martes, 12 de mayo de 2009
La niña protagonista de «Slumdog Millionaire», a la venta



Su padre, dispuesto a darla en adopción, le ha puesto un precio de 310.000 euros

Para el padre de Rubina Ali, la protagonista infantil de la película de Danny Boyle «Slumdog Millionaire», gran triunfadora de los Oscar, el amor de una hija sí tiene precio. Rafiq Qureshi -así se llama el progenitor- ha osado reclamar hasta 20 millones de rupias (unos 310.000 euros) por la pequeña de 9 años, con vistas a una adopción. Según publicó ayer el diario británico «News of the World», Qureshi habría ofrecido vender a la pequeña para «garantizar el futuro de la niña y de toda la familia» y «sacarla» así de «la miseria de los arrabales» de Bombay.

Una reportera del periódico británico, que se hizo pasar por la mujer de un rico jeque de Dubai, se citó la semana pasada en un hotel de Bombay con el padre y el tío de la pequeña para negociar la adopción de la niña. En su página web, el rotativo publica fotografías de la niña, de su padre y de su tío, que posan con la reportera, así como un breve extracto del vídeo que da fe del encuentro. Al parecer, el encargado de llevar las negociación de la adopción de la menor fue su tío, pues habla inglés. Según «News of the World», Rubina acudió al encuentro en el hotel para discutir sobre su futuro, si bien ella nunca supo del verdadero objeto de la cita. Tal y como relata el periódico, los dos familiares se mostraron muy interesados en llegar a un acuerdo económico por la adopción de la pequeña. Pero en ningún momento preguntaron nada acerca de las condiciones de la familia interesada en Rubina, la niña que encandiló a millones de espectadores en todo el mundo con su papel de Latika en la ocho veces oscarizada película de Boyle. Al parecer, en dicho encuentro, el tío de la niña llegó a ofrecer otros menores a su interlocutora. «Si también te interesa un niño pequeño, podemos arreglarlo. Pero obviamente no tendrías que pagar tanto como por Rubina», le llegó a comentar el tío, quien acompañó a la pequeña en la ceremonia de los Oscar.


Rédito de la fama

El progenitor de Rubina, carpintero de profesión, se quejó en reiteradas ocasiones de que apenas había logrado sacar rédito económico de la fama de su hija, protagonista de excepción la noche de los Oscar al subir las escaleras para recoger la estatuilla junto a todo el equipo. Sin embargo, según ha podido saber el diario británico, la familia de Rubina se acaba de embolsar 2.000 libras por su aparición en el anuncio de un refresco junto a la actriz australiana Nicole Kidman.

Juan Carlos delgado
ABC.es



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:14 a. m. | Permalink |


0 Comments: