jueves, 20 de diciembre de 2007
Acerca de la Nueva Ley de Adopción Internacional



Aunque el proyecto de Ley de Adopciones Internacionales es evidentemente 'mejorable', supone 'un buen punto de partida' porque, por primera vez, se regulan 'absolutamente todos los supuestos' que se pueden dar en un proceso de adopción

Esta es la principal conclusión de la jornada 'Adopción: seguridad jurídica e interés superior del menor', organizada por el Congreso de los Diputados y la Fundación Aequitas y en la que intervinieron numeros expertos de todos los ámbitos relacionados con las adopciones.

Principalmente, el proyecto de ley, aprobado por el Gobierno el pasado junio, preserva el interés de los menores, permite que los niños conozcan datos sobre sus padres biológicos al alcanzar la mayoría de edad, y garantiza que las adopciones sean válidas en el país de origen del niño adoptado.

Además, la norma prohíbe tramitar adopciones en países en conflicto bélico o inmersos en un desastre natural, o cuando no se den las garantías adecuadas.

Para el director de la jornada y diputado del PP, Jesús López-Medel Báscones, la ley -actualmente en trámite parlamentario-

es 'evidentemente mejorable' pero también 'un buen punto de partida para dar un mejor tratamiento a algunos aspectos concretos de las adopciones'.

No obstante, subrayó López-Medel, la norma es positiva y por eso 'confío en que el sentido común, la responsabilidad y el interés general primen sobre los intereses partidistas' en la tramitación de esta norma.

La adjunta primera del Defensor del Pueblo, María Luisa Cava de Llano, subrayó que lo más importante es asegurar la protección de los menores y, desde ese punto de vista, opinó, esta ley contiene grandes avances, algo 'muy importante' en un país que encabeza el ránking mundial de adopciones.

En su opinión, la norma debería incidir más en la necesidad de que las ECAI (Entidades Colaboradoras de Adopción Internacional) asesoren a las familias y les ayuden en las gestiones y procesos de adopción en el extranjero.

Explicó que en los procesos de adopción, las quejas más comunes que llegan al Defensor se refieren a las demoras del certificado de idoneidad necesario para adoptar a un menor y que, en algunas autonomías 'superan ampliamente el plazo establecido de seis meses'.

Para la directora general de registros y del notariado y catedrática de Derecho Internacional Privado, Pilar Blanco-Morales Limones, lo más destacable del proyecto es que 'lo que antes estaba regulado en un apartado de un artículo del Código Civil, ahora tendrá casi veinte artículos'.

Desde ahora, todos los detalles y supuestos estarán recogidos en la ley de una manera exhaustiva, incluso situaciones que pueden parecer raras pero que la experiencia nos ha demostrado que pueden darse ,como la adopción de niños españoles desde el extranjero.

El subsecretario de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Luis Calvo Merino, recordó que España, con 4.472 adopciones en 2006, es el primer país europeo en número de adopciones y el segundo del mundo, tras los Estados Unidos.


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 12:11 p. m. | Permalink |


0 Comments: