lunes, 21 de febrero de 2011
Los trabajadores filipinos entre los peor pagados de Asia



Un reciente informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) revela que los trabajadores filipinos se encuentran entre los peor pagados de Asia


El informe, segundo de su tipo, analiza las retribuciones en 115 países, incluidos muchos de la región de Asia y Oceanía, y recoge en general los efectos de la severa crisis económica mundial iniciada en 2008 y cuyo punto culminante parece haber sido el año 2009.

Los resultados del informe concluyen que todos los países del entorno Asia-Pacífico han sufrido deflación salarial, y cita especialmente los casos de China, Japón, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Australia, Indonesia, Malasia y Tailandia, además de Filipinas. Por similitudes geográficas y económicas, los tres últimos de la lista han experimentado descensos salariales de media de un 2%, mientras que en Filipinas el salario medio se redujo aproximadamente un 4% en 2010.

Otro aspecto preocupante del informe sobre la situación de los trabajadores en nuestro país es que el pasado año se constató de manera precisa la existencia del llamado “infraempleo” en el colectivo de los trabajadores con estudios elementales y medios, que, al contrario de lo que ocurre en otros países de nuestro entorno geográfico, no ven traducida su mayor capacitación o cualificación en un mayor nivel de ingresos. Estos trabajadores se cuentan dentro del 20% aproximadamente de empleados filipinos que se consideran “muy mal pagados” en el informe internacional mencionado. El cálculo fue hecho sobre personas que desarrollaban empleos a tiempo completo (aproximadamente 40 horas semanales).

La situación es si cabe más chocante si se compara con los datos macroeconómicos generales del país, que muestran un crecimiento de la economía de entorno al 5-6% de media anual durante los últimos años, llegando incluso a registrar crecimiento positivo en el año 2009, que se caracterizó por una profunda recesión mundial. Si se comparan ambos datos –el de la evolución de los salarios con el del crecimiento del Producto Interior Bruto filipino- resulta evidente que la buena marcha de la economía filipina no se está traduciendo en una mejoría de las condiciones laborales y profesionales de los peor pagados.

Para el año 2011 se prevé un robustecimiento general de todas las economías de la zona, y los expertos de la OIT esperan que esta evolución positiva de los datos macro tenga repercusiones favorables en el crecimiento de los salarios, especialmente en aquellos países como Indonesia o Filipinas, donde las retribuciones de los profesionales menos cualificados resultan especialmente bajas en la actualidad. Para lograr este objetivo, los técnicos del citado organismo remiten a la necesidad de iniciar y concretar negociaciones colectivas e implantar políticas estrictas de salario mínimo referenciado al coste de la vida en los respectivos países.


Mónica Rodríguez
E-Dyario.com



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:51 a. m. | Permalink |


0 Comments: