martes, 4 de noviembre de 2008
La Unión Europea promete una ayuda económica para los desplazados de Filipinas



La Unión Europea ha prometido una ayuda de siete millones de euros (9,7 millones de dólares) para los más de 500 mil desplazados por la violencia en Mindanao, en el sur de Filipinas.

El anuncio lo hizo el representante en Manila de la UE, Alistair McDonald, quien en rueda de prensa señaló que cuatro millones de euros se invertirán en agua, alimentos, medicinas, productos sanitarios, materiales básicos de construcción, entre otros.

Con el resto, se financiará un plan de rehabilitación hasta 2010 en las zonas afectadas por la violencia entre el Ejército y la guerrilla del Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI).

La Organización Mundial de la Salud anunció el pasado 2 de octubre una donación de emergencia de casi 317 mil dólares para familias desplazadas por el conflicto separatista en Mindanao.

En agosto último, las negociaciones de paz entre el gobierno y el FMLI se quebraron a raíz de la suspensión de la firma de un memorando de entendimiento ya pactado.

La rúbrica del documento quedó pospuesta temporalmente por el Tribunal Supremo de Justicia, a raíz de la oposición de algunos políticos católicos, que rechazaron conceder una mayor autonomía a los musulmanes de Mindanao.

Como resultado de ello la violencia cobró auge en la región, donde casi cuatro décadas de conflicto étnico, religioso y tribal ha ocasionado más de 120 mil muertos y cerca de dos millones de desplazados.

Los cinco millones personas que profesan el islamismo en Mindanao descienden de los primeros pobladores de la isla antes que llegaran los colonizadores españoles. Desde hace siglos este grupo mantiene una difícil convivencia con los filipinos católicos, estimados en nueve millones.

El FMLI, fundado en 1984, es la mayor organización separatista de Filipinas, con alrededor de 12 mil militantes, que lucha por establecer un estado islámico en la región meridional del país, una de las más pobres del archipiélago.

Muchos de sus afiliados siguen combatiendo al Ejército, desobedeciendo las órdenes de la dirección del grupo.


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:29 a. m. | Permalink |


0 Comments: