevo proceso comenzó en Murcia a finales de 2007.

El proyecto se basa en una experiencia aplicada que promueve la Conferencia de La Haya para garantizar un tráfico internacional seguro de los documentos que se refieren a menores en proceso de adopción a través de un sistema de firma electrónica.

La Asociación Norteamericana de Notarios y la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado felicitaron al TSJ y a la Comunidad Autónoma de Murcia por el desarrollo regional del proyecto.

Los primeros lo hicieron durante una reunión internacional de notarios, celebrada en Nueva Orleans el pasado mayo, y el primer secretario general de la Conferencia a través de una comunicación remitida al consejero de Política Social, Mujer e Inmigración por el esfuerzo desarrollado en la Región para adaptar el tráfico internacional de documentos públicos a las nuevas tecnologías en colaboración con el TSJ, en su calidad de autoridad verificadora de firmas.

Hace dos años que tanto desde la Asociación Norteamericana de Notarios como desde la Conferencia de La Haya promueve que las autoridades competentes de los países miembros acojan un sistema de firma electrónica en la emisión de apostillas, a fin de favorecer un tráfico internacional seguro de documentos jurídicos. En España, las autoridades designadas a estos efectos son los decanos de los Colegios de Notarios y los secretarios de Gobierno de los TSJ de España.

Desde hace meses, los responsables de la Secretaría de Gobierno del TSJ de Murcia, Javier Parra, y la Dirección General de Familia y Menor, Laura Muñoz, están trabajando para ajustar la emisión, aprobación y transmisión de documentos relativos a adopciones internacionales a los requisitos de firma y registro electrónico que se promueven desde distintos foros internacionales.

Y es que, Parra afirmó que "con la firma electrónica se evitan falsificaciones y se agiliza el proceso de adopción".

Esta iniciativa se enmarca dentro del denominado proyecto e-APP (apostillas electrónicas), que comenzó en 2005 y que terminará, en su primera fase, en 2010, con lo que se persigue la lucha contra la falsificación en el tráfico internacional de documentos sobre menores.

Actualmente, el programa se encuentra en desarrollo de forma experimental conjuntamente con el TSJ de Murcia y la Consejería de Política Social, con lo que España, a través de Murcia, se convertiría en el primer país de Europa que cumple con los requerimientos de la Apostilla Electrónica.

El primer caso práctico sobre un expediente se realizó satisfactoriamente el pasado mes de julio, y comenzó en soporte papel, referido a una adopción en Rusia. Ocurre que la mayoría de los países a los que se dirigen los expedientes de adopción no poseen sistemas informáticos adecuados y compatibles (Etiopía, Bolivia, Ucrania), lo que obliga a que las traducciones se tengan que realizar en papel.

Asimismo, Bascuñana manifestó que "Murcia es la región española pionera en este tema y con el proyecto que se pone hoy en marcha se están dando seguridad y agilidad al proceso", al mismo tiempo, que se refirió al "I Congreso Internacional de Acogimiento que se va a celebrar en Murcia en el mes de noviembre".

Por último, el consejero de Política Social, Mujer e Inmigración indicó que una de las prioridades en estos momento de la Consejería es que unos 60 niños, que se encuentran en centros de la Región, sean acogidos por familias murcianas para que pasen las próximas Navidades en familia.


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:39 a. m. | Permalink |


0 Comments: