martes, 15 de febrero de 2011
Nueve pescadores filipinos sobreviven casi 2 semanas a la deriva en una balsa



Nueve pescadores filipinos sobrevivieron en una balsa y bebiendo su propia orina durante trece días tras naufragar la embarcación en la que faenaban, indicaron hoy fuentes oficiales.

Los náufragos fueron encontrados ayer de madrugada por un grupo de pescadores en la península de Zamboanga, al oeste de Mindanao.

Misa, uno de los supervivientes, relato que él y otros nueve tripulantes estaban regresando a puerto tras faenar cuando se vieron atrapados en una tormenta que partió su embarcación y les obligó a apiñarse en una precaria balsa.

Luego una gran ola volcó el esquife y uno de sus compañeros decidió seguir a nado "fuera de sí por el hambre y la sed" y no lo volvieron a ver.

Misa subrayó las duras condiciones que tuvieron que afrontar los marineros durante los trece días que pasaron a la deriva en alta mar y sin provisiones.

"Bebíamos nuestra propia orina o agua de mar y comíamos cualquier cosa que viniera flotando en nuestra dirección", declaró.

El pescador reconoció que cuando fueron rescatados por los pescadores, algunos de sus compañeros estaban ya al borde de la muerte.

"Si no es por ellos, estaríamos todos muertos", comentó.

Arsenia Manaju, doctora del hospital en el que fueron ingresados en Zamboanga, afirmó que los náufragos padecen deshidratación y quemaduras de primer grado en la cara y extremidades.

Su estado de salud es mejor de lo esperado, pero la médica recalcó que necesitan permanecer tres días ingresados para recuperarse del todo.

Accidentes de este tipo son habituales en Filipinas, donde muchos pescadores salen a faenar en frágiles embarcaciones y sin tener en cuenta las predicciones meteorológicas.




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:54 a. m. | Permalink |


0 Comments: