lunes, 13 de octubre de 2008
Filipinas acusa a los rebeldes de adiestrar a niños-soldado


El Gobierno de Filipinas acusó a los rebeldes del Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI) de adiestrar a niños-soldado, como muestran unas imágenes difundidas por la televisión local.


En el vídeo difundido por la cadena ABS-CBN aparece un grupo de niños que aprenden a marchar cargados con su rifle, en un campo de entrenamiento.

Un portavoz del Ejército filipino ha asegurado que las imágenes fueron captadas durante unas recientes operaciones de la Armada contra el grupo de rebeldes al mando del comandante Umbra Kato, que ocuparon varias poblaciones de cristianos en el sur del país el mes pasado.

'Eso es lo malo del FMLI. Enrolan a civiles e incluso a niños.

Los niños-soldado son menores de edad y no deberían participar en ningún conflicto armado', dijo el general Raymundo Ferrer.

En respuesta, el vicepresidente del Frente Moro, Ghadzali Jaafar, cuestionó la autenticidad del vídeo y negó que haya menores de edad en sus filas, en una entrevista concedida a la televisión ABS-CBN, la misma que difundió la grabación.

Desde que el Supremo paralizó la firma del memorando de entendimiento con el FMLI, hace un mes, la ola de violencia desatada por los enfrentamientos entre el Ejército filipino y comandantes disidentes de la guerrilla ha causado más de 150 muertos y cerca de medio millón de desplazados.

El documento de entendimiento ampliaba la autonomía de los musulmanes en el sur de Filipinas y era considerado imprescindible para poner fin a varias décadas de conflicto.

Sin embargo, la presidenta filipina, Gloria Macapagal Arroyo, cambió de opinión hace dos semanas y anunció que no firmará el pacto debido al rechazo que produce en algunos políticos cristianos de la zona y al recrudecimiento de la violencia.

Fundado en 1984, el grupo de islamistas es la mayor organización separatista de Filipinas con más de 12.000 militantes, muchos de los cuales siguen combatiendo al Ejército y desobedeciendo las órdenes de la dirección del grupo.

Casi 40 años de conflicto étnico, religioso y tribal han ocasionado 120.000 muertos y cerca de dos millones de desplazados en el sur del país, una de las áreas más pobres del archipiélago.




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:41 a. m. | Permalink |


0 Comments: