sábado, 9 de junio de 2007
'Una niña', relato ilustrado que acerca la adopción al lector infantil


El escritor Carlos Grassa Toro y el diseñador e ilustrador Pep Carrió narran de forma metafórica la adopción en 'Una niña', relato dirigido al público infantil que presentarán en la Feria del Libro de Madrid


Publicado por Ediciones Sins entido, el libro recoge la historia que el autor aragonés Carlos Grassa Toro escribió hace tres años como regalo de bienvenida para su amigo Pep Carrió, quien regresaba de Bolivia tras adoptar a su hija.

'Una niña' aproxima la realidad de la adopción al lector infantil y 'está dedicado a aquellos padres que hayan adoptado o vayan a hacerlo', y lo hace a través del viaje de una niña nacida en una botella de cristal que es arrojada una y otra vez al mar por las personas que la van encontrando.

El volumen, que se presentará mañana en el pabellón Carmen Martín Gaite de la Feria del libro de Madrid en un acto presidido por el director de la Feria, Teodoro Sacristán, refleja 'ese doble encuentro entre padres e hijos tras un largo proceso de búsqueda, ya sea un embarazo o una adopción', explica el ilustrador.

Nacido como 'un proyecto personal sin un objetivo claro de publicación', Pep Carrió invirtió durante dos años 'algunos ratos libres' para ilustrar este relato con sus propias esculturas: 18 piezas de madera que pueden verse en Madrid, en el Espacio Sins entido, hasta el próximo 23 de junio.

Así, Carlos Grassa Toro, que ya ha publicado en la misma editorial otros relatos como 'Exilios' y 'Una casa para el abuelo', involucró a su amigo en la que es la primera incursión de Carrió en el mundo de la ilustración infantil, para la que se embarcó en un 'proceso intuitivo en el que buscar un nuevo lenguaje expresivo'.

Porque Carrió, dedicado al diseño gráfico y editorial desde su estudio Carrió/Sánchez/Lacasta -con el que se ha encargado de crear el cartel de esta edición de la Feria del Libro- y premiado en 2002 por la Asociación Española de Profesionales del Diseño (AEPD), compagina su labor profesional con la de artista plástico, a la que se dedica por 'puro placer'.

En su obra artística utiliza objetos encontrados a los que les da 'otra lectura', siendo algunos de los materiales más habituales 'trozos de madera de pasado desconocido' encontrados en la playa, que se le antojaron 'perfectos para construir el relato visual de esta historia', aseguró Carrió.

terraActualidad.es


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:54 a. m. | Permalink |


0 Comments: