martes, 4 de diciembre de 2007
El Rey aboga por promover el comercio y la inversión entre España y Filipinas




El Rey Juan Carlos abogó hoy por promover el comercio y la inversión entre España y Filipinas para crear 'las condiciones propicias' para que las empresas de ambos países se conozcan 'más y trabajen conjuntamente' con el objetivo de crear riqueza y bienestar en beneficio mutuo.

Durante el brindis de la cena de gala ofrecida por los Reyes en honor de la presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo, el monarca aseguró confiar en que esta visita de Estado sirva para 'avanzar en nuestra común voluntad de ahondar nuestras relaciones bilaterales para situarlas al nivel que corresponde a la profunda amistad que liga a nuestros dos pueblos'.

Don Juan Carlos resaltó durante su discurso que Filipinas 'abrió el camino de la democracia en Asia' hace ya más de sesenta años al instaurar 'un modelo de convivencia basado en la justicia y la libertad, así como en el reconocimiento y respeto de los derechos humanos'.

En este sentido, el Rey abogó por 'profundizar en la construcción de la convivencia democrática y en la consolidación de estructuras de participación que incluyan a todos los ciudadanos sin distinción', algo que el monarca consideró 'el gran reto de nuestro tiempo'.

En la misma línea, Su Majestad recordó la 'satisfacción' que produjo la abolición de la pena de muerte aprobada por Filipinas el pasado año, una medida con la que este país 'volvió a situarse el año pasado en vanguardia de las libertades y de la defensa de los derechos humanos'.

Precisamente, la presidenta de Filipinas recibirá mañana la medalla de oro de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid) por esta medida. 'La comunidad internacional y España, en particular, aplaudieron y agradecieron esta decisión', agregó el monarca.

Tras destacar los lazos culturales que unen a ambos países, Don Juan Carlos reiteró el 'firme compromiso de España' de colaborar con el mayor bienestar y progreso de Filipinas. 'Vuestro país ha sido y seguirá siendo objeto de especial atención por parte de la Cooperación Española en Asia. Nuestro objetivo es contribuir a reducir la pobreza y a mejorar la calidad de vida y trabajo de los filipinos, canalizando así la solidaridad de la sociedad española hacia el desarrollo de un pueblo al que nos sentimos tan unidos', concluyó el Rey.


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:28 a. m. | Permalink |


0 Comments: