miércoles, 26 de julio de 2006
Revista Niños de Hoy


Desde hace unos días, está en la calle el número de verano (22) de la revista "Niños de Hoy". En este número podréis encontrar varios artículos y un especial dedicado a la adopción de Filipinas. Los títulos de los artículos son los siguientes:

* "Proceso de Adopción. Niños de las islas (Filipinas)", por Rocío Martínez Caro.

* Entrevista a "Luwalhat Pablo", Subsecretaria del Departamento de Bienestar Social, por Blanca Rudilla.

* Entrevista a "Beng Atienza", esposa del Alcalde de Manila y directora de la fundación "Home of the Angels", por Blanca Rudilla.

* Testimonio del proceso de Adopción de la Familia Marcelo Rasilla.

* Testimonio del proceso de adopción, que publicamos en primicia en Tulay, de Concha y Kyle.

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 12:25 p. m. | Permalink | 0 Comentarios

martes, 25 de julio de 2006
Tramitación tras la aceptación del expediente en Filipinas
Os escribo para contaros el papeleo que he hecho yo después de la asignación, por si alguno no lo tiene claro y lo necesita. A lo largo del texto hay enlaces a documentos que a lo mejor aclaran más el proceso. NO DEBEN TOMARSE COMO CARTAS TIPO, son meramente informativos. Los documentos tipo están colocados en la sección "Documentación".


1. Recibimos por teléfono la noticia de que hay asignación desde la comunidad autónoma. Llegó por fax vía ICAB-MAdrid-Comunidad Autónoma. (menos en Cataluña que va directamente desde el ICAB).

2. Traducimos nosotros (tenemos la suerte de saber inglés) la asignación para que en la Comunidad Autónoma se enterara de lo que ponía (tenéis en la sección "Documentación" la traducción de lo que pone, "Propuesta de asignación (ICAB)"), y llevamos la carta de aceptación en inglés y en castellano (tenéis ambas cartas "Tipo" en el apartado "Documentación" ("Carta de aceptación (ing.)" y "carta de aceptación (esp.)"). La Comunidad Autónoma manda la aceptación al ICAB por correo electrónico, para que llegue pronto, y también por correo ordinario via Madrid.

3. Mandamos al ICAB por mensajería (nosotros por DHL que funciona muy bien, llegó al ICAB en tres días) el álbum de fotos actualizado y los dos cheques que hay que mandar, uno de $900 (dólares americanos) y otro en nuestro caso de $89 (tenéis ejemplos de estas cartas en la sección "documentación", con los nombres "carta álbum-cheques" en inglés y español). Digo en nuestro caso, porque en la propuesta de asignación te pone el importe de los dos cheques y el de $900 es igual para todo el mundo, pero el de $89 no estoy segura si es personalizado. Los cheques son cheques bancarios que los hacen en el momento en el banco, (recomendamos que dicha entidad sea de la Caixa para que no haya problemas) a nombre del ICAB. La dirección del ICAB ahora mismo no la tengo aquí, pero viene en la propuesta de asignación.

4. La Comunidad Autónoma elabora un informe de idoneidad (con nosotros tardaron una semana larga), en el que pone que está de acuerdo con la asignación y sirve para llevarlo a la Delegación del Gobierno. El original de este informe de idoneidad os lo tenéis que quedar vosotros, haced una fotocopia para la Delegación del Gobierno. También la Comunidad autónoma te da el papel correspondiente para la baja maternal.

5. A continuación se hace la solicitud de la conformidad del Delegado del Gobierno para la expedición del visado del niño en la Delegación del Gobierno de extranjería. Para ello se rellena un papel formalizado de solicitud (que te lo dan en la delegación del gobierno en extranjería) por duplicado: uno para la delegación y otro con registro de entrada para nosotros, y hay que acompañar: fotocopia del informe de idoneidad (con el original para que la compulsen), fotocopia de los DNI con originales para compulsar, fotocopia de la asignación (esto me dijeron que no era necesario pero que está bien que se adjunte) y creo que nada más. De todas formas os lo dirán al pedir el papel de solicitud. La conformidad del delgado del gobierno a nosotros nos ha tardado casi dos semanas (tenéis un ejemplo de lo que parece esta carta en "Documentación", el texto: "Conformidad Delegado"). Lo pueden mandar a casa por correo ordinario o ir a recogerlo en persona. Yo preferí ir en persona porque creo que se tardaba menos. Este papel, el original, hay que guardarlo para nosotros, y se hace una fotocopia para mandar al ICAB. La delegación del gobierno manda por su cuenta la conformidad del delegado del gobierno al Ministerio de Exteriores, y este lo mete en su base de datos. En teoría, todas las embajadas están conectadas via telemática con el ministerio de Exteriores, y deberían ver si la conformidad del delegado del gobierno está en orden (en esa base de datos) para expedir el visado, pero el consulado de España en Filipinas me dijo que lo enviara por fax por si acaso. En la conformidad del delegado del gobierno, se enumera una serie de papeles que hay que llevar al consulado cuando vayamos Filipinas. Entre ellos está el certificado médico y el pasaporte del niño que los elabora el ICAB y cuando están listos los envía al Consulado, por lo que nosotros evidentemente no tenemos que llevarlos al consulado.

6. Mandar la conformidad del delegado del gobierno al consulado español en Filipinas por fax (número 00 63 2 8102885). Yo además, por si acaso, la mandé escaneada por correo electrónico al consulado (correo electrónico: conspmanila@mail.mae.es). Hoy me ha llegado un correo del consulado diciéndome que ya la han recibido, y que están a la espera de que el ICAB les mande el certificado médico y el pasaporte del niño y que cuando recibamos la invitación del ICAB de viajar, será cuando esté todo listo.

7. Mandar una copia de la conformidad del delegado del gobierno al ICAB via Comunidad Autónoma-Madrid-ICAB. En mi caso, la Junta de Castilla y León en su página web, dice que cuando esté la conformidad del delegado del gobierno, se lleve una copia a asuntos sociales y la comunidad autónoma manda esta copia (en español) a Madrid y de Madrid al ICAB. Esto tarda mucho tiempo en llegar (me imagino) así que yo por si acaso ayer también mandé por correo electrónico una copia de la conformidad al ICAB, aunque no sé si le harán algún caso. En cualquier caso, los que tienen que enterarse de la conformidad es el consulado, y este ya está enterado. Al final le va a llegar la conformidad por todos lados!!! pero mejor así que no les llegue.

8. Esperar la invitación del ICAB. Yo ahora me encuentro ya en este paso.

9. También se pueden ir reservando los billetes de avión para Filipinas. Yo he reservado para mediados de septiembre en KLM y Qatar aerolineas (me han dicho que están muy bien y tienen buenos horarios desde MAdrid). Si no llega la invitación, se van anulando y reservando otros a la semana siguiente.

Bueno, creo que esto es todo.

Espero que a alguno de vosotros os sirva todo este rollo.

Un beso fuerte

Blanca y familia, esperando a Edward.

Etiquetas: ,

 

Enrique Campoamor a las 12:59 p. m. | Permalink | 0 Comentarios

lunes, 24 de julio de 2006
Aprendizaje, familia y adopción

Con frecuencia solemos ver que la temática de adopción se soslayada en las instituciones educativas y que la información que circula es muy escasa. Sin embargo la temática cobra particular relevancia cuando ésta se circunscribe a niños y niñas que presentan dificultades escolares. Allí es donde la mirada se vuelve indagadora, rotuladora y prescriptiva. El desconocimiento al respecto, conlleva a adherir fácilmente a hipótesis de déficit o a patologías específicas sin que esto se indague con rigor científico.

En la gran mayoría de los casos no hay una relación vinculante entre dificultades en los aprendizajes escolares y adopción, cuando la familia adoptiva no omite la historia de adopción, lo explicita a niños y niñas adoptivos y su comunidad de pertenencia.

Al igual que el común de niños y niñas y como todo sujeto que aprende, las primeras experiencias de aprendizaje se dan mucho antes del ingreso a la escuela y es precisamente el ámbito familiar el contexto de estos primeros aprendizajes. Ya desde los primeros días de recién nacido, se establecen situaciones de interacción y aprendizaje en el seno de la familia. Estos aprendizajes, implican regulaciones y mutuas coordinaciones familia-niño/a.

La familia también aprende, registra las necesidades y responde a ello. Más adelante los padres, hermanos/as y adultos significativos en forma espontánea, comienzan a orientar las actividades e intereses de niños/as y a responder a sus preguntas curiosas.

La edad en que los niños y niñas fueron adoptados y la calidad de las experiencias previas es aquí relevantes, porque la historia de los aprendizajes va a ser diferente según las posibilidades, cuidados y estímulos que cada niño o niña disponga en su medio cotidiano. En este sentido la familia y el medio social juegan un papel muy importante en los recorridos previos al ingreso escolar. Esos aprendizajes "familiares" luego se tornan decisivos para una buena escolaridad porque todo conocimiento nuevo se construye a partir de otro anterior.

Cuando el ajuste recíproco entre el niño, la niña y la familia se da muy tempranamente, el aprendizaje se construye como en todo sujeto en desarrollo. Es así que durante la primera infancia, algunas actividades cotidianas informales que se realizan en el medio familiar son de gran importancia para los aprendizajes de niños y niñas. Actividades del tipo de narraciones, lectura de cuentos, juegos de interacción, de simulación y dramatización son precursores de un buen rendimiento escolar posterior.

Con frecuencia solemos ver en familias adoptivas que estas simples actividades han sido descalificadas u olvidadas por un énfasis en ofrecer a niños y niñas objetos atractivos, nuevos juguetes y materiales "didácticos" (como si fuera un intento de estimulación y compensación). Se sustituyen con estos objetos espacios importantes de interacción familiar. Sin embargo luego se percibe el reclamo de padres y maestros cuando niños y niñas no manifiestan interés alguno por la lectura o presentan dificultades en la escuela para aprender.

Son facilitadores del aprendizaje escolar las prácticas familiares discursivas que orientan las acciones a metas y el fomentar espacios de interacción no sólo con adultos sino también con pares (otros niños y niñas). Sabemos que es difícil generar estos espacios en medio de la agitada vida cotidiana del mundo actual, pero es una tarea ineludible que permite escuchar la experiencia personal del niño/niña. Esto facilita la inclusión de la narrativa, la argumentación y el aprender a dar fundamentos.

Una gran parte del aprendizaje depende de procesos de autorregulación. Fuera del aula los niños y las niñas van adquiriendo comprensión de ciertos aspectos de la vida y los adultos contribuyen a ello. El fracaso comienza cuando la familia adoptiva en forma sobreprotectora intenta sólo controlar estos procesos y no delega en forma progresiva la responsabilidad en el niño/a para comenzar a autodirigir estos procesos. Niños y niñas aprenden mejor cuando se les permite plantear problemas y tienen interlocutores válidos con quienes discutir y buscar alternativas de solución.

En aquellos casos en que el niño ó la niña toman contacto con la familia adoptiva luego del desarrollo del lenguaje, los ajustes de estilos y ritmos suelen ser más complejos. En estos casos la familia necesita desarrollar estrategias de apoyo del tipo de mediar para facilitar.Esas actividades mediadas implican brindar ayuda por medio de comentarios, pedidos de fundamentación y disponibilidad para escuchar y responder interrogantes.

También mediante el planteo de preguntas que susciten interés, expectativas y faciliten las comunicación. Preguntas que ayuden a los niños y niñas a incentivar su curiosidad, a interrogarse, a expresar sus experiencias y sus saberes.

En nuestra experiencia clínica hemos visto muy frecuentemente problemáticas en el aprendizaje en niños y niñas (adoptivos o no) asociados a desfases en el desarrollo de los procesos de atención. Estos desfases remiten a desajustes en la coordinación inicial entre las necesidades y demandas del bebé y el acompañamiento familiar en las primeras etapas del desarrollo. El exceso de estímulos, objetos y juguetes sin registro de esas necesidades, los frecuentes cambios en momentos del desarrollo que requieren permanencia y estabilidad, interfieren con un adecuado desarrollo atencional.

Los estilos y tiempos de aprendizajes tienen su singularidad y es por ello que las intervenciones e interacciones de la familia durante las etapas iniciales del bebé y en especial durante la primera infancia son básicos para el aprendizaje. Entre los 5 y 7 años los procesos de atención se
consolidan y es aquí que suelen aparecer los desfases mencionados. Hablamos de desfases y no de déficit atencional dado que el segundo implicaría un compromiso de tipo psiconeurológico.

Observamos una tendencia creciente a detectar síndromes atencionales con su consiguiente medicación y control. Vemos que en la mayoría de los casos no hay componente de organicidad y que con un trabajo de aprendizaje conjunto entre familia, docentes, niños y niñas se reconstruye el recorrido y se favorece el desarrollo de adecuados procesos atencionales. En todo caso es necesario enfatizar la necesidad de diagnóstico diferencial.

A modo de reflexión general queremos recordar que: la educación supone aceptación de niños y niñas como son y no como se piensa que debieran ser. Ese respeto a la persona es básico para el aprendizaje y el desarrollo integral de niños y niñas.

Nora Elichiry

Profesora Titular y Directora de la Maestría en Psicología Educacional de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 11:26 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

jueves, 20 de julio de 2006
Más de la mitad de los niños adoptados proceden de China
Los españoles prohijaron 5.423 menores extranjeros en 2005

En 2005 llegaron a España 2.753 niños procedentes de China, más de la mitad de los 5.423 menores adoptados. Es la cifra más alta de las registradas en China desde que los españoles se adentraron en la adopción internacional. Tras la estela de China se sitúan Rusia, Ucrania, Colombia y Etiopía. España es el primer país del mundo en adopción internacional (12 niños por 100.000 habitantes), seguido de Suecia. "Buscábamos a nuestra hija en India y no la encontrábamos porque estaba en China". Luis Jesús Fernández, un profesor universitario de 44 años, explica que él y su esposa lo intentaron primero en India. Su expediente se estancó y acudieron después a China, donde encontraron a Xiao, en la provincia de Henán. Xiao, que tiene ahora 6 años, vino en diciembre de 2000. En marzo de 2003 acompañó a sus padres a China a buscar a Paola, nacida en la provincia de Cantón. Ahora, la familia espera un tercer hijo de China. "Hemos solicitado niño, pero nos da igual. Lo que sí percibimos es que el plazo de espera ahora es mayor porque están saturados". El crecimiento económico, además, favorece la adopción interna.

La historia de este matrimonio no es frecuente, pero tampoco excepcional. La mayoría de los españoles busca a sus hijos adoptivos en China. En 2005 llegaron a España 2.753 niños de este país asiático, más de la mitad de los 5.423 menores adoptados en otros 35 países. Eso significa que China no sólo es el primer país de origen, como ya ocurrió en 2004 (año en que los españoles prohijaron a 5.541 niños, 2.389 de origen chino), sino que su número no deja de crecer. A pesar de que las cifras globales de las adopciones de 2005 son similares a las de 2004, en China se han incrementado en 364 respecto al año anterior. Con una novedad: las familias no se quedan en el hijo único y algunas repiten adopción.

La Federación Rusa, con 1.262 adopciones finalizadas en 2005 (un número inferior al de 2004, en que se prohijaron 1.618 niños rusos); Ucrania, con 394; Colombia, con 230 y Etiopía, con 227, siguen la estela china en la preferencia de los padres. Otros países en alza son Bolivia, Perú y Kazajstán.

El 79% de los niños llegados en 2005 tenía menos de 2 años y el 14% entre 3 y 5. El resto, en menor medida, superaba los seis.

La previsión es que Rusia descienda en 2006: las autoridades rusas han prohibido la tramitación por libre, al margen de la mediación de ECAIS y a la vez ha suspendido la acreditación de la española ADECOP, la que más volumen tramitaba.

I. DE LA FUENTE
El País

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 11:10 p. m. | Permalink | 0 Comentarios

martes, 18 de julio de 2006
Naranjas para un pino



Me llamo Martín. Tengo siete años y estoy preocupado.

La maestra me puso muy bien en el dibujo del cuaderno, pero también puso una nota para que papá y mamá fueran a hablar con ella. No será para regañarme porque dice “muy bien, felicitaciones”.

Pinté unas naranjas en un árbol de pino y cuando la maestra me dijo que el pino no tiene naranjas, le contesté: “se las puse prestadas”.

Estoy seguro que es por eso, porque puse naranjas en un pino.

Papá y mamá tienen un negocio de juguetería, está pegado a la casa pero a esta hora es cuando hay mas trabajo y estoy solo en mi cuarto porque sé que no debo molestarlos. Por eso juego solo y me hago preguntas que a veces me contesto y a veces no se cómo contestarlas. Casi siempre son las mismas, pero muy pocas veces me animo a preguntar a papá y a mamá. un avión azul ¿es el hijo de un avión azul?, un avión rojo, ¿es hijo de un avión rojo?

Recuerdo una conversación que tuve con un compañero de banco: “también a mi me preocupa saber de dónde vienen los chicos”, y lo hablamos con José, con Enrique y también con Santiago, aunque Santiago es un poco menor.

Santiago piensa que todos los hijos son iguales a sus padres, pero Gustavo dice que puede, a veces, no ser así. Por ejemplo, él tiene un amigo que se llama Marcelo y es muy rubio y los padres no son rubios. A mi también me preocupa saber porqué José tiene 10 hermanos y, en cambio, yo soy único. Cuando les pregunté a mis padres, una tarde, si tendría un hermano, me contestaron cualquier cosa, cualquier pavada, como sin con eso me taparan la boca.

Estoy cansado de preguntar, pero quiero saber y tendré que animarme un día a preguntar en serio.

Busqué en el diccionario que quería decir la palabra “hijo” y también la palabra “madre”. De hijo decía: “persona o animal respecto de su madre o de su padre”. Cerré, enojado, el libro; sabía menos que antes. Sin embargo, me dije: tengo que saber. Busqué “madre” y quedé mas desconcertado todavía. Decía: “hembra que ha parido”, “hembra respecto a su hijo o hija”.

Al día siguiente, en el colegio, un chico me dijo qué era una hembra, pero no sabía qué era “parido”. Tendré que preguntárselo a mi padre. Ya no quise buscar que quería decir “padre” porque tuve miedo.

Tendría que haber diccionarios escritos para chicos, porque este diccionario es para las personas grandes que ya saben.

Un día, cuando era mas chico, escuché una discusión entre mis padres. Uno de ellos decía, (no recuerdo cual de los dos era), “cuando sea grande se lo diremos, ahora no lo puede comprender”. Recuerdo que entré en el cuarto y pregunté que era eso y porqué no me lo decían ahora y también me contestaron una pavada.

Muchas veces he pensado que no son mis padres, que si fueran verdaderamente mis padres me comprenderían. Sin embargo, Marcelo también dice que sus padres no le contestan a las preguntas y Enrique se acordó que un día preguntó de qué había muerto su hermano y le hicieron callar. Entonces no son mis padres los únicos que no contestan a las preguntas.

Muchas veces los miro y siento algo muy raro, los quiero mucho, me entienden en muchas cosas y yo también los entiendo, ¿acaso no sé cómo se debe hablarles esos días en que todo se vuelve contra mi?

Pero también José me dijo que a veces hay días en que sus padres están insoportables, entonces no son solo mis padres.

Pero lo que yo siento es distinto, no es que no me entiendan o no me quieran. Me regalan cosas, me llevan a todas partes. Pero no, es algo muy especial y terriblemente difícil de decir.

A veces miro a mi padre y veo como si otro padre estuviera detrás de él o al lado de él, no es algo que yo pueda describir, pero está allí cuando lo miro.

A veces, cuando yo era chico, casi esperaba que el otro apareciera de repente y fuera verdad que era otro padre y me dijera “yo también soy tu padre”. Me hubiera parecido natural.

Un poco diferente, pero un poco parecido me pasa con mamá, con ella es sobre todo con la voz. Cuando era chico y la escuchaba me parecía que su voz había sido otra alguna vez, mas linda, mas fuerte, no sabía si era mas linda esa voz o si me gustaba mas, pero si estaba seguro de que era otra. A veces, ahora, cuando mamá me llama siento la otra voz pegada a la de mamá y cuando voy a verla me parece raro que sea una sola persona.

Estos pensamientos me asuntan, pero por suerte me vienen a veces, no me pasa siempre.

Muchas veces, de noche, le pido a mamá que se quede junto a mi hasta que esté dormido, tengo miedo de que alguien entre y me lleve.

Otras veces pienso en ladrones. Con Carlos y con Marcos hablamos muchas veces de ladrones. En la casa de ellos entraron y se llevaron las cosas de los grandes, no sacaron nada del cuarto de los chicos y eso que tenían cosas importantes: una colección de bolitas y el cuaderno de estampillas del hermano mayor. Pero no era eso lo que yo quería decir; quiero explicar lo que a veces me pasa de noche, y a veces de día también. De golpe me parece que me equivoqué de casa, alguien llega y me dice que esta no es mi casa, sino otra. Pero esto dura muy poco, por suerte, porque enseguida me doy cuenta que sé muy bien que ésta es mi casa.

Muchas veces quiero hablar de todo esto con papá y mamá, pero no sé cómo decírselo, tengo mucho miedo de que me hagan callar, o me digan que son pavadas, o me contesten con una pavada.

Pero ahora me importa mi dibujo y la nota que me puso la maestra en el cuaderno. No sé qué les dirán en el colegio a mis padres.

A la mañana siguiente fueron a hablar con mi maestra y ese día empezó algo así como la segunda parte de mi vida. Fue cuando papá y mamá me contaron toda la verdad.

Empezaron con unos cuentos bastante tontos, me hablaron de la gata que había tenido un hijo pero después no lo pudo criar, y que entonces otra gata que era amiga de ella lo tomó a ese gato y lo educó como si fuera su hijo y que eso a veces pasaba también con las personas.

De golpe me di cuenta que sabía lo que me iban a decir, todo aquello que había pensado era verdad. De todos modos, no los interrumpí y siguieron contándome que también pasaba con otros animales, que muchas veces un mono tiene un monito y la mamá se muere cuando nace el mono y lo cuida otra mamá, pero es como la verdadera mamá y ese monito quiere mucho a su segunda mamá y la mamá lo quiere mucho, como si fuera su hijo.

¿Y no es su hijo?, les pregunté. Mamá dijo, sí, si es su hijo, pero es un hijo distinto, es un hijo que no ha estado adentro de la mamá. Es un hijo, pero es un hijo…

¿Es un hijo, qué?

“Es un hijo adoptado”, me dijo mamá. Yo estaba seguro que yo era un hijo adoptado, pero quería que ellos me lo dijeran.

Mamá se enredó, papá la ayudó y al final me dijeron, “vos sos nuestro hijo, pero nuestro hijo adoptivo”. Sentí un gran alivio porque entonces todas esas dudas que tenía eran verdad, entonces había una voz que yo escuché antes que la voz de mi mamá, y entonces tengo dos papás. No les contesté nada, pero creo que ellos se dieron cuenta que estaba contento; estaba contento de ellos y de mí.

Pensé que si ellos no habían podido tener un hijo, como mamá me explicó, así entrecortada, y que papá tenía tantas ganas de tener un hijo, y que ellos no habían podido tenerlo y que esas cosas pasaban con las personas y a veces son los animales, que querían tener hijos y no podían tener hijos, entonces, si yo soy el hijo yo les hice un regalo, ahora tienen un hijo.

Les pregunté, “¿y ustedes conocieron a mi mamá”? ¿Y mi mamá porqué no me pudo tener? ¿Y mi papá? ¿ustedes conocieron a mi papá?

Me dijeron que no, que hay una persona que se ocupa de esas cosas, a la que se le puede pedir… No sé, no entendí muy bien, pero algo así como que cuando se quiere adoptar a un chico hay personas que saben cuando hay un chico que la mamá no lo quiso tener, o lo tuvo y después… no se, no quiere darle de comer, o no puede vestirlo, o no lo quiere mandar al colegio, o no le podía comprar juguetes, o no lo quería tener en la casa, y que entonces, cuando esa persona sabe que hay un chico que nació y que pasa eso, entonces se junta con la otra persona, que es la persona que quiere tener un chico y… entonces se lo dan.

Pero primero averiguan si esos padres van a ser buenos con el chico; y la verdad es que ellos son muy buenos conmigo, que averiguaron bien, porque ellos son muy buenos.

¿Porqué estoy un poco triste?. Pero no quiero mostrarles que estoy un poco triste, porque si ellos ven que estoy un poco triste se van a apenar. Pero estoy un poco triste, mejor les digo que estoy un poco triste.

Entonces mi mamá me dijo que era natural que estuviese un poco triste, porque toda esa historia era un poco triste. Pero era también un poco alegre, porque al final era una historia feliz.

Eran unos padres que no tenían un hijo y ahora lo tienen, y era un hijo que no tenía padres que lo cuiden y ahora tiene padres.

Creo que eso es la adopción, como naranjas para un pino.

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 6:09 p. m. | Permalink | 0 Comentarios

domingo, 16 de julio de 2006
Embajada y Consulado en Manila
EMBAJADA EN MANILA

Embajador, D. Ignacio Sagaz Temprano

Cancillería: 5th floor, A.C.T. Tower. 135, Sen. Gil J. Puyat Av. 1200 Makati, Metro Manila.

Apartado de correos : P.O.B. 1114, Makati Central Post Oficce. 1251 Makati, Metro Manila.

Teléfonos: 818 55 26 y 759 29 71

Fax: 810 28 85

E-mail: embespph@mail.mae.es


CONSULADO GENERAL EN MANILA

Cónsul General, D. Javier Ignacio Martínez del Barrio

Cancillería: 5th floor, A.C.T. Tower. 135, Sen. Gil J. Puyat Av. 1200. Makati, Metro Manila.

Apartado de correos: 1114, Makati Central Post Office. 1251 Makati City, Metro Manila.

Teléfonos: 759 29 70, 818 35 81 y 818 35 61

Fax: 810 28 85

E-mail: con.manila@mae.es


Página Web:
http://www.mae.es/Consulados/Manila/es/home

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 1:56 p. m. | Permalink | 0 Comentarios

viernes, 14 de julio de 2006
Álbum de Jazreel Ivy
Jazreel, hija de Mariví y Esteban. Tramitado por Protocolo Público. Sus datos:
  • Apertura de Expediente:
  • Aprobación del expediente en Filipinas: febrero de 2004
  • Nacimiento de Jazreel Ivy:
  • Asignación de Jazreel Ivy: 28/06/2006
  • Viaje a Filipinas: 30/10/2006


Foto de asignación de Jazreel Ivy


Jazreel Ivy


Jazreel Ivy

Etiquetas: ,

 

Enrique Campoamor a las 12:58 p. m. | Permalink | 0 Comentarios

jueves, 13 de julio de 2006
Álbum de Gebirlou
Gebirlou, hijo de Margarita y José Luis. Sus datos:
  • Apertura de Expediente: 30/01/2004
  • Aprobación del expediente en Filipinas: 27/05/2005
  • Nacimiento de Gebirlou: 07/07/1998
  • Asignación de Gebirlou: Octubre/2005
  • Viaje a Filipinas: 17/01/2006


Gebirlou, de naranja, junto a sus padres, amigos y personal del Asilo de La Milagrosa


Gebirlou, en España


Celebrando el cumpleaños de su amigo Vicent Jay (Orfanato de San José, Manila), que vino en las mismas fechas, también de Filipinas

Etiquetas: ,

 

Enrique Campoamor a las 11:23 a. m. | Permalink | 0 Comentarios

miércoles, 12 de julio de 2006
Project Rice (Proyecto Arroz)


Paul James nos ha contado más cosas...

Descubrió en su primer viaje a Filipinas, en el 2003-2004, a Gina, Rosa, Edison, Lisa, Let Let y a sus familias. Ellos viven en Metro Manila, en la esquina de MH de Pilar Street y cercanías y en Lapu Lapu City (Cebú). Pese a su extrema pobreza, todos ellos mantienen sus sonrisas y esa amabilidad que tanto asombra a la gente que descubre Filipinas.



Gina vive con sus padres en la calle y ellos siempre invitan a Paul James a compartir la poca comida que tienen y a sentarse con ellos en "su" trozo de acera.



Rosa y Edison son hermanos, sus padres se fueron un día y son unos tíos los que "cuidan de ellos", todos viven en la misma esquina. Edison tiene una erupción en la piel de su frente y grandes problemas con sus ojos debido a la polución de Manila.

En Enero del 2005, Paul James volvió a ver a sus amigos de Metro Manila y Cebú. Había conseguido reunir 3500 dólares entre su familia y amigos de Estados Unidos y pudo mantener Project Rice abierto durante casi 3 meses.

Rosa, que por entonces tenía una gran infección en los ojos, pudo ir al médico. Era la primera vez, en sus 10 años, que la veía un médico. Rosa nunca llora, ella siempre sonríe y nunca se queja.



Project Rice necesita 1.000 dolares al mes para mantener abierto el proyecto. Dinero para comida, básicamente arroz y verduras, ropa, asistencia médica y para poder mantener el personal (Paul James y un ayudante), necesarios para poder administrar los fondos recaudados tanto en Manila como en Cebú. Si queréis ser amigos de Project Rice, solo tenéis que ir al link de PayPAL que esta en la Web de Project Rice y daros de alta.

El dinero llega directamente de vuestra cuenta a la cuenta del proyecto. Podéis contribuir con un donativo o con una pequeña ayuda mensual. Paul James esta tratando de reunir el dinero suficiente para poder ayudar a Gina, Rosa, Edison, Lisa, Let Let y sus familias.



¿Queréis ser amigos de Project Rice? Cada saco de 55kg de arroz cuesta 20 dolares. Puede que alguien piense que es "comida para hoy y hambre para mañana", pero ELLOS no tienen nada y puede que esa ayuda sirva para que no acaben en manos de las muchas mafias que existen de prostitucion infantil. Paul James no puede olvidar a esos niños, como creemos que nadie que vea sus caras y conozca sus historias pueda hacerlo.

Desde TULAY vamos a poner nuestro "granito de arroz" y vamos a mantener LATENTE el Proyecto. Nunca se sabe quien puede leernos, puede que alguien quiera ayudar a Gina, Rosa, Edison, Lisa y Let Let y esas 12 familias que viven en Metro Manila y Lapu Lapu City. Son niños que NO PUEDEN SER ADOPTADOS , todos tienen un background negativo y VIVEN EN LA CALLE.

Si quieres colaborar directamente desde Tulay, no tienes más que pinchar en cualquiera de los enlaces que os ponemos a continuacion:






Si tienes dudas sobre como realizar tu aportación puedes ponerte en contacto directamente con nosotros: contacto@comunidadtulay.com



Etiquetas: ,

 

Enrique Campoamor a las 2:08 p. m. | Permalink | 0 Comentarios

martes, 4 de julio de 2006
Una mirada, una historia perdida en el tiempo

Pulsar para ver animación


Descubrimos estas fotos y nos pusimos en contacto con su autor Paul James para poder editarlas en Tulay.

Paul nos ha contado la historia de esta mujer.

"Bonita", vive en una isla muy pequeña en las costas de Cebú, Bantayan Island. Todos los días, por la mañana y por la tarde, se acerca a las cercanías del colegio. Su estado mental hace que no recuerde o no quiera recordar que su hija ya no está con ella. Una social worker se la llevó y la internó en un orfanato en Cebú. "Bonita" no puede cuidar de ella, pero cada día acude a la salida del colegio y mira y mira por si pudiera reconocer a esa niña, que ni siquiera vive ya en la misma isla.

Habla poco, y a ratos está contenta y a ratos muy triste. Los lugareños le contaron a Paul que lleva ropa de su hija con ella y habla de ella como si fuera ayer cuando la perdió de vista... han pasado ya unos cuantos años .

Su hija posiblemente no podrá ser adoptada y se pasará su infancia en ese orfanato.

Una preciosa sonrisa y una triste historia.

Paul nos ha contado más cosas, pero os lo dejamos para otro día.

Concha Suárez






Etiquetas: ,

 

Enrique Campoamor a las 12:12 p. m. | Permalink | 0 Comentarios

sábado, 1 de julio de 2006
Home for Good
Dirección del Orfanato:

Teléfono:

Correo electrónico:

Página Web: Home for Good

Niños venidos del Orfanato:

Fotos de Orfanato:

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 5:00 p. m. | Permalink | 0 Comentarios