viernes, 12 de diciembre de 2008
El baño

Una de las cosas que más me llamó la atención de nuestro hijo cuando fuimos a buscarlo fue que sencillamente "odiaba" bañarse. Era meterlo en el agua y se ponía a llorar como un poseso. No entendíamos la causa. Esta actitud la tuvo durante casi un mes. Ahora la hora del baño es una de sus favoritas.

La causa de esta actitud era que en su orfanato, debido al número elevado de niños que había (más de 60), no se podían permitir el lujo ni el tiempo de bañarlos uno a uno. ¿Cómo los limpiaban entonces? Si miráis el vídeo siguiente tendréis una respuesta más o menos acertada.

Esto no quiere decir que en Filipinas no bañen a los niños, ¡¡ ni muchísimo menos !! Todo depende del orfanato que os toque y sobre todo del número de niños que tengan a su cargo.

En cualquier caso creo que allí, este tipo de "baño" es una práctica relativamente frecuente.







Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:26 a. m. | Permalink |


0 Comments: