viernes, 8 de abril de 2011
Pobre Jan Jan

Hoy os traigo un vídeo lamentable que ha dado la vuelta al mundo. Aparentemente inocente, pero que, bajo mi parecer, degrada profundamente al niño filipino que es el protagonista del mismo. Todo el sonido está en tagalo, pero es lo de menos, porque las lágrimas y la cara apenada del niño lo dicen todo.

También quisiera comentar que aunque estas cosas no ocurran en España, aquí tampoco nos salvamos. Nuestras cadenas televisión, excepto RTVE y alguna cadena aislada, incumplen continuamente el horario de protección infantil emitiendo escenas violentas, voces malsonantes y cuasi pornografía en horario infantil protegido una y otra vez y sin poner remedio al asunto. Así que no nos llevemos demasiado las manos a la cabeza con el siguiente vídeo y apliquémonos el cuento nosotros mismos. No todo vale con tal de ganar audiencia.







Este es el texto difundido en la prensa española al respecto del vídeo anterior:


Escándalo en Filipinas por programa de TV que humilla niño de 6 años

El comportamiento de uno de los más populares presentadores de Filipinas, que hizo contonearse como una bailarina de "striptease" a un concursante de 6 años al que se veía visiblemente vejado mientras le jaleaba el público, ha desatado un escándalo y ha llevado al canal TV5 a pedir hoy disculpas.

La ministra de Bienestar Social, Corazon Soliman, condenó "el abuso emocional y la humillación" sufridas por el niño en el programa "Willing Willie", y expresó su preocupación por que el presentador, Willie Revillame, y el público no mostraran ninguna pena por el niño, que terminó llorando sobre el escenario.

Soliman recalcó que "las imágenes muestran al niño bailando con cara de disgusto" y recordó que pudo quedar traumatizado por ser "obligado a imitar comportamientos adultos a cambio de dinero" y por "soportar las burlas de cientos de personas".

Tanto Revillame como el canal de televisión TV5 pueden ser denunciados por violar la ley de abuso al menor.

El canal de televisión ha difundido un comunicado de disculpa en el que subraya que en ningún momento se pretendió avergonzar al chico y se insiste en que las lágrimas eran fingidas porque "quería aparecer triste, pero no porque le obligasen a ello sino porque pensaba que el baile así lo requería y estaba interpretando el papel".

La grabación de la actuación, que se ha expandido como la pólvora por las redes sociales, contradice esta afirmación cuando el presentador dice en un momento: "Es obvio que lo hace a regañadientes, pero tiene que hacerlo por su familia".

El concursante, que competía por segunda vez y que estaba acompañado por una tía, pertenece a una familia pobre y ganó 10.000 pesos (162 euros o 230 dólares) con su actuación en ese programa, en el que se reparten premios en metálico, automóviles y otros regalos a los participantes a cambio de subirse al escenario a actuar.

Revillame ya acaparó los titulares de prensa hace cinco años cuando más de 70 personas murieron en una estampida ocurrida en la cola para participar en el programa que presentaba entonces en otro canal de televisión.






Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:48 a. m. | Permalink |


0 Comments: