lunes, 9 de julio de 2007
Los 2.500 euros por cada hijo se cobrarán a los 15 días del parto



El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales quiere que transcurra poco tiempo entre el nacimiento o adopción de un niño y el cobro por parte de la familia de esa ayuda de 2.500 euros anunciada el martes a bombo y platillo por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante el debate sobre el estado de la nación en el Congreso de los Diputados. Muy poco tiempo. "Mi idea es que en los 15 días siguientes al alumbramiento o la adopción, pueda percibirse la ayuda", dijo ayer el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, en Catalunya Ràdio.

Pero Caldera no fue tan concreto escasos momentos después, ya en los pasillos parlamentarios. "Lo importante es que el ciudadano reciba los 2.500 euros. Lo haremos de un modo ágil, de manera que el ciudadano, cuando salga del hospital con su hijo, pueda tener la transferencia o el cheque en muy pocos días". Se tratará, por tanto, de un pago único, con efectos retroactivos hasta las cero horas del 3 de julio, es decir, que solo las familias con hijos nacidos o adoptados a partir de ese momento tendrán derecho a ella, pero todavía quedan algunos flecos por atar. Habrá que esperar hasta el viernes de la próxima semana, día en el que el Consejo de Ministros aprobará la medida a través de un real decreto ley que, posteriormente, será enviado al Congreso para su convalidación. La ayuda, en todo caso, tendrá un carácter no tributable. Son 2.500 euros netos.

Esta agilidad en el trámite viene determinada por la escasa documentación que habrá que presentar para hacerse acreedor de unas bonificaciones con las que se pretende fomentar la natalidad. En el caso de que la madre sea española, bastará con el certificado de nacimiento o de adopción. Si es extranjera, habrá que sumar el permiso de residencia en España. Los formularios para solicitar la ayuda estarán disponibles en la red de oficinas estatales, aunque Caldera explicó que su departamento pretende llegar a un acuerdo para que los hospitales también cuenten con estos impresos.

UNIVERSALIDAD

En total, estimó la secretaria de Estado de Servicios Sociales, Amparo Valcarce, las ayudas tendrán entre 300.000 y 400.000 beneficiarios en su primer año. En el 2006, según las cifras del Instituto Nacional de Estadística, hubo en España 480.000 nacimientos y unas 5.500 adopciones. Esta ayuda tienen un carácter universal, es decir, que cualquier familia puede percibirla independientemente de lo rica o pobre que sea. "Se trata de primar la natalidad, que es un problema grave en España, no de evaluar el nivel de renta --sostuvo un portavoz del Ministerio de Trabajo--. Es como la sanidad pública, a la que todos tienen acceso".

Pero en este departamento hay una incógnita sobre el alcance de la ayuda: más allá de los nacimientos y adopciones, ¿qué ocurre con los casos de acogimiento? "Tenemos que discutirlo con el Ministerio de Economía --explicó Caldera--, pero creemos que es posible que se extienda a estos supuestos". Aún así, según explicaron ayer fuentes del departamento de Trabajo, la cuestión plantea un problema de orden jurídico. En muchos de estos casos, la patria potestad continúa recayendo sobre los padres biológicos del menor, en lugar de sobre los acogedores, así que, ¿quién habría de percibir las bonificaciones? "Tenemos que encontrar una solución", dijeron las mismas fuentes.

Juan Ruiz Sierra
ElPeriodico.com



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:19 a. m. | Permalink |


0 Comments: