lunes, 21 de junio de 2010
Salvar Palawan de las empresas mineras y los biocarburantes



Salvar la isla de Palawan y sus comunidades indígenas de la destrucción y la contaminación: con este fin un forum de misioneros, comunidades cristianas, ONG, asociaciones ambientalistas, han hecho un pedido para impedir la devastación de una de las más bellas islas del archipiélago filipino, la isla de Palawan. Como refieren a Agencia Fides algunos misionarios que trabajan en el forum, Palawan –larga isla en la parte occidental del archipiélago, en el mar chino meridional- podría ser devastada a causa de proyectos de extracción minera y de agricultura extensiva autorizada por el gobierno filipino central y provincial.

Palawan, la provincia más grande de Filipinas, es un verdadero paraíso terrestre, una isla incontaminada con un ecosistema raro y delicado, que incluye numerosas especies vegetales y animales protegidas. Es habitada por tribus indígenas locales como Tagbanua, Palawanon, Tau't Bato, Molbog, Batak, que viven en pequeñas aldeas en áreas montañosas o en la costa, gracias a la pesca y a la agricultura de subsistencia. La isla no es meta del turismo de masa, hecho que en las últimas décadas la ha preservado de la edificación salvaje: Palawan es hoy parte del “Programa UNESCO para la tutela del hombre y de la biósfera”.

“En este momento la isla corre un gran riesgo: la vida y la dignidad de las comunidades locales peligran con la falta de cuidado por la Creación”, dicen a Fides los misioneros que han firmado y difundido la petición para “Salvar Palawan”: son iniciativa los trabajos de edificación de calles para abrir minas confiadas a las multinacionales “MacroAsia” y “Celestial”.



Según el acuerdo con el gobierno de Manila la “Macro Asia” tiene el derecho sobre la tierra que desde siempre pertenece a las comunidades indígenas, algunas de las cuales tienen rara vez contacto con el mundo externo, poniendo en peligro su sobrevivencia y la sobrevivencia del ecosistema.

Otros proyectos, patrocinados por el gobierno provincial de Palawan, prevén la plantación extensiva de palmeras para extraer aceite que será utilizado para biocarburantes: también esto será un grave daño a la biodiversidad y reducirá gravemente el acceso de las poblaciones locales a los diversos recursos de la tierra.

“Pedimos al gobierno que detenga el ‘Mining Act’ del 1995, que ha sido realmente desastroso para las poblaciones indígenas”, pide la petición.




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:45 a. m. | Permalink |


0 Comments: